Mario Rodríguez

De Wiki Pseudociencia
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Víctimas de la pseudociencia
Mario Rodriguez.png
Mario Rodríguez

Mario Rodríguez Rubio fue un chico de 21 años y enfermo de leucemia que abandonó el tratamiento médico convencional para recibir tratamiento de una pseudoterapia conocida como Medicina ortomolecular.

Mario no quería un trasplante de médula ósea, un procedimiento ya probado que eleva las posibilidades de salvarle la vida. A principios de 2013, su madre, Josefa Rubio Revenga, una lectora de la revista Discovery Dsalud conoció al hombre que ella creyó podría salvar a su hijo: José Ramón Llorente, un sujeto que se presentó a él y a su padre Julián Rodríguez Giner como experto en medicina naturista y ortomolecular.

Este curandero charlatán le recomendó a Mario que abandonara su tratamiento médico convencional en favor de unos remedios supuestamente mágicos y curativos que incluían hongos y alcohol. El problema es que la familia desconocía que Llorente ni era médico, ni tenía conocimiento de oncología o hematología, ni nada.

Hubsymbol.png
Este artículo es parte del Hub Fallecidos por las pseudociencias
donde se encontrarán más artículos relacionados con el tema.

Por influencia de Llorente, según cuenta su padre, dejó las sesiones en el hospital Arnau de Vilanova. El padre y los médicos trataron de hacerle cambiar de opinión pero Mario se resistió en favor de la charlatanería del falso sanador.

La leucemia de Mario estaba en remisión tras la quimioterapia, pero después de iniciada la falsa terapia le volvió a resurgir la leucemia. Mario tuvo que ingresar de nuevo en el Hospital Arnau de Vilanova, y fue entonces cuando descubrieron que el supuesto terapeuta no tenía conocimientos de Medicina. La leucemia se complicó enormemente.

El Sr. Julián comentó que su hijo le dijo: Papa, me he equivocado, A lo que el padre contestó: "No hijo. No te has equivocado. Te han mareado la cabeza", por no decirle "te han engañado".[1]

Según contó su padre, en una de las primeras reuniones que tuvo con el charlatán, le preguntó en cuánto tiempo se curaría, a lo que Llorente le contestó que en unos tres meses.

El 3 de julio de 2013 Mario falleció.[2]

Cuando el padre de Mario quiso denunciar a las autoridades el caso, el Juzgado desestimó la denuncia con el argumento idiota de que Mario era mayor de edad y tomó la decisión de dejar tratamiento hospitalario libremente.

El falso terapeuta dijo que él “no le presentó a Mario su terapia como curativa, sino como “mejora de calidad de vida.” Sin embargo, Mario, después de la primera quimioterapia, cuando desestimó el trasplante, no estaba en fase terminal. El padre de Mario comentó: "¿Es que acaso es lógico que un chico de veintiún años, que quiere vivir, deje un tratamiento de un hospital sabiendo que tiene cáncer, para seguir una terapia que solo va a “mejorar su calidad de vida”? ¿Es que Mario estaba loco? ¡No! A Mario se le presentó como curativa la falsa terapia. Hay testimonios al respecto."[3]

El Sr. Julian Rodríguez abrió una denuncia en Change.org exponiendo el caso de su hijo, con copia al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.[4]

Josefa Rubio fue entrevistada por la revista pseudocientífica Discovery Dsalud, y en vez de denunciar a Llorente, se puso a defenderlo. Josefa Rubio falleció de cáncer el 29 de diciembre de 2017.

Tras ser llevado a juicio, Llorente fue absuelto de los dos delitos de los que fue acusado; intrusismo y homicidio por imprudencia grave. El juez dio el idiota argumento de que no aceptaba el relato del padre de Mario, e incluso que hizo mal al usar los medios para convertir el juicio en un proceso contra las pseudoterapias y quienes las practican. El juez afirmó que no puede culparse a José Ramón Llorente de la muerte de Mario Rodríguez porque la decisión de abandonar el tratamiento convencional fueron adoptadas de forma libre y consciente por el propio joven.

Otras víctimas de las pseudociencias


Referencias y ligas externas

(Nota de la administración) Algunas ligas podrían estar rotas o algunos videos pueden haber sido eliminados.

  1. Julián Rodríguez Giner (2013) «Caso de Mario Rodríguez». Vía: apetp.com.
  2. Cedeira, Brais (2017) «Así embaucan 30 curanderos a enfermos desesperados con psicomagia o agua de mar». El Español Online. Vía: elespanol.com.
  3. Agustín Pavón, Carmen (2015) «No sólo fue el cáncer, también las pseudoterapias». Vía: naukas.com.
  4. Julián Rodriguez Giner. «Pongan fin a las ‘falsas terapias’, a mi hijo Mario le costó la suya». Vía: change.org.