Limpieza hepática

De Wiki Pseudociencia
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Fraudes
00-Bad Pharma Logo.jpg
de mercadeo

La limpieza hepática es una práctica curanderística que popularizada por el autor de "mentiras impresas que se venden como churros" (también conocidas como best sellers) Andreas Moritz. El método se basa en estar una semanita bebiendo mucho zumo de manzana y comiendo limpito y vegetariano, y después, pasarse un par de días entre lavativas, tomando sales de magnesio, aceite de oliva y zumo de pomelo o de limón, como dice El Blog del Centinel

Las razones por las que la Limpieza Hepática es un timo

En el hígado no hay piedras.

Las que llega a haber se forman en la vesícula biliar y están compuestos por colesterol o bilirrubina, pero en el libro de Moritz dice "La mayoría de los cálculos biliares se forman en el hígado y comparativamente pocos ocurren en la vesícula". Basta con leer este estudio en el que se analizaron casi un centenar de hígados de cadáveres, en ningún caso se reportaron piedra1.

No hay evidencias fiables de que el tratamiento sirve para algo

Moritz decía que no presentaba pruebas porque es imposible conseguirlas, ya que los cálculos tienen la misma densidad del hígado y no saldrían en radiografías ni ecografías. Un truco muy utilizado por los vendedores de misterios, pero se olvidó de decir que la resonancia magnética sí que es útil para explorar las patologías del hígado, como muestra este libro: http://www.libreriamedica.es/libreria.php?opcion=cesta&ident=114&tipo

El libro está lleno de explicaciones falsas

Además de la primera superfalacia sobre las piedras en el hígado, desde casi la primera línea el libro está plagado de otras afirmaciones y explicaciones en lenguaje pseudocientífico, pero que son falsas. Retuerce conceptos e ideas a su interés, se inventa principios que nunca nadie ha demostrado y utiliza todos los tópicos habituales, criticando la medicina convencional. Siempre sin presentar una sola prueba. Dice cosas como "Al descongestionar los conductos biliares en el hígado y la vesícula, los 60-100 trillones de células en el cuerpo podrán ‘respirar’ más oxígeno, recibir suficiente cantidad de nutrientes, eliminar eficazmente sus productos de desecho metabólico y mantener perfecta comunicación con el sistema nervioso, endocrino y con el resto de las partes del cuerpo".

Existe una explicación alternativa, mucho más razonable, para las piedras que se expulsan con su tratamiento

Como ya se explicó someramente en el artículo publicado en The Lancet hace años, mezclando aceite, zumo de limón y sales de magnesio (que es lo que prescribe este tratamiento), al interaccionar con las enzimas digestivas se nos formarán unos compuestos en el estómago a causa de la reacción entre estos compuestos. Que después saldrán por donde tienen que salir, claro. Existiendo esta explicación, ¿no es más fácil de creer que la que propone Moritz, que existen unas piedras en nuestro hígado que nadie nunca ha detectado (excepto él mismo), que nadie puede ver con ningún instrumento y que supuestamente se expulsan al tomar mezclas nauseabundas y aplicarse lavativas?2

Ningún médico especialista la conoce ni la utiliza

Aunque algunos no lo crean, los médicos quieren que sus pacientes se curen. Y no le gusta que sufran y mucho menos que se mueran. Y los hospitales quieren ahorrar, sobre todo ahora que no hay dinero para la sanidad. Por eso, siempre que hay más de un tratamiento con posibles resultados similares, recomiendan el menos agresivo y costoso. Y ninguno se inclina por las ideas de Moritz. De hecho, la mayor parte de las veces los cálculos biliares solo pueden extraerse con cirugía, por desgracia.

Además,el curriculum y los antecedentes de Moritz asustan: Dice (decía, ya está muerto) que estaba titulado en iridología, medicina ayurvédica, shiatsu, estudio de la conciencia, aunque nunca enseñó ningún título oficial. Sus libros dejan bien claro que no tiene ningún reparo a apuntarse a cualquier conspiranoia: Afirma que las vacunas son venenosas y hay que evitarlas, el cáncer no es una enfermedad y el virus del VIH no existe. Y no sé como no le han dado ya el Premio Nobel, porque dice que es capaz de curar casi cualquier cosa con la luz del sol: Cáncer, enfermedades cardiovasculares, hipertensión, artritis, enfermedades infecciosas...

Aún así, falleció en octubre de 2012, a los 58 años de edad. parece que los remedios milagrosos de sus libros, que prometen curar todo tipo de enfermedades, no han sido útiles en su caso.

Fuentes


P Productos milagro fraudulentos
Fraudes comerciales   Agua de mar hexagonalAgua de TlacoteAirborneAju mbaiseAqua DetoxBioregulador umbilicalCartílago de tiburónCDSExcel-sis CellsFlores de BachGarcinia gummi-guttaGcMAFGonadotropina coriónica humanaHadacolHomeodim fitHoodia gordoniiLogarMiracle Mineral SolutionOkinawa Flat Belly TonicOscillococcinumPlata coloidalPrevagenQiapi 1SilimarinaTetrasilVelas para los oídosVital Cure
Servicios milagro   Hidroterapia de ColonLimpieza hepáticaOzonoterapiaTest de intolerancia alimentaria
Véase también   CharlataneríaDesintoxicaciónFraude multinivelInfomercialProductos milagroPseudocienciaSuplementos alimenticiosTerapia orgónica