Tierra hueca

De Wiki Pseudociencia
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Artículos sobre
01-Anticiencia.jpg
pseudociencias

Las suposiciones sobre la Tierra hueca no comenzaron con los escritores de ciencia ficción y los teóricos OVNI en la década de 1950. Aunque los babilonios creyeron que la Tierra era hueca, fue el astrónomo británico Edmund Halley (1656-1742), más conocido por haber calculado la órbita de del cometa que lleva su nombre y que regresa al sistema solar cada setenta y seis años quien desvió su atención de lo celestial a favor de lo subterráneo. Él afirmó que la Tierra era hueca y poblada por humanos y bestias.

La pseudoteoría de la Tierra hueca de Halley se basaba en el hecho de que el campo magnético de la Tierra varía con el tiempo. Halley sugirió que había varios campos magnéticos, uno de los cuales emanaba de una esfera dentro de la tierra. Halley finalmente desarrolló la idea de que había cuatro esferas huecas concéntricas dentro de la tierra. Halley creía que la tierra interna estaba poblada de vida y tenía una atmósfera luminosa. La aurora boreal, concluyó, es en realidad una emanación de gases radiantes que escapan de la tierra a través de capas delgadas de corteza en los polos.

Tal vez el defensor más entusiasta de la idea de la Tierra hueca fue John Cleves Symmes, quien nació en 1780 en Nueva Jersey. Symmes se sumergió en libros sobre ciencias naturales y hacia 1818 estaba publicitando su versión de la Tierra hueca, que tenía esferas concéntricas y recibía luz y calor del sol a través de grandes agujeros en la superficie del planeta en cada uno de los polos. Symmes pudo impresionar a dos hombres influyentes que llevarían su causa más allá.

James McBride, un adinerado de Ohio, escribió artículos que apoyaban la versión concéntrica de las esferas de la Tierra hueca. Presionó a un senador estadounidense de Kentucky, Richard M. Johnson, en tiempos de la presidencia de Martin Van Buren, para respaldar un proyecto de ley que financiara una expedición propuesta para explorar rutas comerciales en el hemisferio sur (donde McBride esperaba que la expedición continuara al polo abierto). En 1828, el presidente John Quincy Adams indicó que aprobaría los fondos para la expedición. Sin embargo, cuando Adams dejó el cargo en 1829, su sucesor, Andrew Jackson, sofocó una ley que financiaba tal expedición.

niframe

Symmes murió en 1829, pero su causa fue continuada por Jeremiah Reynolds, un editor del periódico de Ohio. Después de no conseguir fondos gubernamentales para la expedición en 1829, Reynolds se unió a un equipo que navegaba hacia los Mares del Sur para cazar focas, pero siete años más tarde, en 1836, ayudó a renovar los esfuerzos para financiar una expedición al hemisferio sur. Reynolds habló ante el Congreso, enfatizando la gloria nacional que acompañaría los descubrimientos científicos y la expansión de las relaciones exteriores, pero se volvió tan impaciente con la planificación metódica y una serie de retrasos que fue despedido del grupo.

Lo que se conoció como la expedición de Wilkes, llamada así por su comandante, Charles Wilkes, zarpó en 1838. Cuando la expedición se completó en 1842, Wilkes y sus hombres efectivamente mapearon una masa de tierra donde Symmes había imaginado un gran agujero en la tierra. El séptimo continente del mundo, la Antártida, fue reconocido oficialmente por primera vez.

El trabajo de ficción más largo de Allan Poe, "Arthur Gordon Pym" (1835), narraba la historia de una tierra ubicada en el centro de nuestro planeta, ingresada por un agujero en el Polo Sur. Tan convincentemente Poe tejió su narrativa que el gran editor Horace Greeley sobriamente apoyó la aventura de Pym como un recuento de hechos verdaderos.

En 1864, el novelista Julio Verne publicó Viaje al Centro de la Tierra, en el que los personajes ingresan al interior de la tierra a través de la chimenea de un volcán inactivo en Islandia. En 1873, The Coming Race, una novela del ocultista Edward Bulwer-Lytton, fue ambientada en el interior de la tierra, donde florecía una avanzada civilización de gigantes.

En 1913, incluso después de que se había alcanzado el Polo Norte, Marshall Gardner publicó Un viaje al interior de la Tierra o ¿se han descubierto realmente los polos?, que afirmaba que muchas criaturas que se creían extintas aún prosperaban dentro de la tierra. Gardner teorizó que el interior se calentó con materiales que aún giraban desde la creación del planeta. Ese mismo año, William Reed publicó The Phantom of the Poles, en el que promovió la idea de que un barco puede viajar desde la tierra exterior a la tierra interior. Afirmó que algunos marineros ya habían pasado a la tierra interior sin saberlo. La gravedad los había llevado al lado interior, donde un sol interior de 965.61 km de diámetro continuaba manteniéndolos calientes, como lo había hecho el sol exterior.

Una de las variaciones más interesantes sobre la pseudoteoría de la Tierra hueca a fines del siglo XIX fue propuesta por Cyrus Reed Teed, quien afirmó que una civilización habitaba la superficie interna cóncava del planeta. Teed hizo una religión de sus teorías y cambió su nombre a Koresh, el equivalente hebreo de su nombre de pila, Cyrus. Como mesías de Koreshanity, formó una iglesia, fundó una revista (la Flaming Cross, que continuó publicándose regularmente en la década de 1940) y fundó una comunidad en un tramo de trescientas acres en Florida, en 1894. Vivió allí con aproximadamente 250 seguidores hasta 1908. Sobre su muerte, sus seguidores esperaron que él se levantara otra vez, como él había profetizado. Después de cuatro días, los oficiales de salud aparecieron en la escena y ordenaron el entierro del apestoso cadáver.

