Las campanas de Bealings

De Wiki Pseudociencias
Artículos sobre lo
Paranormal-Logo.png
paranormal

Cuando se habla de las Campanas de Bealings siempre se menciona que "no fueron tocadas por mano humana". Se supone que este caso fue uno de los eventos paranormales de poltergeist más investigados cuando en realidad no es así. De hecho hay varios casos en los que se relatan campanas que tañen solas, pero el de Bealings tuvo mayor repercusión.

Antecedentes

Según el relato, las campanas comenzaron a sonar el 2 de febrero de 1834, en la casa del Mayor Edward Moore, en Great Bealings, una villa en Suffolk, cerca de la costa Este de Inglaterra. El ruido que hicieron las campanas fue violento y sin razón aparente. Las campanas estaban localizadas en la cocina y los alambres las conectaban a jaladeras en diferentes habitaciones. El propósito de las campanas era alertar a la servidumbre en la cocina cuando eran requeridos en alguna otra parte de la casa. Sabían a qué habitación acudir por la campana que sonaba.

El Mayor Moore, un miembro retirado del Ejéricito de la India, de pronto se interesó en el evento, que continuó hasta el 27 de marzo cuando la campanas dejaron de sonar solas para siempre.

Moore escribió una carta a un periódico local explicando lo ocurrido y pidió sugerencias sobre lo que provocaba el fenómeno. Recibió bastantes y, además, el periódico también recibió relatos de experiencias similares.

Para este momento, Moore parecía tan obsesionado con el asunto de las campanas que escribió un panfleto donde documentaba el caso con sus propias investigaciones. En él declaraba:

Quiero hacer notar, de una vez por todas, que después de larga consideración, no pude vislumbrar ningún procedimiento por el que éstos [efectos] pudieran llevarse a cabo. Si tuviera un año para dedicarlo a tales consideraciones y la promesa de mil libras en caso del descubrimiento, no tendría esperanza de éxito. Ni siquiera lo intentaría.

Para los aficionados a la investigación paranormal y a la pseudoinvestigación, el caso de las campanas de Bealings es considerado una especie de investigación temprana de poltergeist. El Mayor Moore era a la sazón, un miembro de la Sociedad Real, y la investigación y documentación del caso hechos por Moore fueron, al parecer, reales; sin embargo, los escépticos notaron que hubo profundas fallas de metodología a la hora de llevarlas a cabo. Había profundas y extrañas lagunas que el Mayor jamás abordó para explicarlas.

Por ejemplo, en su panfleto, Moore da una descripción detallada de la disposición del sistema de campanas. Pero hay una gran falla en tal descripción, porque nadie ha sido capaz de descifrar, a través de ella, cómo se supone que funcionaban las campanas. La confusión parece más deliberada que el fruto de un descuido al escribir.

La explicación no sobrenaturalista es que, obviamente, alguien tocaba las campanas. El Mayor Moore llevó a cabo un registro de la temperatura, la presión atmosférica y otras condiciones durante el período del tañido, pero no se le ocurrió llevar un registro detallado de las personas dentro de la casa.

En una de las respuestas que Moore recibió a su carta al periódico fue enviada por un hombre de apellido Maskelyne, quien describió un razonable plan de acción:

  1. Solicitar la ayuda de vecinos y amigos confiables
  2. Llevar a todos los miembros de la familia y sirvientes a una habitación y encerrarlos bajo llave.
  3. Ubicar a los amigos en diferentes puntos de la casa para que nadie pueda entrar o salir sin ser detectado.
  4. Tras registrar la casa cuarto por cuarto se debía cerrar cada uno con llave después de revisarlo.

Maskelyne terminó las sugerencias comentando: "si sigue este plan, yo haré... una apuesta moderada, ya sea, de que las campanas no suenen durante la búsqueda o, de que si lo hacen, el grupo de personas que revisan la casa encontrará a algún pariente, amigo o un cómplice escondido en alguna parte de la casa".

Por alguna extraña razón, Moore desestimó este consejo por completo. Y es esto lo que hecha sobre el caso la colcha de la sospecha de que todo es un fraude, ya sea que él lo haya iniciado o simplemente haya sido la víctima..

El Mayor Moore termina su panfleto con algunas divagaciones científico-místicas tan confusas y llenas de jerga que resultaron incomprensibles. Incluso el Mayor llegó a pensar que todo el episodio fue una broma muy elaborada, y con esto, lo hace extensivo a otros fenómenos parecidos.[1]

Referencias y ligas externas

(Nota de la administración) Algunas ligas podrían estar rotas o algunos videos pueden haber sido eliminados.

  1. Daniel Cohen. La Enciclopedia de los Fantasmas. Editorial Diana (1984) ISBN 968-890-036-2
P
Adolf FritzBajo astralBokorCaras de BélmezCaso CañitasCaso VallecasDetectives psíquicos DuppyEl Horror de AmityvilleEscritura automáticaEspiritismoFantasmaFenómeno paranormalGente sombraLas campanas de BealingsMédiumPoltergeistPrecogniciónPsicofoníaPsicofonía del InfiernoPsíquicoRetrocogniciónZombi