Jacques Benveniste

De Wiki Pseudociencia
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Científicos deshonestosFraude

Jacques Benveniste
Benveniste.jpg
Nombre Real Jacques Benveniste
Nacionalidad Francia.jpg
Francia
Especialidad Inmunólogo.
Fraudes Falseo de datos en estudio científico
Repercusiones Apoyo pseudocientífico a la homeopatía.
Consecuencias Desplome de la credibilidad.

En 1988, el auto-proclamado "factible premio Nobel" Jacques Benveniste (1935-2004), envió a la prestigiosa revista Nature un artículo que causó mucho debate en la comunidad científica en el que exponía una serie de experimentos sobre degranulación de basófilos disparada por anticuerpos IgE (del grupo de la inmunoglobulina E) muy diluidos.[1]

Benveniste decía haber descubierto que algunos compuestos que eran detectados por los anticuerpos aun eran reconocidos inclusive si eran disueltos en agua muchas veces. Estos hallazgos parecían apoyar el concepto de homeopatía.

El suceso

Los experimentos realizados por el grupo de trabajo dirigido por Jacques Benveniste en Francia, Israel, Canadá e Italia, aparentemente indicaban que las moléculas de un soluto (anticuerpos, antígenos, enzimas, etc.) imponen su imagen al solvente de tal manera que, cuando aquellas moléculas ya no se encuentran presentes (por ejemplo, una vez que se ha diluido muchas veces la solución), su reactividad aún puede detectarse. La concentración final del material supuestamente activo era de 10-120. Aunque detrás estaba Benveniste, por delante, quien contaba los basófilos era Elisabeth Davenas.

A finales del mes de mayo de 1988 se celebró en Estrasburgo un congreso de homeopatía ante el que Benveniste presentó los trabajos sobre la desgranulación de los glóbulos blancos basófilos mediante muy altas diluciones de anti-IgE. En la conclusión, Benveniste dijo la frase que todos recuerdan: "Todo ocurre como si el agua recordase haber visto a la molécula”. Aunque él dice que nunca mencionó las palabras "memoria del agua", no existe otra cosa que se pueda inferir de la frase.

La duda

Los biólogos estaban desconcertados por los resultados de Benveniste porque en las altas disoluciones de Benveniste: más de mil veces (equivalente a una gota de ingrediente activo en todo el océano terrestre), no quedaba ninguna molécula de la muestra original. Benveniste concluyó que la configuración de las moléculas en el agua era activa biológicamente, es decir, el agua podía mantener la forma como si estuviese la molécula disuelta en ella. Ante la incredulidad del equipo editorial de Nature, pero respaldado por la fiabilidad que daba cuenta de algunos artículos que habían ya sido publicados por Benveniste, aceptaron publicar aquél artículo, que ponía en duda conceptos clásicos en la ciencia (teoría atómica, número de Avogadro, estructura del agua) con la condición de tener la oportunidad de visitar el laboratorio de Benveniste, repetir allí bajo control los experimentos y publicar sus propias conclusiones. El experimento debería ser reproducido bajo la atención de un equipo de evaluación conformado, entre otros por James Randi. Sin embargo, el mundo científico no estuvo muy de acuerdo con este procedimiento y así lo expresó en numerosas cartas enviadas a Nature y en comentarios aparecidos en otras revistas.

La refutación

Benveniste Retrato2.jpg

El 4 de julio de 1988 el equipo arribó a París para hacer la investigación. Además de Randi, la composición del equipo, que pasó una semana en el laboratorio de Benveniste y que fue objetado severamente, estaba integrado por John Maddox, editor de Nature y Walter W. Stewart, físico y experto en problemas de fraude científico. Esto era importante dada la posibilidad de un fraude en el área biomédica.