Los entusiastas de la Tierra hueca siguen creyendo. La falsa teoría de la tierra cóncava de Teed, por ejemplo, fue probada durante la Segunda Guerra Mundial por un científico nazi. Apuntó una cámara en un ángulo de 45 grados hacia el cielo desde una isla en el Mar Báltico, con la esperanza de captar una imagen de una flota británica al otro lado de la tierra cóncava. El experimento no tuvo éxito.

Aunque esta expedición se inició en un momento en que el Tercer Reich estaba aplicando el máximo esfuerzo en la lucha contra los Aliados y difícilmente podía despilfarrar recursos militares, Hitler había respaldado con entusiasmo el proyecto. Como miembro de numerosas sociedades ocultistas, como Thule y Vril, el Führer creía que los antiguos maestros se habían retirado a la tierra interior y habían creado una nueva Atlántida en cuevas subterráneas. Un elemento importante en estas sociedades ocultas era la creencia de que, de vez en cuando, estos superhombres emergían del reino subterráneo para caminar entre la humanidad. El deseo frenético de Hitler de criar una raza maestra en Alemania se inspiró en su obsesiva esperanza de que la gente del Tercer Reich fuera elegida por encima de todas las demás para interactuar con los superhombres subterráneos en la mutación de una nueva especie de héroes, semidioses y hombres divinos.

En su libro Morning of the Magicians, los autores Louis Pauwels y Jacques Bergier citan a uno de los confidentes del Führer, Hermann Rauschning, gobernador de Danzig durante el Tercer Reich, quien repitió una conversación que tuvo con Hitler sobre su desesperado plan de ser digno de unirse con las nuevas mutaciones humanas que los maestros estaban creando en su reino subterráneo: "¡El nuevo hombre está viviendo entre nosotros ahora!", dijo Hitler, hablando en lo que Rauschning recordaba como una especie de éxtasis. "¡Él está aquí! ¿No es suficiente para ti? Te contaré un secreto. He visto al hombre nuevo. Él es intrépido y cruel. Y le tuve miedo". Rauschning continuó afirmando que una persona muy cercana a Hitler le dijo que el Führer a menudo se despertaba en la noche gritando y convulsionando. El dictador asustado gritaba que alguien había venido por él, que estaba parado en la esquina de la habitación, que había salido de su reino del inframundo para invadir la habitación del führer.[1]

La tierra hueca también aparece en el mundo de las historietas como Tierra Salvaje de Marvel Comics y Skartaris de DC comics

Bibliografía

  • Beckley, Timothy Green (1993) «The Smoky God and Other Inner Earth Mysteries». New Brunswick, NJ: Inner Light
  • Bernard, Raymond (1964) «The Hollow Earth». Mokelumne Hill, CA: Health Research.
  • Gordon, Stuart (1993) «The Encyclopedia of Myths and Legends». London: Headline.
  • Michell, John (1984) «Eccentric Lives and Peculiar Notions». San Diego: Harcourt Brace Jovanovich.

Referencias y ligas externas

(Nota de la administración) Algunas ligas podrían estar rotas o algunos videos pueden haber sido eliminados.

  1. Brad Steiger & Sherry Steiger (2012) «Conspiracies and Secret Societies: The complete dossier». Edit: HPB Monroeville. ISBN 9781578593682.


P Pseudociencias
Pseudociencias   AcupunturaAcupuntura líquidaAgricultura biodinámicaAgrohomeopatíaAlquimiaAstrologíaBaraminologíaBioenergíaBiorritmoBucailleísmoChakraCiencia de los seres humanos unitariosCienciologíaComunicación facilitadaCriptozoologíaDetección de mentiras por polígrafoDianéticaDieta macrobióticaEfecto MaharishiEnergía pseudocientíficaEspiritismoEterometríaFeng ShuiFosfenismoFrenologíaGeopatíaGrafologíaHomeografíaHomeopatíaHomeopatía unicistaHomeopatía veterinariaHomeoprofilaxisHomeosiniatríaHomeospagyriaHomeotoxicologíaKarmaKinesiología aplicadaKoreshanityLey de HeringMedicina antroposóficaMedicina ayurvédicaMedicina holísticaMedicina integrativaMeditación trascendentalMemoria del aguaMesmerismoMorfopsicologíaNumerologíaOsteopatíaParapsicologíaPrecogniciónProgramación neurolingüísticaPseudoarqueologíaPsicoanálisisPsicoquinesisQuirologíaQuiromanciaQuiropraxiaRadiestesiaReencarnaciónRespiracionismoSensibilidad química múltipleSincronicidadSíndrome de Dirk HamerSíndrome post abortoTarotTelepatíaTelequinesiaTeologíaTerapia del espacioTest de RorschachUfología
Véase también   Agua polimerizadaArgumento cosmológico del KalāmAuraBaraja ZenerCámara KirlianComplejidad irreducibleCreacionismoCharlataneríaCreacionismo de la Tierra JovenDoshaExperiencia cercana a la muerteFrecuencia 432 HzFrecuencia 440 HzInfluencia lunarInteligencia innataLenguaje corporal (mito)Ley de la atracciónNegacionismo científicoPensamiento positivo y cáncerRayos ERayos NSudario de TurínSelección sobrenaturalSentido azulTerapia del campo del pensamientoTierra huecaTierra plana