Técnica kalam

De Wiki Pseudociencias

Pseudoterapias
Bad Pharma Logo.png
en medicina

La técnica kalam es una supuesta terapia de 3500 años de antigüedad, descubierta y promovida por un médico de nombre Víctor Hugo Hernández Bucio. En algunos lugares se le conoce como TK emocional.

Según se afirma por quienes creen en esta manera de curar, sus inicios se remontan a tiempos anteriores a la conquista española, cuando la civilización de los mayas poseían los conocimientos para curar distintas enfermedades y afecciones por empatía. Ese conocimiento inspiró a otras etnias, entre ellas a la huasteca, autodenominada Téenek (que significa hombres), razón por la cual a esta supuesta forma de curar se le denominó también como "terapia téenek"; y su metodología y demás conocimientos se transmitieron de generación en generación hasta nuestros días.

Según sus defensores, esta técnica ha dado excelentes resultados en enfermedades tales como

  1. Demencia senil,
  2. Alzheimer,
  3. Diabetes
  4. Hipertensión
  5. Degeneración neuronal,
  6. Niños con parálisis cerebral infantil,
  7. Secuelas de embolia, hemiplejia, paraplejia,
  8. En dolores agudo y crónicos,
  9. Artritis y osteoartritis,
  10. Fibromialgias

También se aplica en

  1. Problemas orgánicos del sistema respiratorio y digestivo
  2. Problemas emocionales,
  3. Ansiedad,
  4. Depresión,
  5. Fobias.

Así mismo se afirma que es útil en

  1. Niños con déficit de atención, y con
  2. Autismo, hiperactivo,

No solo eso, para ayudar a curar a las personas, se emplea la herbolaria, pero se aplica en forma de microdosis neuroempaticas, una supuesta forma de administración de sustancias extraídas de la hierbas, pero también alópatas, por vía sublingual en dosis muy bajas y con un efecto en segundos. Según afirman, este novedoso modo de administración permite que no haya efectos secundario. No daña ni riñones ni hígado, no causa alergias.

Refutación

En primer lugar, esta falsa terapia es otro caso de un método curativo o paliativo promovido por alguien del que que uno confiaría que durante su preparación académica leyó literatura científica: desde química, bioquímica, diagnóstico, farmacología, etc. Así mismo, que está familiarizado con los estudios científicos y con el concepto de etiología.

Cualquier persona que haya estudiado un poco de ciencia sabe que uno no puede andar por la vida diciendo que descubrió una técnica milenaria para curar o paliar enfermedades sin un estudio que confirme tales hallazgos. Y lo que es peor, no puede andar por ahí tampoco promoviendo supuestos cursos para aprender tal técnica, ya que esto implica que quien lleve tal proceso debería saber diagnosticar y tratar enfermedades.

Cualquier médico sabe que existen enfermedades del que no se conoce qué las causa. Otras, aunque se conoce su origen, no se conoce una cura y solo se pueden aliviar los síntomas. Padecimientos como el autismo y el déficit de atención en niños no son curables. Algunas enfermedades tienen un componente genético, por lo que no existe una forma de curarla, a menos que las tales "microdosis neuroempáticas" tengan la capacidad de modificar el material genético de la persona.

Y aún asumiendo que lo que dice el médico Hernández Bucio fuera verdad, ¿dónde están publicados sus hallazgos? ¿Algún reporte de caso? Curar la fibromialgia, enfermedad que caracterizada por dolores musculares crónicos, fatiga y que es de origen desconocido, sería una hazaña digna del premio Nobel.

No existe nada que apoye esta pseudoterapia y Hernández pretende enseñarla para que se use de manera institucional porque, según él, se reducirán los costos médicos y los daños a corto y largo plazo.

Otras falsas terapias