Jamie Coots

De Wiki Pseudociencia
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Víctimas de la pseudociencia
Jamie Coots.jpg
Jamie Coots

Gregory James Coots (17 de noviembre de 1971 - 15 de febrero de 2014) fue un pastor pentecostal en Kentucky que participó en el reality show de televisión de National Geographic Channel "Snake Salvation" ('Salvación por serpientes'), que documentó las vidas de las personas que practican la manipulación de serpientes. Coots murió de una mordedura de serpiente de cascabel durante uno de los servicios.

Jamie Coots comenzó a manipular serpientes a los 23 años. Se ganaba la vida principalmente como conductor de camión para una mina. La naturaleza de ser un manejador de serpientes también significaba que Coots viajara en circuitos a otras iglesias. Mientras era pastor del Tabernáculo del Evangelio Completo en el nombre de Jesús, Coots aumentó tanto la cantidad de serpientes como la porción de las que tenían mordeduras letales entre las que se usaban en los servicios.

Hubsymbol.png
Este artículo es parte del Hub Fallecidos por las pseudociencias
donde se encontrarán más artículos relacionados con el tema.

Jamie Coots había sido mordido ocho veces por serpientes a lo largo de los años, antes de la mordedura que lo mató. Una mordida en 1993 casi lo mata; Así mismo, Coots perdió parte de un dedo por una mordida en 1998.

Coots fue multado en 2008 por mantener 74 serpientes en su casa. Fue sentenciado a un año de libertad condicional en 2013 por posesión ilegal de vida silvestre después de que cruzó a Tennessee con cinco serpientes venenosas.

El 15 de febrero de 2014, Jamie Coots fue mordido en la mano derecha durante un servicio. Después de la mordida, Coots dejó caer a las serpientes, pero luego las recogió y continuó la ceremonia. Más tarde, fue conducido a casa. Cuando llegaron los paramédicos, sus familiares se negaron a recibir tratamiento médico para él, diciendo que era inconsistente con su religión. Murió en su casa a la edad de 42 años. Fue sucedido por su hijo, Cody Coots, quien también fue mordido por una serpiente en la oreja durante un servicio. Aunque pidió que no parara la música y gritaba que Dios le salvaría, tuvo que pedir ayuda a emergencias para ser llevado a un hospital.

Véase también

Otras víctimas de las pseudociencias