Síndrome post aborto

De Wiki Pseudociencia
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Artículos sobre
01-Anticiencia.jpg
pseudociencias

El Síndrome post aborto (SPA) es un supuesto trastorno que afecta tanto a la madre como al padre después de que la mujer haya sufrido un aborto, tanto natural como inducido. El aborto destruye el vínculo natural entre padres e hijos, quedando ambos con una sensación de vacío, lo que dificulta la relación de pareja. El asunto es que tal síndrome no existe.

Antecedentes

Este trastorno inexistente fue inventado por el charlatán y psicoterapéuta Vincent Rue. A principios de la década de 1980, Rue fue uno de los primeros en proponer un vínculo entre el aborto y ciertos problemas de salud mental, lo cual testificó ante el Congreso norteamericano.

De todos los mitos que rodean al aborto, la afirmación de que conduce a la depresión y al suicidio debe clasificarse como la más odiosa. Es un favorito permanente de los grupos antiaborto. Rue es un prolífico activista antiabortista que testificó ante el Congreso de los Estados Unidos en 1981 que había observado el síndrome de estrés postraumático en mujeres que se habían sometido a abortos. La afirmación rápidamente se transformó en la sugerencia ominosa y potente de que el aborto conduce al suicidio y la depresión. Sin embargo, a pesar de la ubicuidad de esta afirmación de los defensores contra el aborto, el SPA no es reconocido por los organismos de expertos relevantes. No aparece en el DSM-V (el manual de salud mental), y las organizaciones encargadas de la protección de la salud mental descartan el vínculo entre el aborto y los problemas de salud mental, incluida la Asociación Americana de Psicología, la Asociación Americana de Psiquiatría y el Colegio Real de Obstetras y Ginecólogos.

En 2009 apareció un estudio de la activista de Pro Vida Priscilla K. Coleman y con Rue como coautor, en los que afirmaban que habían demostrado que el aborto causaba una amplia gama de desórdenes de ansiedad (trastorno de pánico, ataques de pánico, trastorno de estrés postraumático, agorafobia), estado de ánimo (trastorno bipolar, manía, depresión mayor) y trastornos de abuso de sustancias (abuso y dependencia de alcohol y drogas) usando una muestra representativa de los Estados Unidos: la Encuesta de comorbilidad.[1]

De acuerdo con los defensores del SPA, en la madre se crea una situación de conflicto entre su papel de madre y el papel que desempeña en la destrucción de la vida de su niño no nacido. Generalmente, esta situación de conflicto se acompaña de la vivencia de un difícil desarrollo del duelo. No solo eso, sino que este síndrome puede sufrirlo cualquier persona, tanto hombres como mujeres, niños y ancianos que han perdido un bebé debido a un aborto.[2]

Refutación

El estudio de Coleman y Rue fue desacreditado por científicos reales. Julia Steinberg y Lawrence Finer publicaron un análisis en 2010 en la revista Social Science and Medicine que demostró que los hallazgos del estudio Coleman y Rue de 2009 no eran replicables.[3] El comentario del editor de la revista Journal of Psychiatric Research ahora respalda esa conclusión.[4]

El falso estudio de Coleman "no distinguió entre los resultados de salud mental que ocurrieron antes del aborto y los que ocurrieron después, pero aun así afirmó mostrar un vínculo causal entre el aborto y los trastornos mentales". En otras palabras, Coleman, Rue y sus coautores culparon al aborto por los problemas que ocurrieron antes del procedimiento.[5][6]

Cada análisis riguroso de datos ha concluido que el tal 'síndrome post aborto' no existe. A pesar de años de investigación, no hay evidencia de que exista el SPA. La hipótesis de que las mujeres que se someten a un aborto tienen peores resultados de salud mental que las que no lo hacen es una afirmación científica y se puede evaluar como tal. Un estudio reciente en Dinamarca registró la salud psicológica de 365,550 mujeres, incluidas 84,620 que habían tenido abortos. No encontraron ni un aumento en el daño psicológico ni un riesgo elevado de suicidio.

La Academy of Medical Royal Colleges (Academia de facultades reales de medicina), anunció en diciembre de 2011 que su revisión encontró que 'las tasas de problemas de salud mental para las mujeres con un embarazo no deseado fueron las mismas, ya sea que tuvieran un aborto o dieran a luz'. La Fuerza de Trabajo de la Asociación Americana de Psicología sobre Salud Mental y Aborto ya habían publicado lo mismo en 2008.[7]

Este hallazgo no es especialmente sorprendente, ya que las investigaciones anteriores encontraron que si una mujer no era ya depresiva, entonces 'el aborto electivo de un embarazo no deseado no representa un riesgo para la salud mental'. En un artículo para el Journal of the American Medical Association titulado El mito del síndrome de trauma por aborto, la Dra. Nada L. Stotland, psiquiatra estadounidense y la presidente número 135 de la Asociación Americana de Psiquiatría,[8] declaró elocuentemente la desconexión entre el mensaje de las organizaciones antiabortistas y la literatura revisada por pares sobre el tema: 'Actualmente, hay intentos activos de convencer al público y a las mujeres que consideran parar la gestación de que el aborto con frecuencia tiene consecuencias psiquiátricas negativas. Esta afirmación no está confirmada por la literatura: la gran mayoría de las mujeres tolera el aborto sin secuelas psiquiátricas”, una conclusión que se hizo eco en las revisiones sistemáticas.[9]

Pero a pesar de que la ciencia simplemente no apoya las afirmaciones de la brigada antiabortista, el mito persiste. En un movimiento relativamente reciente, algunos estados de la Unión Americana ahora requieren que los médicos adviertan a las mujeres que buscan un aborto sobre los peligros para su salud mental, a pesar de la falta total de justificación científica para hacerlo. En Dakota del Sur, una ley estatal de 2005 no solo ordenó esta perversión del consentimiento informado, sino que también agregó un puñado censurable de manipulación emocional al insistir en que se les dijera a las mujeres que están terminando 'un ser humano completo, separado, único y vivo'. La desagradable desconexión entre la mejor evidencia científica y las prácticas aplicadas por la legislación es preocupante, expresada con pesar por el instituto Guttmacher: "...los activistas contra el aborto pueden aprovechar el hecho de que el público en general y la mayoría de los responsables políticos no saben qué constituye una 'buena ciencia'... para defender sus posiciones, estos activistas a menudo citan estudios que tienen fallas metodológicas serias o sacan conclusiones inapropiadas de estudios más rigurosos".

