Rosa Morillo

De Wiki Pseudociencia
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Víctimas de la pseudociencia
Rosa Morillo.jpg
Rosa Morillo

Rosa Morillo fue una economista que a los 41 años de edad se le detectó un cáncer maligno de mama y prefirió intentar curarse únicamente con homeopatía y otras pseudoterapias inútiles. La mujer rechazó los tratamientos convencionales de los especialistas y pasados unos meses sufrió un agravamiento de la enfermedad. El tumor cuadruplicó su tamaño.

Antecedentes

Morillo conocía la homeopatía y la estaba estudiando. De hecho, una ginecóloga colegiada le recomendó tratarse con esa misma pseudociencia.

En el transcurso de un año, la economista padecía de dolorosas metástasis en los huesos, piel y médula. Pidió se le retirara el bulto, pero no quiso se le aplicara quimioterapia. Siguió los consejos de un oncólogo homeópata charlatán de nombre Alberto Martí Bosch, un defensor de la pseudoterapia de la dieta alcalina. Morillo había visto a Martí Bosch explicar cómo debe tratarse el cáncer con dieta, suplementos vitamínicos y baños de sal marina.

Hubsymbol.png
Este artículo es parte del Hub Fallecidos por las pseudociencias
donde se encontrarán más artículos relacionados con el tema.

Entre agosto y noviembre de 2016, este naturópata le receta preparados homeopáticos y un "estimulante inmunológico", seis preparados fito terapéuticos y cinco ortomoleculares (vitaminas), más "hidroterapia" (ducharse en agua caliente salada) y "tratamiento con oligoelementos". Después llegaron "unos análisis de sangre milagrosos en los que el número de glóbulos rojos había aumentado supuestamente", según relata la hermana de Morillo. Le dijeron estar sorprendidos con semejante mejora y que pocas veces habían visto una recuperación así. Sin embargo, un mes después, los médicos certifican que en realidad el cáncer se ha extendido más y recomiendan quimioterapia, que Rosa vuelve a rechazar.

noframe

A los dos años con la enfermedad aparecieron nuevas tumoraciones en su ya deteriorado cuerpo. Al ver que las terapias empleadas son en realidad inútiles, la mujer decide iniciar radioterapia, pero demasiado tarde. “Todos aprendemos de nuestros errores”, le dijo Rosa a su oncóloga pocas semanas antes de morir, en mayo de 2017, a los 43 años de edad.

La hermana de Morillo difundió la noticia "con la esperanza de que sirva para evitar otras muertes innecesarias. Si la homeopatía no cura el cáncer, los médicos que ejercen como homeópatas deberían estar más vigilados por las autoridades", comentó.

Otras víctimas en que la homeopatía estuvo implicada