En primer lugar, el estudio de Benveniste incluía la observación de la desgranulación de basófilos (células sanguíneas blancas que literalmente explotarían en presencia de un anticuerpo de IgE -inmunoglobulina E). En el siguiente proceso se contaba - a través de una retícula en un microscopio - el número de basófilos que habían explotado. Parece un procedimiento muy sencillo: se selecciona un área, se cuentan las células que han hecho explosión, y se registra el número obtenido; pero esto no bastaría. En condiciones idóneas - y un experimento semejante no puede llevarse a cabo satisfactoriamente si no es con la máxima precisión - cada muestra debería haber sido codificada de manera aleatoria, de forma que se garantizasen condiciones de doble ciego. Esto no fue lo que ocurrió: en una ocasión se observó a un miembro del laboratorio hacer la cuenta, registrar el resultado, y más tarde borrarlo cuando notó que la muestra que había examinado era una muestra "de control", y no una seleccionada al azar. A continuación, volvió a poner el portaobjetos en su lugar, lo movió de un lado a otro, y se detuvo en una zona que estaba más en línea con lo que cabría esperar. De esta manera no se hace ciencia.

El experimento separaba 2 tipos de probetas, uno con agua homeopática y otro con agua normal (control) y luego se sometían al test de degranulación de basófilos. El equipo de Randi se concentró en los registros del laboratorio y examinaron siete intentos para replicar el estudio de Benveniste. Tres de los cuatro primeros intentos salieron favorables en parte a Benveniste. Sin embargo, el equipo de Nature no estaba satisfecho con el rigor de la metodología. El equipo notó que el hecho de que Benveniste supiera cuales eran las muestras homeopáticas y cuales las de control podría influir en los resultados del experimento. De esta forma, el equipo, tomó las muestras homeopáticas así como las de control y las cambió de lugar para luego enumerarlas con un código que sólo ellos conocían. El código, como sugirió Randi, fue colocado en un sobre y luego pegado en el techo del laboratorio a la vista de todos. De esta forma solamente el equipo evaluador sabía cuáles eran las muestras de control y cuáles eran las homeopáticas. Como esperaba Randi, cuando el equipo de Benveniste ignoraba el origen de las muestras, los resultados no mostraron diferencia entre las disoluciones y el control.

El equipo de Madox-Randi-Stewart afirmaron que el experimento se hizo en forma chapucera, los fenómenos descritos no eran reproducibles y no se realizaron esfuerzos para eliminar los errores, y, además, el clima del laboratorio fue hostil para realizar una evaluación objetiva de los datos.

Las críticas al experimento

Disclaimer de Nature (1988)

Como respuesta a la negativa de Benveniste de retractarse, el equipo publicó en el ejemplar de Nature de julio de 1988 las siguientes críticas al estudio original de Benveniste:

1. Los experimentos de Benveniste estaban "mal controlados estadísticamente" y el laboratorio no estaba familiarizado con el concepto de error de muestreo. El método para tomar valores de control no era fiable y "no se había hecho ningún esfuerzo sustancial para excluir el error sistemático, incluyendo el sesgo o prejuicio del observador".

2. "La interpretación se había difuminado por la exclusión de medidas que chocaban contra lo que se buscaba". En particular, "la sangre que no se degranulaba era grabada pero no se incluía en los análisis preparados para la publicación". Además el experimento a veces fallaba completamente durante "periodos de varios meses".

3. Había una insuficiente "evitación de contaminación" y en una gran proporción "la fuente de sangre para los experimentos no está controlada".

4. El estudio no había revelado previamente que "los salarios de dos de los coautores del artículo publicado fueron pagados por contrato entre el INSERM 200 y la compañía francesa Boiron et Cie."

5. "El fenómeno descrito no es reproducible". "Creemos que los datos experimentales se han asentado sin ninguna crítica y sus imperfecciones no se han reportado adecuadamente."

La debacle

noframe

Si bien Nature dio oportunidad a Benveniste para la defensa, ésta no fue científica, sino emocional y polémica, diciendo que la comisión actuó tendenciosamente (para decirlo de forma suave), usando términos como incompetencia, caza de brujas y macartismo. Una reacción totalmente desmedida para alguien a quien se señaló un error.

