Psicoanálisis

De Wiki Pseudociencia
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Artículos sobre
01-Anticiencia.jpg
pseudociencias

El psicoanálisis es una pseudociencia de la psicología fundada a finales del siglo XIX por Sigmud Freud.

El psicoanálisis no cumple ningún requisito para que sea epistemológicamente científico (carece de coherencia interna y externa, de ontología científica, no es falsable, no es exacta, carece de comunidad crítica, etc). Su eficacia no está probada y el mundo, de a poco, está abandonando la confianza en la práctica y la creencia en esta pseudoteoría (excepto en Argentina y Francia principalmente).

En Argentina bastante más que en otros países el psicoanálisis es considerado conocimiento valido de psicología, es estudiado en las facultades, es absorbido y repetido por la cultura popular, y es objeto de admiración en los círculos “intelectuales” posmodernos.

Muchos de los que defienden esta falsa teoría, lo hacen simplemente porque es todo lo que creen saber de psicología, es costumbre en una sociedad que no sabe diferenciar lo que es ciencia y lo que no.

No se puede encontrar fundamento psicológico de algo con términos como “complejo de Edipo”, “etapa oral, anal, fálica”, “el inconsciente”, “significado de los sueños”, etc. El psicoanálisis es sin duda, un productor de mitos sobre la psicología.

Historia

El psicoanálisis empieza con Sigmud Freud a principios de siglo XX -finales del XIX-. La teoría psicoanalítica pretende explicar fenómenos psicológicos comunes a todos, parte de esa teoría para generar una utilidad práctica, que básicamente consiste en tratar a pacientes mediante la famosa “terapia de diván”. 

Freud elaboro una serie de teorías para esto, que van desde el “estudio” del “inconsciente” (freudiano), explicaciones para el desarrollo de la personalidad, interpretaciones de sueños, etc.

Freud nunca fue un científico, sus escritos nunca estuvieron basados en la rigurosidad, ni en la evidencia, ni en la comprobación correcta de hipótesis mediante el método científico. Por ejemplo; partía de unos muy pocos “casos” de “pacientes” –más bien clientes- para desarrollar teorías comunes a la psicología humana en general, ignorando las influencias de factores culturales, personales, etc. y por supuesto sin usar muestras representativas, esquivaba e ignoraba toda crítica a su teoría, no realizaba experimentos o pruebas de control, no usaba estadísticas para reforzar sus estudios, mentía sobre sus resultados, no utilizaba de ningún modo el método científico, demostraba absoluta ignorancia en temas como biología básica, antropología, evolución, etc. Ni siquiera se lo puede considerar un filósofo. Pero en lo que si fue realmente bueno, fue para escribir (tuvo un premio Goethe en literatura) lo que hace que la teoría psicoanalítica sea interesante, emocionante, llamativa y provocadora. Freud es un simple literato (bastante charlatán). Esto fue lo que hizo ganar fama al psicoanálisis y a Freud, a pesar de que la mayoría de epistemólogos, psicólogos, antropólogos y demás científicos contemporáneos a él siempre criticaron su teoría, cosa que Freud sabia, pero le era indiferente. 

Una característica que la aleja de la cientificidad y la seriedad es la sobreprotección de hipótesis. Un requisito de la ciencia es que sea falsable, que sus hipótesis puedan ser refutadas y comprobadas. Sin embargo el psicoanálisis protege sus hipótesis de poder ser tanto refutadas como comprobadas.

Son hipótesis incomprobables y/o ambiguas, como decir que “todo sueño tiene contenido sexual ya manifiesto, ya latente” ¿Puede comprobarse tal afirmación? ¿Cómo? Todo lo que se busca es confirmación, si una persona sueña con sexo, la hipótesis se confirma, y si no, también. Algo que escapa totalmente de la lógica y hasta del sentido común.  

Las obras de Freud están además, repletas de vaguedades y contradicciones. Por ejemplo; abundan palabras como “casi”, “probablemente”, “parece ser”, “aproximadamente”, algo que da muy poca precisión a lo que dice.

