Makayla Sault

De Wiki Pseudociencia
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Víctimas de la pseudociencia
Makayla Sault.jpg
Makayla Sault

Makayla Sault fue una niña ojibwa, -un grupo de nativos americanos radicado en Canadá-, de 11 años quien falleció al rechazar la medicina científica para tratar la leucemia que padecía, y la cambió por uno de los tantos tipos de medicina pseudocientífica.

A Makayla se le pronosticaba un 72% de probabilidades de supervivencia con quimioterapia contra un 0.0% con la pseudoterapia conocida como medicina holística. Es bien sabido que un 70% de probabilidad es de pronóstico excelente en la leucemia linfoblástica aguda, que era el tipo de cáncer que la niña padecía.

Tras 11 semanas de tratamiento, Makayla se negó a seguir recibiendo la quimioterapia, y les comentó a sus padres que el tratamiento "la estaba matando". Makayla escribió una carta a sus padres, a los funcionarios del hospital y a funcionarios de Children's Aid diciendo que era consciente de las consecuencias de su condición, pero que no quería continuar con la quimioterapia.[1]

Cuando esto salió a la luz pública hubo muchos grupos de apoyo, ONGs y en facebook, que consideraban a la niña una heroína, capaz de decidir sobre su propio cuerpo, sin detenerse a pensar en las posibles consecuencias de abandonar un tratamiento basado en evidencia por uno que no ha demostrado su eficacia.

Hubsymbol.png
Este artículo es parte del Hub Fallecidos por las pseudociencias
donde se encontrarán más artículos relacionados con el tema.

La medicina que optó por seguir después del rechazo a la quimioterapia, es un tipo de medicina pseudocientífica del tipo holista llamada Ongwehowe Onǫhgwatri:yo: (medicina tradicional).

Makayla fue tratada en una institución espuria llamada Hippocrates Health Institute cuyas terapias pseudocientíficas, como era de esperarse, no funcionaron. Tras la muerte de la niña, al pseudo médico Brian Clement, de esa institución, el sector salud de Florida le prohibió seguir tratando pacientes como si fuera un médico real. No tardaron mucho en descubrir que el falso médico obtuvo su diploma de naturópata en una fábrica de diplomas.[2]

Lo irónico del caso es que sus padres no culpan de la muerte de Makayla a haber abandonado su tratamiento científico, ni a la pseudociencia tampoco, culpan a la quimioterapia. Ellos aseguran, sin bases ni fundamentos lógicos, que ese tratamiento tan agresivo fue lo que la mató. Esto no es más que apelar al pensamiento mágico, es decir, conectar dos hechos como si uno fuera la causa del otro.

Los especialistas revisaron el caso y encontraron que una de las drogas que estaba recibiendo Makayla, la asparaginasa, puede causar un accidente cerebrovascular al mes o dos meses de recibirla. Pero no tantos meses después. Por lo que el dictamen final fue que la quimioterapia no tuvo nada que ver con la muerte de la niña.[3]

Otras víctimas de las pseudociencias


Referencias y ligas externas

(Nota de la administración) Algunas ligas podrían estar rotas o algunos videos pueden haber sido eliminados.

  1. Nahnda Garlow. Makayla Sault, Ojibwe child who refused chemo, dies from stroke en www.tworowtimes.com. 19 de enero 2015
  2. Connie Walker. Brian Clement, Hippocrates Health Institute head, ordered to stop practising medicine en www.cbc.ca/news. 24 de febrero 2015
  3. Tom Blackwell. Makayla Sault likely died from rebounding cancer, not chemotherapy effects: specialist en news.nationalpost.com. 20 de enero 2015