Contrariamente a las afirmaciones de los activistas contra el aborto, la mayoría de las mujeres informaron sobre un alivio tras el aborto como su principal sentimiento, no depresión. La investigación también revela un corolario sutil pero importante; si bien las mujeres generalmente no sufren efectos a largo plazo en la salud mental relacionados con el aborto, la culpa y la tristeza a corto plazo eran mucho más probables si las mujeres provenían de un contexto en el que el aborto se veía negativamente o sus decisiones eran condenadas. Dado que esta es precisamente la actitud fomentada por los activistas contra el aborto, existe una oscura ironía cuando las organizaciones de este tipo aumentan el sufrimiento de las mismas mujeres a las que dicen ayudar.[10]

Para conocer más, véanse los siguientes artículos relacionados

Referencias y ligas externas

(Nota de la administración) Algunas ligas podrían estar rotas o algunos videos pueden haber sido eliminados.

  1. Priscilla K. Coleman, Catherine T. Coyle, Martha Shuping & Vincent M. Rue (May, 2009) «Induced abortion and anxiety, mood, and substance abuse disorders: Isolating the effects of abortion in the national comorbidity survey». Vía: Journal of Psychiatric Research. Volume 43, Issue 8, Pag 770-776 doi:10.1016/j.jpsychires.2008.10.009.
  2. Christian E. S. Ferrer & Verónica Bennett (Jun, 2003) «Síndrome del Post-Aborto (SPA)». Vía: psicopediahoy.com.
  3. Julia R. Steinberg & Lawrence B. Finer (Oct, 2010) «Examining the association of abortion history and current mental health: A reanalysis of the National Comorbidity Survey using a common-risk-factors model». doi:10.1016/j.socscimed.2010.10.006.
  4. Joerg Dreweke (Mar, 2012) «Study Purporting to Show Link Between Abortion and Mental Health Outcomes Decisively Debunked». Vía: guttmacher.org.
  5. Julia R. Steinberg & Lawrence B. Finer (Mar, 2012) «Coleman, Coyle, Shuping, and Rue make false statements and draw erroneous conclusions in analyses of abortion and mental health using the National Comorbidity Survey». doi:10.1016/j.jpsychires.2008.10.009.
  6. Irin Carmon (Jun, 2014) «Who is Vincent Rue?». Vía: msnbc.com.
  7. Irin Carmon (Jun, 2014) «Who is Vincent Rue?». Vía: msnbc.com.
  8. Este segmento del artículo Síndrome post aborto posee contenido traducido, adaptado o reeditado de Wikipedia en inglés, que porta una licencia Creative Commons. noframe
  9. Stotland, N. L. (Oct, 1992) «The Myth of the Abortion Trauma Syndrome». Vía: The Journal of the American Medical Association. doi:10.1001/jama.1992.03490150130038.
  10. David R. Grimes (Ago, 2015) «A scientist weighs up the five main anti-abortion arguments». Vía: theguardian.com.
P Pseudociencias
Pseudociencias   AcupunturaAcupuntura líquidaAgricultura biodinámicaAgrohomeopatíaAlquimiaAstrologíaBaraminologíaBioenergíaBiorritmoBucailleísmoChakraCiencia de los seres humanos unitariosCienciologíaComunicación facilitadaCriptozoologíaDetección de mentiras por polígrafoDianéticaDieta macrobióticaEfecto MaharishiEnergía pseudocientíficaEspiritismoEterometríaFeng ShuiFosfenismoFrenologíaGeopatíaGrafologíaHomeografíaHomeopatíaHomeopatía unicistaHomeopatía veterinariaHomeoprofilaxisHomeosiniatríaHomeospagyriaHomeotoxicologíaKarmaKinesiología aplicadaKoreshanityLey de HeringMedicina antroposóficaMedicina ayurvédicaMedicina holísticaMedicina integrativaMeditación trascendentalMemoria del aguaMesmerismoMorfopsicologíaNumerologíaOsteopatíaParapsicologíaPrecogniciónProgramación neurolingüísticaPseudoarqueologíaPsicoanálisisPsicoquinesisQuirologíaQuiromanciaQuiropraxiaRadiestesiaReencarnaciónRespiracionismoSensibilidad química múltipleSincronicidadSíndrome de Dirk HamerSíndrome post abortoTarotTelepatíaTelequinesiaTeologíaTerapia del espacioTest de RorschachUfología
Véase también   Agua polimerizadaArgumento cosmológico del KalāmAuraBaraja ZenerCámara KirlianComplejidad irreducibleCreacionismoCharlataneríaCreacionismo de la Tierra JovenDoshaExperiencia cercana a la muerteFrecuencia 432 HzFrecuencia 440 HzInfluencia lunarInteligencia innataLenguaje corporal (mito)Ley de la atracciónNegacionismo científicoPensamiento positivo y cáncerRayos ERayos NSudario de TurínSelección sobrenaturalSentido azulTerapia del campo del pensamientoTierra huecaTierra plana