Marie Lydia Zafisoa fue una niña de Madagascar cuya madre la llevó a un médico brujo para tratarla del sarampión. Mientras la enfermedad agravaba, la llevaron con una curandera tradicional que le recetó seis baños.

Víctimas de la pseudociencia
Marie Lydia Zafisoa

Cuando todo eso falló, el padre de Marie la trató de llevar a una clínica para que se le diera atención urgente, pero ya era demasiado tarde, la niña "murió en el camino, sobre los hombros de su padre", según comentó su tía, Bana Tombo.

La niña tenía ocho años de edad.

La malnutrición generalizada y las bajas tasas de inmunización en la isla de Madagascar, en el Océano Índico han aumentado el poder mortal del virus en las personas que han sido infectadas.

En los últimos seis meses, casi 1,000 niños han muerto por el resurgimiento de una enfermedad que las vacunas deberían prevenir, pero que son inútiles si se quedan dentro de la ampolleta.

Para conocer más, véanse los siguientes artículos relacionados

Otras víctimas de las pseudociencias