William Martin

De Wiki Pseudociencias

El comandante William Martin (29 de marzo de 1907-24 de abril de 1943) fue un experto en el empleo de navíos de desembarco que laboraba para los Aliados durante la Segunda Guerra Mundial, en 1943. Mientras volaba por la costa de España, una mala maniobra del avión, en conjunto con las fuertes corrientes de aire, derivó en su caída al mar. Martin falleció ahogado. Espías y operarios alemanes, que abundaban en el lugar, recataron el cadáver, que transportaba estrategias de invasión en un maletín encadenado a su muñeca.

La realidad es que, aunque el cadáver era real, William Martin nunca existió.

Explicación

Una de los más exitosas misiones de engaño vino en la víspera de la invasión aliada del sur de Europa en 1943. Es la historia del hombre que nunca fue.

Los aliados querían que Hitler creyera que iban a invadir descendiendo en las islas de Cerdeña y Peloponeso, no en Sicilia como se había planeado. Cualquier artimaña capaz de hacer creer a los alemanes que habrían dos invasiones, a 1,287.48 km de distancia, tenía que ser impresionante. Los británicos decidieron que un hombre muerto llevaría el mensaje falso, y apodaron el plan Operation Mincemeat (Operación Carne Picada). El cadáver sería lanzado al mar y, si todo iba bien, el cuerpo se recuperaría y se revelarían sus falsos secretos.

Para ayudar a garantizar el éxito del plan, se prestó una atención escrupulosa a los detalles. El cuerpo perfecto tenía que verse como si hubiera estado en un accidente aéreo y luego se hubiera ahogado. Después de una búsqueda exhaustiva, se descubrió y reclutó el cadáver de un hombre que había muerto por exposición y neumonía. Los pulmones ya estaban llenos de líquido. Con el cuerpo almacenado en frío, los operarios idearon un nombre, servicio y rango para él. Él iba a ser de ahora en adelante el Mayor William Martin. Sin embargo, no pudieron usar una fotografía del cadáver para una tarjeta de identidad falsa. La situación se salvó cuando un oficial que se parecía al hombre muerto posó para la foto.

Charles Cholmondeley y Ewen Montagu crearon toda una historia para el comandante Martin: Su fecha de nacimiento fue en marzo de 1907, en Cardiff, Gales. Hijo de John y Antonia Martin (fallecida). Su novia se llamaba Pam. Las ropas del cadáver estaban llenas de objetos cotidianos, boletos de teatro, una invitación a un club nocturno de Londres, el aviso de una cuenta bancaria sobregirada, una foto de su prometida, cartas de amor y una carta malhumorada de su padre quejándose del racionamiento del combustible.

Lord Louis Mountbatten añadió un toque propio para explicar por qué un oficial relativamente joven tendría en su poder documentos de invasión tan importantes. Escribió una carta personal al comandante británico en el Mediterráneo que decía que el comandante Martin era un experto en el empleo de naves de desembarco. "Al principio es bastante tímido", escribió Mountbatten en la misiva falsa, "pero realmente sabe lo que hace... Déjame tenerlo de regreso, por favor, tan pronto como termine el asalto".

Todo estaba ahora listo. Después de que los conspiradores seleccionaron el lugar ideal en términos de vientos y mareas, se lanzó al "comandante Martin". El plan fue un éxito evidente. Después de que el cadáver del comandante había sido recuperado, sus efectos personales fueron enviados de regreso a Londres y el análisis científico indicó que las cartas secretas habían sido abiertas y cuidadosamente selladas. Mientras conversaba con el presidente Roosevelt en Washington, el primer ministro británico Winston Churchill recibió un mensaje sucinto: "la carne picada fue tragada entera". El éxito de la empresa se hizo evidente varias semanas más tarde cuando las fuerzas aliadas encontraron poca resistencia en Sicilia. El enemigo se había movido a otro lugar.

Hasta el día de hoy, la verdadera identidad del héroe muerto de la operación nunca había sido revelada; sin embargo, en Huelva, España, en el Cementerio de la Soledad se encuentra la lápida de una tumba en la que está escrito el nombre Glyndwr Michael que representó a William Martin.