Otra característica es invocar entes inmateriales o sobrenaturales inaccesibles al examen empírico, entes como el “inconsciente”, “la energía psíquica” (algo inmensurable como la energía biomagnética o los chakras) y el “super yo”.

Tampoco se relaciona con ninguna otra ciencia, la psicología científica y el psicoanálisis están aislados, una progresa y la otra no. Mientras las neurociencias avanzan a pasos agigantados, el psicoanálisis permanece inmutable y sin pretender relacionarse  de ninguna forma con otros campos que estudian lo que ellos pretenden entender. Y los casos en que la teoría se ramifica, no lo hace mediante investigación real sino por fuerzas de autoridades, por ejemplo, Lacan jamás demostró empíricamente nada, pero logro crear una escuela gracias a que tenia muchos seguidores.

Conceptos como “inconsciente” no lo invento Freud. Prácticamente lo que hizo fue darle “un carácter humanoide”, algo así como un fantasma dentro de nuestro cerebro con características propias. Elaboró sin ningún método que garantice rigurosidad, una serie de escritos sacados de la galera; se inventó el inconsciente freudiano. El inconsciente freudiano es sin duda, la base de toda la teoría psicoanalítica, si el inconsciente freudiano no existe ni es como Freud lo describe, toda la teoría psicoanalítica se derrumba.

El inconsciente

¿Existe el inconsciente freudiano? ¿Fue Freud, o algún otro psicoanalista o científico capaz de demostrar de alguna forma fehaciente que exista “el” inconsciente, y con las cualidades que describió Freud en sus textos? La verdad es que no.

Lo que supuestamente “prueba” la existencia del inconsciente, según Freud, son los sueños, los “lapsus fallidos” (errores lingüísticos como decir “cansado” en lugar de “casado”), la represión y demás cosas que se demostraron no tener absolutamente nada que ver con el inconsciente propuesto. 

Si existen procesos inconscientes y esto se sabe desde hace muchísimo antes de Freud. Uno es, por ejemplo, los actos involuntarios como respirar o parpadear, uno no suele estar constantemente consciente que respira o parpadea. En fin, procesos inconscientes si existen, pero el psicoanálisis lo que hizo fue invocar un inconsciente metafísico con más características místicas que científicas.

Por ejemplo, el complejo de Edipo es contrario a la explicación evolucionista bien establecida dentro del consenso científico, que explica que hay un mecanismo biológico que hace que –muy generalmente- rechacemos la idea de coito entre nuestros progenitores para evitar la consanguineidad y así no tener problemas genéticos de descendencia, salvo en muy muy extrañas tendencias sexuales en extremo excéntricas.

El psicoanálisis esta tan estancado que sus planteamientos pasan por alto cualquier cuestión biológica o cerebral, nunca jamás estudiaron o se interesaron por el cerebro, más bien “estudian el alma”.

¿Por qué el psicoanálisis no es científico?. Si uno se basa únicamente en su intuición para elaborar teorías cae en el error que cometieron todos los seres humanos que creyeron que las enfermedades eran causa de espíritus malignos o que la tierra era plana. Dejarse llevar por la intuición -como hace el psicoanálisis- es caer en la arbitrariedad subjetiva para tratar teorías que engloban a todos en general.

Principales hipótesis del psicoanálisis refutadas

Sexualidad infantil

Freud se volvió famoso por hablar mucho de sexualidad infantil, un tema que fue totalmente tabú en esa época, y que lo sigue siendo ahora también.

Los simpatizantes del psicoanálisis dicen que esta pseudociencia no se refiere a sexualidad como la entendemos nosotros, la biología, la etimología, la fisiología, la evolución, la neurología, etc. Sino que es “otra sexualidad” referida al “goce”, prácticamente que cualquier placer es sexual. El problema es que esta transformación absoluta del concepto de sexualidad no tiene ningún sentido.

