Terapia con veneno de abeja

De Wiki Pseudociencias

Pseudoterapias
Bad Pharma Logo.png
en medicina

También conocida como Bong-Chim, la terapia de picadura de abejas vivas, se usa para el tratamiento de la neuralgia crónica recalcitrante, artralgias y dermatitis en la medicina tradicional coreana. La terapia con picadura de abeja viva implica la inyección directa del aguijón de la abeja en la lesión. La terapia con aguijones de abejas deja intencionalmente el saco de veneno en el tejido con supuestos fines terapéuticos. Por esta razón, se han observado diversas reacciones clínicas, desde la dermatitis leve por picadura de abeja hasta la anafilaxia grave. Sin embargo, es difícil diagnosticar las reacciones de cuerpos extraños inducidas por las picaduras de abejas debido a los cambios clínicos inespecíficos y similares a neoplasias y a la falta de características diagnósticas histopatológicas definidas, excepto por el granuloma de cuerpo extraño. Aunque se reportaron varios casos de reacciones de cuerpo extraño inducidas por la picadura de abeja, no se ha reportado la identificación del aguijón de la abeja en las muestras de biopsia.[1]

La mal llamada Terapia del Veneno de Abeja (o BVT por sus siglas en inglés) es la aplicación "terapéutica" del veneno de abeja melífera a través de picaduras de abejas vivas para "brindar alivio y curación" para varias dolencias y problemas como la artritis, la bursitis, tendinitis, enfermedad de Lyme, esclerosis múltiple, dolencias espinales, articulares o musculoesqueléticas, y un montón más de enfermedades. De hecho, se enumeran unas 35 enfermedades como mínimo que se dice que se pueden curar con este método.[2]

Por supuesto, para las personas que son alérgicas a las picaduras de abeja, este "tratamiento" puede ser fácilmente fatal; y para el resto, equivale un poco más de lo que en realidad llamamos "extracción de billetera a cambio de un nada despreciable dolor".

No se ha encontrado ninguna investigación que apoye algún uso terapéutico para el veneno de la abeja melífera, excepto en vacunas contra la alergia para personas que están en riesgo de morir a causa de picaduras de abeja.[3]

Las dosis calibradas se administran con cuidado (mucho menos de lo que se obtendría de una picadura real), y esto puede conferir una tolerancia al alergeno. Pero incluso esto no está garantizado.

El uso del veneno de abeja como terapia alternativa tiene todas las señales de ser solo una excusa más para los charlatanes sin experiencia médica para cobrar por algún truco inútil que puede disfrazarse como una terapia médica. Pero este es un caso en el que puede garantizarse que si le das tu dinero a una de estas personas, te picarán.[4]

La terapia de veneno de abeja es una forma bien conocida de medicina alternativa y complementaria. Existe la creencia de que el antiguo Egipto, Grecia y China habían aplicado TVA para pacientes con reumatismo. Todavía se practica en Oriente Medio y otras partes de Asia. En esta supuesta terapia se aprovechan los puntos de acupuntura para inyectar el veneno de abeja en el cuerpo ya sea por picadura directa con el aguijón o por inyección diluida.

No existe evidencia significativa que respalde la efectividad de la TVA, pero se han realizado y se están realizando varios ensayos para respaldar su uso. Se han reportado muchas complicaciones debida a picaduras de abejas en la literatura médica. Se afirma que estas son inducidas principalmente por los componentes activos del veneno de abeja. Se pueden agrupar estas complicaciones según el sistema afectado: hematológico, renal, hepático, cardiovascular, musculoesquelético, sistema nervioso central y fallo multiorgánico. El más llamativo de estos son las reacciones anafilácticas que pueden ser potencialmente mortales. Estas complicaciones incluyen tres reportes de casos de trombocitopenia.[5]

Para conocer más, véanse los siguientes artículos relacionados

Otras falsas terapias


Referencias y ligas externas

(Nota de la administración) Algunas ligas podrían estar rotas o algunos videos pueden haber sido eliminados.

  1. Sun Young Moon, Weon Ju Lee, Seok‐Jong Lee, Do Won Kim y Yong Hyun Jang (2016) «Pathological evidence of foreign body reaction induced by bee sting therapy».
  2. «Bee Well Therapy | Bee Venom Therapy (Apitherapy) | Traveling Bee Venom Therapist». Bee Well Therapy (en inglés estadounidense).
  3. M, Guzmán; Antonieta, María; Salinas L, Jessica; Toche P, Paola; M, Marinovic; Angélica, María; O, Gallardo; María, Ana (2007-2012).«Inmunoterapia con veneno de himenópteros: presentación de diez casos clínicos». Revista médica de chile 135 (12): 1566-1571. ISSN 0034-9887. doi:10.4067/S0034-98872007001200010. Consultado el 2018-06-28.
  4. Dunning, Brian. «Student Questions: The Montauk Monster and Bee Sting Therapy». 3 de Noviembre de 2009. Skeptoid Podcast #178.
  5. Mohammad Adel Abdulsalam, Bader Esmael Ebrahim y Ahmad Jasem Abdulsalam (2016) «Immune thrombocytopenia after bee venom therapy: a case report».