Muhammad y los perros

De Wiki Pseudociencia
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Artículos sobre
Art Islam.png
Islam

La cinofobia es el trastorno de ansiedad definido como un miedo u odio anormal hacia los perros. La fobia generalmente proviene de un ataque traumático de un perro en la infancia, un incidente de confrontación o una experiencia de observación negativa con respecto del animal. Si bien el individuo puede no haber experimentado ningún altercado físico con un perro, también puede desarrollarse una profunda desconfianza subyacente hacia las especies caninas después de experimentar paranoia con respecto a la seguridad personal o problemas de higiene percibidos.

Refiriéndose a las crónicas del Islam, Muhammad había internalizado inequívocamente un profundo odio por el animal que sin duda surgió del miedo. Sin embargo, se desconoce si su inseguridad se debió a un incidente de la infancia o a su naturaleza intrínsecamente supersticiosa. En ninguna parte de los hadices las tradiciones describen algún incidente de la infancia o la edad adulta temprana con respecto de los perros. La naturaleza del estigma islámico con respecto del animal es inesperada y francamente absurda.

En su mayor parte, el pseudoprofeta del Islam había basado su intensa desconfianza y odio por todos los caninos en sus obsesivas compulsiones por la limpieza extrema. Comprensiblemente, como Arabia era invariablemente una tierra árida, el uso del agua estaba estrictamente reservado para el consumo y las abluciones humanas. Perder los recursos en un perro se consideraría un pecado imperdonable. En consecuencia, no hay duda de que todos los animales emitían invariablemente un olor acre y estaban cubiertos de polvo.

¿Fue el miedo irracional de Muhammad a los gérmenes en particular lo que lo motivó a fabricarse historias fantasiosas y ridículas, alegando que la mera presencia del animal disuadiría a los ángeles e interrumpiría la línea de comunicación con Allah? Según el Hadith, la llegada del amigo imaginario de Muhammad, Jibreel (el arcángel Gabriel), se retrasó inesperadamente cuando el ángel descubrió que los perros habían entrado en la casa del "profeta". Sin lugar a dudas, el factor crucial en la supuesta disuasión del espíritu fueron los gérmenes.

Consecuentemente, debido a su intenso odio hacia los perros, que posiblemente podría haberse proyectado a través de su esquizofrenia, las propias inseguridades de Muhammad sobre la higiene dieron como resultado un decreto de que todos los perros serían sacrificados en Medina. Este incidente específico y atroz en la historia islámica es el resultado del engaño paranoico de un solo hombre. De hecho, una vez más este evento demostró que su psicopatología era altamente contagiosa.

noframe

Sin embargo, no todos los discípulos de este sujeto, del que se cree sufría de epilepsia del lóbulo temporal, le seguían el jueguito con su agresión idiota hacia un animal inocente. Y como todo lo islámico, el resultado final siempre gravitaba en torno al dinero. Los perros en general eran un producto muy valorado y eran apreciados por sus habilidades excepcionales en la caza de animales, la protección y el rastreo de personas. Además, sin la ayuda de los perros, los pastores finalmente habrían encontrado que la ordenanza es extremadamente desagradable, cuestionando así la credibilidad de su amo.

Debido a lo anterior, Muhammad fue atrapado entre la espada y la pared. Es discutible que también admitió en secreto su fracaso una vez que se dio cuenta de que el animal también fue utilizado para cazar a no musulmanes y apóstatas. Para remediar rápidamente el creciente cisma, que inevitablemente estaba causando una grieta en el sector comercial de Medina, Muhammad recurrió una vez más a otra fobia, el tono negro, para vencer la situación. Consecuentemente, el supuesto profeta abrogó convenientemente la 'revelación' anterior y pronunció un nuevo mandamiento de que solo los perros negros debían ser asesinados. Esto le permitiría escapar de la persecución por ser un hipócrita de las Escrituras y continuar facilitando sus fobias. Una vez más, para encubrir su naturaleza errónea, insinuó que los perros negros eran 'demonios'.

Si Muhammad era realmente un profeta de Dios, ¿para qué necesitar cambiar las leyes constantemente para encubrir sus errores? De hecho, las legislaciones caprichosas con respecto a los perros demostraron no ser más que otro caso de 'revelación por conveniencia'.

