Natalie Rippberger

De Wiki Pseudociencia
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Víctimas de la religión
Baby-Logo.png
Natalie Rippberger
Nombre real
Natalie Susan Rippberger
Religión ofensora
Autor (es)
Mark Lynn Rippberger y Susan E. Middleton
Causa
Negligencia criminal
Fecha
Cómo
No permitir atención médica urgente
Estatus
Fallecida

Natalie Rippberger (n. 22 de marzo de 1984), murió a la edad de ocho meses, en Santa Rosa, California, de meningitis bacteriana. Los padres, Mark y Susan, habían contratado a una practicante de la Ciencia Cristiana para el "tratamiento" espiritual en vez de un médico para su hija.

La infección comenzó aproximadamente dos semanas antes de la muerte de Natalie. Los detalles del curso de la enfermedad de la bebé fueron proporcionados por la supuesta "enfermera", quien antes de su conversión a la secta era una enfermera médica con licencia. (Después de la muerte de Natalie, la enfermera dejó la secta y retomó la carrera de enfermería).

El 4 de diciembre, Natalie estaba pasando por períodos en los que sus ojos se movían y se sacudían (la bacteria ataca los músculos que controlan el movimiento de los ojos) y sus piernas se volvieron rígidas. El día 6, Natalie estaba teniendo convulsiones muy fuertes. Sus ojos rodaban hacia atrás. También estaba muy caliente al tacto el día 7, y las fuertes convulsiones continuaron. La única atención proporcionada a la bebé por parte de Therese Miller, la enfermera, eran los cuidados propuestos por la Ciencia Cristiana: bañarla, cambiar las sábanas de Natalie, leer la Biblia y orar por ella. Ni una sola vez se llamó a un médico, aunque la atención médica tiene una tasa de éxito del 92-95% en el tratamiento de la enfermedad.

En el interrogatorio realizado por el abogado de la parte acusadora,Therese Miller testificó que, como enfermera de la Ciencia Cristiana, nunca administró medicamentos; su papel fue brindar atención práctica a aquellos que dependen de la Ciencia Cristiana para su curación. Su nombre fue hecho público en todo el mundo en publicaciones de la secta como enfermera acreditada. Miller declaró además que en ese momento ella misma era una Científica Cristiana, que entendía que los demandantes "estaban usando la atención de la Ciencia Cristiana', y que los demandantes habían consultado a un practicante de la Ciencia Cristiana sobre el caso de Natalie. Ella no transmitió todas sus observaciones y evaluaciones de los síntomas de Natalie a los demandantes porque en la Ciencia Cristiana se trata de apartar la mirada de la enfermedad y recurrir a un poder superior, y que estaba tratando de que no vieran la realidad de los síntomas físicos, si no ver la realidad del niño siendo sanado a través de las oraciones.[1]

Hubsymbol.png
Este artículo es parte del Hub Fallecidos por las pseudociencias
donde se encontrarán más artículos relacionados con el tema.

Veredictos

El tribunal de Justicia de primera instancia dictaminó que Therese Miller no era cómplice de los delitos imputados.

Los padres de Natalie fueron acusados ​​de poner en peligro a un niño, lo que es un delito grave, y por homicidio involuntario. Ambos fueron condenados.

El tribunal determinó que el interés del estado en proteger y preservar la vida y la salud de los niños era lo suficientemente convincente como para justificar la infracción inevitable de las creencias medievales de la Ciencia Cristiana. Independientemente de la severidad de la imposición religiosa, el interés gubernamental es claramente adecuado para justificar su efecto restrictivo. Los padres pueden ser libres de convertirse en mártires si quieren. Pero no tienen ninguna libertad, en circunstancias idénticas, para hacer mártires a sus hijos antes de que hayan alcanzado la edad de plena discreción legal cuando puedan hacer esa elección por sí mismos.[2] Como explicó el tribunal, el derecho a practicar la religión libremente no incluye la libertad de exponer a la comunidad, o al niño, a enfermedades contagiosas, ni a otro tipo de enfermedades, o muerte.[3]

Referencias y ligas externas

(Nota de la administración) Algunas ligas podrían estar rotas o algunos videos pueden haber sido eliminados.

Otras víctimas de la religión