Wilhelm Reich

De Wiki Pseudociencias


Wilhelm Reich
Información Biográfica
País
Imperio Astro Húngaro
Lugar

Dobrzanica, Galitzia

F. de Nacimiento

24 de marzo de 1897

Fallecimiento

3 de noviembre de 1957

Información Personal
Ocupación

Médico, inventor y charlatán anticientífico

Wilhelm Reich fue un sexólogo, psicoanalista y biólogo austriaco. También fue inventor y postulador de la pseudoteoría del orgón, de donde derivó otra pseudociencia: la terapia orgónica. Fue también psiquiatra y miembro de la Sociedad Psicoanalítica de Viena, siendo inicialmente discípulo de Freud. Sin embargo, sus teorías se independizaron más tarde del psicoanálisis institucional. De sus estudios de Freud, los puntos que más le interesaron fueron el inconsciente, la neurosis y la libido.

Antecedentes

El trabajo de Reich está ciertamente lleno de contradicciones y controversias. A veces, Reich se preguntaba si su vida era una revolución o pura locura, y daba suficientes razones a sus colegas y personas cercanas para expresar sospechas similares.

Cuando joven, William Reich comenzó a trabajar con Sigmund Freud en la década de 1920, aunque su teoría y sus métodos para el psicoanálisis no eran exclusivamente freudianos. El trabajo de Reich estaba arraigado en el debate del vitalismo del siglo XIX. Muchos vitalistas creían que la vida está guiada por una 'fuerza vital', no material, 'que no obedece a las mismas leyes que las fuerzas del reino no vivo, como el magnetismo, la luz, el calor, la electricidad, etc.'

Reich suele ser relacionado con dos proyectos extraordinarios. Uno de ellos fue la 'revolución sexual'. Reich acuñó este término en sus primeros trabajos al referirse a las prácticas del movimiento Sex-Pol para la liberación sexual en Alemania y Austria a finales de la década de 1920 y principios de la década de 1930, de la que fue un organizador clave.

Reich fue expulsado del partido comunista alemán, de la asociación psicoanalítica internacional y se estableció en Estados Unidos donde «descubrió» la energía «orgónica» u «orgonal», primero en los seres vivos aunque finalmente comprendió que se trataba de la fuerza responsable de la evolución del Universo, la gravedad, la vida y la energía liberada en los orgasmos. Desgraciadamente más tarde «descubrió» su lado oscuro, el «orgón mortal» o «dorgón».

En 1934, Reich fue invitado a enseñar en la Universidad de Oslo, donde pudo acceder a un laboratorio, y comenzó a experimentar para explorar la función bioeléctrica de la sexualidad y la ansiedad. En su trabajo Contacto psíquico y corriente vegetativa (1935), Reich indicó que había detectado el color azul o azul grisáceo de la energía orgónica: era visible en una película Kodachrome que Reich usó para documentar su experimento.

El orgón, también afirmó Reich, era medible con la ayuda de un electroscopio, un contador Geiger y el medidor de campo de energía Orgónica o simplemente, un orgonoscopio, que permitía la visualización de esta energía como patrones de onda, que hizo de esta energía la base del deseo sexual, 'visible, medible y aplicable' en una terapia.

En opinión de Reich, incluso el campo magnético de la Tierra era de naturaleza "orgónica". "La Tierra", especulaba Reich, "está rodeada por un campo de energía de orgón que aparentemente se extiende más allá de la atmósfera y sale al espacio".

El acumulador de orgones

En los Estados Unidos Reich está vinculado en la imaginación pública a un proyecto muy diferente: su máquina infame, el acumulador de orgones (o «cajas de orgón»), que diseñó a principios de los años 40, un dispositivo, según él, para mejorar la salud general, incluyendo la potencia sexual, el cáncer, e incluso para el control del clima.

