Michael Gearin-Tosh

De Wiki Pseudociencia
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Víctimas de la pseudociencia
Michael Gearin-Tosh.jpg
Michael Gearin-Tosh

Michael Gearin-Tosh fue un profesor de literatura inglesa en la Universidad de Oxford al que le diagnosticaron mieloma múltiple en 1994. Rechazó enfoques quimioterapéuticos convencionales y prestó atención a una variedad de tratamientos alternativos contra el cáncer, en particular los relacionados con los suplementos nutricionales y cambios en la dieta.

En 2002, el Dr. Gearin-Tosh publicó el libro, "Living Proof: A Medical Mutiny" (Prueba viviente: un motín médico), donde hacía un recuento de sus experiencias. El libro ganó considerable atención del público y los medios de comunicación. Un capítulo fue escrito por Carmen Wheatley, una defensora de los tratamientos alternativos contra el cáncer.

A diferencia de la historia personal del Dr. Gearin-Tosh, la doctora Wheatley hace afirmaciones generales sobre el tratamiento del cáncer que están supuestamente basadas en la literatura de investigación. Esto pareciera que proporciona una validación científica de un programa muy poco convencional de la atención del cáncer. Sin embargo, el caso científico realizado por los tratamientos alternativos para el cáncer en "Living Proof" se derrumba ante un examen serio. Hay numerosas inexactitudes, omisiones y tergiversaciones. Muchas de las aseveraciones importantes, son totalmente sin fundamento o no están apoyadas por la literatura citada. En conclusión, es un libro muy publicitado que da la impresión de que los tratamientos alternativos contra el cáncer son apoyados por la investigación científica. También sugiere que se ha avanzado poco en el tratamiento convencional de mieloma. Esto es muy engañoso y puede llevar a los pacientes con cáncer a rechazar tratamientos eficaces.

Hubsymbol.png
Este artículo es parte del Hub Fallecidos por las pseudociencias
donde se encontrarán más artículos relacionados con el tema.

El Dr. Gearin-Tosh murió en 2005, luchando contra la convención médica hasta el final: la causa de su muerte fue una sepsis tras negarse a tomar antibióticos para una infección dental. Antibióticos que pudieron salvarle la vida.

Otras víctimas de las pseudociencias