Otros laboratorios repitieron los trabajos de Benveniste y no pudieron obtener resultados similares, y una serie de científicos señalaron las razones por las cuales éste puede haber malinterpretado los datos. La reacción desmedida puede estar en relación con el hecho de que sus investigaciones estaban siendo parcialmente financiadas por empresas farmacéuticas homeopáticas. Recuérdese que al aparecer la medicina homeopática a comienzos del siglo XIX, antes de establecimiento de la teoría atómica, se postuló que la actividad biológica de las grandes diluciones aumenta (se “potencia”). La medicina homeopática mueve grandes intereses financieros y una verificación científica de este postulado básico hubiera sido un espaldarazo nada despreciable. El escándalo sacudió a Nature, que recibió una avalancha de críticas.

Nuevo escándalo

Para agregar más insulto al agravio, la controversia continuó con la supuesta investigación de Benveniste, en la que afirmaba ser capaz de transmitir electrónicamente y de manera rutinaria las actividades biológicas al agua o a células cultivadas, almacenar dichas señales en dispositivos informáticos y enviarlas a través de Internet.[2]

Premio Ig Nobel

Benveniste fue el ganador del prestigioso premio Ig Nobel en 1991. En 1998 se convirtió en la primera persona en ganar el premio por segunda ocasión gracias a su "descubrimiento" de que el agua no sólo tiene memoria, sino que esta información se puede transmitir a través de la Red Telefónica y de Internet.[3]

Este galardón es otorgado anualmente por Marc Abrahams, editor de The Annals of Improbable Research, y un grupo de científicos.

El caso de la 'memoria del agua' ya es una controversia científica histórica. En su tiempo generó apasionados debates en los años 80 y 90. Debido principalmente a las dificultades para que otros equipos reprodujeran los experimentos disputados y la ausencia de un marco teórico, esta hipótesis ahora ha quedado en el basurero del olvido. Solo los sociólogos de la ciencia mantienen interés por esta controversia, que fue un ejemplo revelador del funcionamiento de la ciencia.[4]

Véase también

Referencias y ligas externas

(Nota de la administración) Algunas ligas podrían estar rotas o algunos videos pueden haber sido eliminados.