El propósito de estas máquinas de Reich era 'reconectar' a los humanos restaurando su capacidad de estar completamente satisfechos durante las relaciones sexuales logrando una descarga libidinal completa, o un 'verdadero orgasmo'. La recuperación del cuerpo y la mente con la ayuda del acumulador de orgones parecía, para él, más efectivo que el lento cifrado psicoanalítico del inconsciente del paciente.

Las máquinas pasaron por muchas personas hasta que en 1956 la Food and Drug Administration de Estados Unidos las prohibió para que los enfermos no abandonaran sus tratamientos médicos. Reich siguió promocionandolas y acabó en la cárcel donde murió, «aparentemente» loco. Sin embargo, las creencias de Reich siguen en activo incluso entre profesores universitarios que se piensan son capaces de recorrer el mundo con «destructores y hacedores de lluvia».

Ni siquiera faltó el colofón de toda historia conspirativa, que aun ve una mano negra tras el encierro y muerte de Reich. Como dice una de las frases iniciales de la serie de televisión «X-files»: «El gobierno niega tener conocimiento». Todo toma ya tintes de nihilismo.

Después se convenció de que los platillos volantes («energía alfa» o «energía cósmica orgánica» en su nomenclatura) también funcionaban con esta energía, pero él era capaz de proteger a la Tierra gracias a un «destructor de nubes» que extraía esta energía de sus motores.

Sexo y política

Reich insistía en que la política y el sexo están relacionados, si no inseparables. También pensó que ambos están rotos ya que siempre decepcionan. Sugirió arreglarlos simultáneamente, ya que la única 'cura' para la falsa conciencia de las ideologías autoritarias que causan la represión sexual era una revolución.

Por ejemplo, el bloqueo de la energía sexual, pensaba Reich, estaba relacionado con las ideologías tradicionalistas y la moral autoritaria internalizada por el cuerpo con lo que causaba síntomas neuróticos.[1]

Los biones

El 15 de enero de 1939, Reich documentó el "descubrimiento" de los biones (de bios= vida), unas pequeñas "vesículas microscópicas", del tamaño de bacterias que encontró tras la desintegración de plantas y tejidos animales, así como producidas por mezclas químicas de ciertos tipos”. Este fue el descubrimiento que necesitaba para su teoría biológica de la neurosis. Y así lo hizo. Afirmó que los biones exhibían propiedades realistas como pulsación interna, crecimiento, división y carga eléctrica. Los críticos de Reich luego afirmarían que Reich creía que había "creado vida.

El escritor estadounidense, psicoterapeuta y estudiante de Reich, Myron Sharaf señaló que “esta versión sugiere que Reich alegó que había desarrollado algún tipo de vida artificial, como hizo el personaje de la literatura el Dr. Frankenstein. La posición de Reich era... que había logrado revelar experimentalmente el proceso de desarrollo de la vida que ocurría continuamente en la naturaleza".[2]

Referencias y ligas externas

(Nota de la administración) Algunas ligas podrían estar rotas o algunos videos pueden haber sido eliminados.