El principal problema que aparece al hablar de sexualidad infantil, es que la sexualidad esta principalmente en el cerebro, no en los genitales.

Sin hipotálamo (la parte del cerebro encargada de la sexualidad) ni las hormonas que éste sintetiza (oxitócina y vasopresina) no habría deseo ni placer sexuales. Y el cerebro infantil no tiene la madurez fisiológica necesaria para sentir placer sexual. Para entender la sexualidad hay que hacer investigaciones psiconeuroendocrinológicas, antropológicas y biológicas.

Desde un punto biológico, no tiene ningún sentido un comportamiento sexual cuando el individuo no está preparado para procrear. A este respecto debe recordarse que la sexualidad  según Freud acompaña al niño desde el nacimiento.

En “Esquema de Psicoanálisis” (1938), Freud nos informa que:

  1. La vida sexual no comienza sólo con la pubertad, sino que se inicia enseguida después del nacimiento con nítidas exteriorizaciones”.
  2. Es necesario distinguir de manera tajante entre los conceptos de «sexual» y de «genital». El primero es el más extenso, e incluye muchas actividades que nada tienen que ver con los genitales”.

El Complejo de Edipo

Si no existe la sexualidad infantil no tiene mucho sentido refutar la hipótesis del Complejo de Edipo, en el cual la sexualidad es claramente lo que llamamos comúnmente sexualidad. Esta teoría es la principal del psicoanálisis junto con el “inconsciente”. En “Psicoanálisis”, Freud explica que el Complejo de Edipo es central en su teoría, además de explicar todas las cosas.

  • La refutación de los neurólogos

Ya habíamos visto que el hipotálamo no se desarrolla tempranamente; que no hay nada que indique sexualidad, y por ende, no tiene sentido hablar de ella.

  • La refutación de los antropólogos

Lévi-Strauss: En “las estructuras elementales del parentesco” (1949) nos dice que “el incesto es socialmente absurdo antes de ser moralmente culpable”, en tanto supone que la prohibición de éste implica más que nada el reverso: la obligación de la exogamia, en tanto el intercambio de mujeres entre grupos favorece las alianzas y la colaboración.

Westermarck: Ya en época de Freud, Westermarck enunciaba el efecto que lleva su nombre –basado en estudios científicos de verdad-: concluía que nadie sentía atracción sexual por aquellas personas con las que había compartido su infancia. Este rechazo natural al incesto puede ser un claro factor evolutivo, puesto que la consanguinidad aumenta gravemente el peligro de malformaciones y enfermedades congénitas.

  • La Refutación de los sociólogos:

Los sociólogos Lionel Tiger y Joseph Shepher estudiaron más de 34.000 casos y gran cantidad de datos administrativos procedentes de los kibutz, en los cuales los niños se crían en común, por una nodriza, sin tener mucho contacto con los padres. El resultado seguía siendo que la familiaridad durante la infancia influía luego en una indiferencia sexual.

  • La refutación lógica:

La doble formulación del complejo lo convierte en infalsable. La hipótesis predice todos los comportamientos posibles: Haga lo que hiciere el niño, el Complejo de Edipo se confirma. Por muy seductor que pueda parecer este mecanismo, es algo que lo eyecta fuera de la ciencia, e incluso fuera de la sensatez.

La (in)eficacia del psicoanálisis

Un buen argumento a favor del psicoanálisis seria decir que el psicoanálisis cura a pesar que la teoría sea “algo” disparatada o imperfecta. Si las teorías no sirven, tal vez por alguna extraña razón funcionen para ayudar a los pacientes.

Sin embargo pero todos los estudios indican que más que ayudarlos los empeoran, cuando es que la mejoría no viene arrastrada por el efecto placebo. Y no solo no los cura, los empeora o los cura al nivel que cura la homeopatía o un curandero, uno de los problemas principales es que hace perder tiempo y dinero que podrían invertirse en terapias que si tienen efectividad garantizada.