Debido a la inseguridad intrínseca de Muhammad, el abuso canino hoy en día es frecuente en los países musulmanes. No es raro ver a los musulmanes maltratar a los perros al participar en actos de crueldad terrible, incluida la 'crucifixión de perros', que ha experimentado un aumento significativo recientemente, desde la insurgencia del fundamentalismo islámico.

Al citar sus propias palabras, los caninos son supuestamente criaturas eternamente sucias y nunca pueden estar limpios. Pero en verdad, los perros son esencialmente animales limpios. Cuando nacen, sus madres los limpian en exceso para evitar infecciones. Y de acuerdo con esa tradición maternal, cualquier perro que se lave y arregle, seguirá siendo un animal limpio. Si esto es así, entonces esto prueba que Muhammad no fue más que un falso profeta.

Irónicamente, Muhammad creía que era perfectamente aceptable e higiénico beber y lavar en aguas residuales. Típicamente, siendo el arrogante narcisista que fue, un humano empapado en orina, restos menstruales y heces, estaba más limpio que un perro.

Del mismo modo, el argumento de que los gatos son más limpios que los perros no tiene sentido. Virus y bacterias son microscópicos, y aunque parece que los gatos se limpian a sí mismos aparentemente, es irrefutable que la mayoría todavía está plagada de enfermedades; especialmente después de entrar en contacto con su presa natural, los ratones. Irónicamente, el ratón es otro animal cuyo contacto está prohibido en el Islam por ser 'impuro'. Sin embargo, si estudiamos los hadices, Muhammad obviamente intentó ocultar su favoritismo hipócrita por los gatos, ya que nunca admitió que los ratones eran inmundos. En cambio, insinuó que los ratones eran animales 'horribles' que tienden a 'incendiar casas'. Cómo un ratón piromaniaco podría encender una llama está más allá de la comprensión humana. Sin embargo, está muy claro que siendo el astuto líder de culto que era, Muhammad habría quedado atrapado en las Escrituras una vez más después de preferir a los gatos que con frecuencia se deleitan con ratones enfermos.

noframe

Sin embargo, si Allah realmente fuera el dios supremo, sabría cuán absurda es la idea de colocar a todos los animales en una jerarquía de higiene. Ningún animal está 'sucio' si se lava, ni impedirían la comunicación con un dios. ¿Por qué Allah creó a los perros sabiendo que su existencia ponía en peligro la línea de comunicación de sus discípulos con él? Esta racionalidad absurda deja a toda la religión del Islam expuesta a preguntas y a un colapso inevitable debido a un perro. Además, cómo un dios tan poderoso, más allá del entendimiento humano, podría crear una partícula molecular en un perrito que socavaría su poder, y que dejaría a los musulmanes en un estado de confusión mental.

La doctrina islámica es criticada una vez más al cuestionar si algún perro excepcionalmente limpio todavía anularía las oraciones, más que cualquier Mahometano que se haya bañado en el Pozo de Buda (una alcantarilla). Pero seguramente, un patético intento de refutación por parte de cualquier musulmán adoctrinado sería que cualquier perro 'limpio' todavía corrompe las líneas de comunicación entre el hombre y Dios. ¿Por qué? Porque Muhammad lo dijo. Y todo lo que pronunció, murmuró y realizó, debe ser emulado, incluido su odio intrínseco a los perros y casarse con niñas pequeñas. Así de idiota es el asunto.

Para conocer más, véanse los siguientes artículos relacionados

P
72 vírgenesAblación del clítorisAdán era un giganteAisha era mayor al casarse con MuhammadAhmadía del IslamAláAsesinato de honorBucailleísmoCastigos en el IslamChiítasCoránCrimen de honorCuestionamientos al IslamDAESHDía de dibujar a MahomaEl Corán es perfecto (mito)El Corán es un libro milagroso (mito)El Corán enseña embriologíaEl Islam aportó arte y cienciaEl Islam es una religión de paz (mito)En el Islam hombres y mujeres son iguales (mito)Falsos crímenes contra musulmanesFatwaHadizIblísInfidelofobiaIslamIslam políticoIslamofobiaIslamofrikiJahannamJannahJareyitasJinnLa Biblia menciona a Muhammad por nombreLa Piedra NegraLas alas de la mosca común portan enfermedad y curaLey de derogaciónLey ShariaMaurice BucailleMuhammadMuhammad y los perrosMusulmánMusulmanes y terrorismoNuwaubianismoOrina de camelloSahih BukhariSalafismoSunnaSunnitasTaqiyyaTerrorismo digital islámicoTibbu NabawiYihad