  1. Svitlana Matviyenko (May, 2019) «Wilhelm Reich's machines of sexual revolution». Vía: sciencedirect.com. Emotion, Space and Society, 1755-4586; doi: 10.1016/j.emospa.2018.09.003
  2. Myron Sharaf (1983) «Fury on earth: A biography of Wilhelm Reich». Vía: Google Académico. St Martin's Press/Marek New York
P
Charlatanes típicos
Alejandro G. EnríquezAlejandro Segebre SalcedoAmy YaskoAndreas KalckerAndrew SchlaflyAndrew WakefieldÁngel Escudero JuanÁngel Lara García Angela DowdenAntonio Acha MartínArthur KrigsmanArturo Solís HerreraBracoChinda BrandolinoDaryl BemDelores KriegerDiana Álvarez MauryDoctor DencilElisabeth DavenasEric DollardErich von DänikenEulogio de la TorreFelipe Ruiz EspinozaFrancisco FornellGabriel GaviñaGabriel Ruiz GarcíaGeorge PsalmanazarGeorge VithoulkasGermán de ArgumosaGermán Peidro MartínezGregorio PlaceresGuillermo GonzálezGuy CogginsHance LimboroHans Kristian KotlarHarry OldfieldHéctor TariccoHulda ClarkIsaac GoizJacques BenvenisteJim HumbleJoan Miquel ViadéJosé Rafael EstradaJoseph NicolosiJozef RulofLaura LecarosLeonardo Delgado ArizaLeonardo StembergM. A. RajalakshmiMaduike EzeibeManto Tshabalala-MsimangMarcín AtramMariam Al-SohelMark GeierMartha RogersMarvin HerndonMarvin S. AntelmanMasaru EmotoMatthias RathMaurice BucailleMichael BeheMichael van StratenMumbi SerakiNancy Ann TappeOlga KovekhÓliver IbáñezPatricia GoodsonPatricia PullingPatrick HolfordPeter JosephPeter KolosimoPhillip E. JohnsonRyke Geerd HamerRobert O. YoungSamuel HahnemannShinichi FujimuraTinus SmitsTracy MilanovichTullio SimonciniVandana ShivaVianna StibalWilson Bryan KeyZecharia Sitchin
Charlatanes mediáticos
Alexander BackmanAlex JonesAna Luisa CidAndrew WeilAnita SarkeesianAntonio VázquezBarbara Loe FisherCarlos TrejoClaudia LizaldiColleen HuberDavid MathesonDavid MeadeDeepak ChopraEllen GreveEmilio CarrilloEnric CerquedaEnric CorberaEnric MarcoEric DubayGerhard HanswilleGillian McKeithGiorgio A. TsoukalosGisela BarretoGraciela VarelaGuillermo WoodGwyneth PaltrowIgnacio Fornés OlmoIru LanducciJaime MaussanJaime RodríguezJames Lyons-WeilerJames Van PraaghJasmuheen (Ellen Greve)Jillian Mai ThiJomandaJose Luis CamachoJoseph MercolaJ. J. BenítezJudy Zebra KnightKat KerrLarry CookLaura SchlessingerLua CatalàLynn AndrewsMaharishi Mahesh YogiMaría Rosario RowanMariló MonteroDr. OzMhoni videnteMichael D. MageeMizada MohamedPadme CastellanosPepe RamayáRafael TorresRavi DevganRay SantilliRhonda ByrneRodolfo GarridoRosy Flor PenicheSalfateStephanie MessengerSue WallaceSusan ClarkSuzanne HumphriesSylvia BrowneThelma MossTxumari AlfaroVictoria Knight-McDowellZuluan Orion
Charlatanes históricos
Albert AbramsAlbert KochAntoine PrioréArthur FordBartlett Joshua PalmerBilly MeierCarlos CastanedaCharles BerlitzCharles HapgoodClark StanleyDaniel David PalmerDeForest JarvisEd y Lorraine WarrenEdgar CayceEdward HineEleanor McBeanErnst Ferdinand RückertEva CarrièreFrancis LefebureFrançois De LoysFranz Joseph GallFranz MesmerGerolamo CardanoRoger de La FuÿeHugh Auchincloss BrownImmanuel VelikovskyJames VicaryJeane DixonJohn Harvey KelloggJohn WilsonKarel DrbalLas hermanas FoxLobsang RampaMaurice DorealMax GersonNathan KnorrPhineas QuimbyPrahlad JaniQuesalidReinhold VollRichard BrothersRichard S. ShaverRobert G. HeathSamuel RowbothamSathya Sai BabaSemen KorsakovSylvester GrahamTed SeriosTony AgpaoaTrofim LysenkoUri GellerVendyl JonesWalter SiegmeisterWilhelm LuxWilhelm ReichWilliam CharltonWilliam Griffith WilsonWilliam LillyZé Arigó