El psicoanálisis como toda pseudociencia pragmática, se excusa diciendo que la cura que proponen es diferente a la cura comúnmente establecida. Para ellos la idea no es que los síntomas desaparezcan sino que el paciente acepte su enfermedad. Algo que no  es ético, por lo tanto va en contra de la ley de salud mental. Todo el psicoanálisis de hecho, va en contra de dicha ley, ya que la ley obliga a las terapias mentales a basarse en fundamentos científicos y principios éticos, cosa que el psicoanálisis no tiene.   Otros psicoanalistas si afirman la cura, pero basada en anécdotas, ya que suelen en su mayoría no tener registros ni menos estadísticas de sus pacientes, de cómo progresan o si se curaron o no, suelen recurrir a lo anecdótico.

Mucha gente podrá decir que se sintió mejor después de una terapia de psicoanálisis, el ”amimefuncionismo”. Pero esto es simplemente anecdótico. Este tipo de argumento se clasifica como falacia de Afirmar la consecuencia, es:

  1. Me sentía mal
  2. Hice terapia de psicoanálisis
  3. Me siento mejor
  4. El psicoanálisis hizo sentirme mejor

Este razonamiento es falaz porque correlación no implica causalidad. Puede ser que la mejoría sea provocada por otra cosa y no por el psicoanálisis, como por ejemplo haber tenido un problema momentáneo como algún ataque depresivo que se haya mejorado por otras causas, por ejemplo una mejor relación con alguna amistad importante (esta suele ser una consecuencia de ir al “psicólogo” (psicoanalista) por problemas que no merecían ayuda profesional).

Este error lógico de creer que correlación (dos hechos que ocurren mismo tiempo) implica causalidad (que es la causa) pasa muchísimo en las llamadas “medicinas alternativas” cuando se afirma haberse curado de alguna enfermedad tomando homeopatía, siendo que la enfermedad se curó por el mismo sistema inmunológico del cuerpo. Este razonamiento falaz comete el pensamiento mágico, como los aztecas que creían que el sol salía por sus sacrificios sangrientos.

El placebo y la Falacia de Correlación Coincidente no son los únicos motivos falaces por el cual se pueda pensar que el psicoanálisis funciona.

Otros motivos que pueden confundirse con que el psicoanálisis es causa de una mejoría:

  • Efecto Hawthorne: La mejora por el hecho de estar participando en una investigación.
  • Efecto Barnum: La idea de que una serie de vaguedades comunes se aplican perfecta y exactamente a uno.
  • Regresión a la media: las personas buscan ayuda cuando sus problemas son más intensos. Como esta intensidad usualmente decae, se atribuye esta mejora al tratamiento en cuestión, sea el que fuere.

El Psicoanálisis ni siquiera figura en la guía de opciones del Reino Unido. La Psicodinámica breve, uno de sus derivados, se recomienda sólo para un trastorno: la depresión moderada. También se recomiendan para esto todas las otras terapias.

Metaanálisis de 11 estudios (4107 estudios fueron excluidos por no cumplir con las exigencias). El resultado es que el Psicoanálisis no difiere significativamente del tratamiento de control, y la evidencia sobre su eficacia es limitada y problemática.

Interpretación de los sueños

En 8 veces que el libro Interpretación de los sueños se reedito en vida del autor, Freud no le hizo ningún cambio fundamental, y dijo que tampoco hubo necesidad de hacerlo. En 3 décadas toda la teoría de los sueños permaneció inmutable en vida del autor, y para el psicoanálisis en general, un siglo. 

Otra característica de la pseudociencia es especular al momento de definirse. La Federación Psicoanalítica de América Latina (FPAL), la APM (Asociación Psicoanalítica de México), la APM (Asociación Psicoanalítica de Madrid) y la APA (Asociación Psicoanalítica de Argentina) presentan al psicoanálisis como algo científico.

