Secretina y autismo

De Wiki Pseudociencias

Pseudoterapias
Bad Pharma Logo.png
en medicina

A finales de 1990, la secretina se puso de moda cuando una mujer llamada Victoria Beck dijo que había causado una notable mejoría en la adquisición del lenguaje de su hijo autista. Otros también afirmaron resultados notables.

Fue así que los investigadores del autismo decidieron poner a prueba tales declaraciones. Se dividieron a los niños en dos grupos; uno de ellos recibió la secretina intravenosa, la otra solución salina intravenosa. Ninguno de los padres supo que preparación habían recibido sus hijos. Los resultados fueron interesantes.

La mayoría de los padres del grupo de la secretina calificaron sus hijos como en mejora. Pero también lo hicieron los padres cuyos hijos habían recibido la solución salina. En otras palabras, los padres tenían un deseo tan fuerte de ver resultados buenos después de un costoso medicamento por vía intravenosa que creían que sus hijos estaban mejorando, independientemente de lo que habían recibido. Es difícil saber por qué esto era cierto. Tal vez los padres percibían mejoría en los niños, aunque no fuera verdad. O tal vez los padres se habían vuelto más atentos, lo que causaba que apreciaran diferencias sutiles que no habían visto antes. Cualquiera que sea la razón, el agua salada no trata el autismo. Quince estudios han demostrado ahora que la secretina no es mejor que un placebo para tratar el autismo.[1]

Hubsymbol.png
Este artículo es parte del Hub Artículos sobre el autismo
donde se encontrarán más artículos relacionados
con el tema.

La parte más sorprendente de la historia de la secretina fue lo que sucedió después. Cuando los padres se les dijo que las respuestas a la secretina y el agua salada eran indistinguibles, el 69 por ciento quería usar el fármaco, esto implicaba pagar miles de dólares y viajar cientos de kilómetros para obtener algo que ya sabían que no funcionó. Así de desesperados estaban.

Debido a que la medicina convencional no tenía nada mejor que ofrecer -aún no existen medicamentos que logren que el autismo se cure- los padres hipotecaban sus casas y cobraban las cuentas de jubilación para encontrar a alguien que pudiera prometerles esperanzas, aunque fuera falsas. Incluso a sabiendas de que eran falsas.[2]

Otras falsas terapias


Referencias y ligas externas

(Nota de la administración) Algunas ligas podrían estar rotas o algunos videos pueden haber sido eliminados.

  1. Williams K, Wray JA, Wheeler DM. (2012) Intravenous secretin for autism spectrum disorders (ASD). Cochrane Database of Systematic Reviews, Issue 4. Art. No.: CD003495. DOI: 10.1002/14651858.CD003495.pub3.
  2. Paul A. Offit (2013) Do You Believe in Magic? The Sense and Nonsense of Alternative Medicine. HarperCollins. ISBN 9780062223005