Sin embargo, cuando les conviene según el caso, reconocen que no son ciencia… pero alegando que son más que ciencia. Lo mismo para la epistemología que los excluye. Alegan que “el psicoanálisis tiene otra epistemología”, claro, pero jamás dicen cual. Es una excusa escapista digna de encubrimientos de mentiras infantiles.

Conclusión

El psicoanálisis debería ser prohibido, empeora pacientes y les hace perder tiempo y dinero que podrían invertir en mejorarse. Mienten al decir que son científicos y si no lo son, no deberían tener la licencia para realizar terapias mentales. Hay que tratar de sacar a los psicoanalistas este “permiso” que tienen de poder meterse a realizar terapias de campos que desconocen, y tratar de limpiar la cultura de todos los conceptos erróneos que infunde toda la pseudociencia en general. Y también tratar que se deje de repetir sus charlatanerías como si fueran ciertas.

Para seguir leyendo:

  1. Psicoanálisis ¡Vaya Timo!: De los psicólogos Carlos Santamaría y Ascensión Fumero.
  2. El Libro Negro del Psicoanálisis: De Catherine Meyer
  3. La locura en el diván: culpando a la víctima durante el apogeo del psicoanálisis, decadencia y caída del imperio freudiano. De Eysenck Hans Jürgen
  4. Las ilusiones del psicoanálisis de Rillaer, Jacques van
  5. Imposturas intelectuales Sokal, Alan, y Jean Bricmont, 
  6. Pseudociencias ¡Vaya timo!. Mario Bunge
  7. 50 grandes mitos de la psicología popular. Scott Lilienfield y otros
  8. Freud: El crepúsculo de un ídolo. Michel Onfray
  9. Cualquier libro de psicología que sea serio, basado en investigación y en evidencias.

(Nota escrita por Matt Suarez Holze (con ayuda de material e investigaciones realizadas por Mauro Lirussi) y publicada originalmente en Barderzine Nº 3 http://barderzine.blogspot.com.ar/2014/08/el-psicoanalisis-una-forma-de-desconocer.html )


P Pseudociencias
Pseudociencias   AcupunturaAcupuntura líquidaAgricultura biodinámicaAgrohomeopatíaAlquimiaAstrologíaBaraminologíaBioenergíaBiorritmoBucailleísmoChakraCiencia de los seres humanos unitariosCienciologíaComunicación facilitadaCriptozoologíaDetección de mentiras por polígrafoDianéticaDieta macrobióticaEfecto MaharishiEnergía pseudocientíficaEspiritismoEterometríaFeng ShuiFosfenismoFrenologíaGeopatíaGrafologíaHomeografíaHomeopatíaHomeopatía unicistaHomeopatía veterinariaHomeoprofilaxisHomeosiniatríaHomeospagyriaHomeotoxicologíaKarmaKinesiología aplicadaKoreshanityLey de HeringMedicina antroposóficaMedicina ayurvédicaMedicina holísticaMedicina integrativaMeditación trascendentalMemoria del aguaMesmerismoMorfopsicologíaNumerologíaOsteopatíaParapsicologíaPrecogniciónProgramación neurolingüísticaPseudoarqueologíaPsicoanálisisPsicoquinesisQuirologíaQuiromanciaQuiropraxiaRadiestesiaReencarnaciónRespiracionismoSensibilidad química múltipleSincronicidadSíndrome de Dirk HamerSíndrome post abortoTarotTelepatíaTelequinesiaTeologíaTerapia del espacioTest de RorschachUfología
Véase también   Agua polimerizadaArgumento cosmológico del KalāmAuraBaraja ZenerCámara KirlianComplejidad irreducibleCreacionismoCharlataneríaCreacionismo de la Tierra JovenDoshaExperiencia cercana a la muerteFrecuencia 432 HzFrecuencia 440 HzInfluencia lunarInteligencia innataLenguaje corporal (mito)Ley de la atracciónNegacionismo científicoPensamiento positivo y cáncerRayos ERayos NSudario de TurínSelección sobrenaturalSentido azulTerapia del campo del pensamientoTierra huecaTierra plana