  1. Elisabeth Davenas, Jacques Benveniste, et al (Jun, 1988) «Human basophil degranulation triggered by very dilute antiserum against IgE». Vía: Nature. doi:10.1038/333816a0.
  2. Declan Butler (1997) «Nobel laureates face libel suits from ‘water memory’ researcher». Vía: nature.com.
  3. Benveniste, J.; Jurgens, P.; Hsueh, W.; Aissa, J. (1997) «Transatlantic transfer of digitized antigen signal by telephone link». Vía: web.archive.org.
  4. Francis Beauvais (2018) «Benveniste’s Experiments Explained by a Non-Conventional Experimenter Effect». Vía: Pubmed. PDF
P
Hombres
Andrew WakefieldArthur KrigsmanArturo Solís HerreraAlejandro Segebre SalcedoBruce LiptonCyril BurtDaryl BemDiederik StapelDipak K. DasDong Pyou HanEmil AbderhaldenFelipe Ruiz EspinozaHyung-In MoonIgor y Grichka BogdanovJacques BenvenisteJan Hendrik SchonJoachim BoldtJohann BeringerJohn HagelinJon SudbøKarel BezouskaMalcolm PearceMark GeierMichel SchiffPaul CameronScott S. ReubenShinichi FujimuraStephen BreuningWilliam McBrideWilliam SummerlinWoo Suk Hwang
Mujeres
Almudena Ramón CuetoAmy YaskoBarbara FredricksonBrigitte BoisselierCaroline BarwoodColleen HuberMadeleine EnnisSuchitra Sumitran-Holgersson
Apropiación del trabajo de otros
Selman Abraham WaksmanThomas H. Morgan
P
Charlatanes típicos
Alejandro G. EnríquezAlejandro Segebre SalcedoAmy YaskoAndreas KalckerAndrew SchlaflyAndrew WakefieldÁngel Escudero JuanÁngel Lara García Angela DowdenAntonio Acha MartínArthur KrigsmanArturo Solís HerreraBracoChinda BrandolinoDaryl BemDelores KriegerDiana Álvarez MauryDoctor DencilElisabeth DavenasEric DollardErich von DänikenEulogio de la TorreFelipe Ruiz EspinozaFrancisco FornellGabriel GaviñaGabriel Ruiz GarcíaGeorge PsalmanazarGeorge VithoulkasGermán de ArgumosaGermán Peidro MartínezGregorio PlaceresGuillermo GonzálezGuy CogginsHance LimboroHans Kristian KotlarHarry OldfieldHéctor TariccoHulda ClarkIsaac GoizJacques BenvenisteJim HumbleJoan Miquel ViadéJosé Rafael EstradaJoseph NicolosiJozef RulofLaura LecarosLeonardo Delgado ArizaLeonardo StembergM. A. RajalakshmiMaduike EzeibeManto Tshabalala-MsimangMarcín AtramMariam Al-SohelMark GeierMartha RogersMarvin HerndonMarvin S. AntelmanMasaru EmotoMatthias RathMaurice BucailleMichael BeheMichael van StratenMumbi SerakiNancy Ann TappeOlga KovekhÓliver IbáñezPatricia GoodsonPatricia PullingPatrick HolfordPeter JosephPeter KolosimoPhillip E. JohnsonRyke Geerd HamerRobert O. YoungSamuel HahnemannShinichi FujimuraTinus SmitsTracy MilanovichTullio SimonciniVianna StibalWilson Bryan KeyZecharia Sitchin
Charlatanes mediáticos
Alexander BackmanAlex JonesAna Luisa CidAndrew WeilAnita SarkeesianAntonio VázquezCarlos TrejoClaudia LizaldiColleen HuberDavid MathesonDavid MeadeDeepak ChopraEllen GreveEmilio CarrilloEnric CerquedaEnric CorberaEnric MarcoEric DubayGerhard HanswilleGillian McKeithGiorgio A. TsoukalosGisela BarretoGraciela VarelaGuillermo WoodGwyneth PaltrowIgnacio Fornés OlmoIru LanducciJaime MaussanJaime RodríguezJames Lyons-WeilerJames Van PraaghJasmuheen (Ellen Greve)Jillian Mai ThiJomandaJose Luis CamachoJoseph MercolaJ. J. BenítezJudy Zebra KnightKat KerrLarry CookLaura SchlessingerLua CatalàLynn AndrewsMaharishi Mahesh YogiMaría Rosario RowanMariló MonteroDr. OzMhoni videnteMizada MohamedPadme CastellanosPepe RamayáRafael TorresRavi DevganRay SantilliRhonda ByrneRodolfo GarridoRosy Flor PenicheSalfateStephanie MessengerSue WallaceSusan ClarkSuzanne HumphriesSylvia BrowneThelma MossTxumari AlfaroVictoria Knight-McDowellZuluan Orion
Charlatanes históricos
Albert AbramsAlbert KochAntoine PrioréArthur FordBartlett Joshua PalmerBilly MeierCarlos CastanedaCharles BerlitzCharles HapgoodClark StanleyDaniel David PalmerDeForest JarvisEd y Lorraine WarrenEdgar CayceEdward HineEleanor McBeanErnst Ferdinand RückertEva CarrièreFrancis LefebureFrançois De LoysFranz Joseph GallFranz MesmerGerolamo CardanoRoger de La FuÿeHugh Auchincloss BrownImmanuel VelikovskyJames VicaryJeane DixonJohn Harvey KelloggJohn WilsonKarel DrbalLas hermanas FoxLobsang RampaMaurice DorealMax GersonNathan KnorrPhineas QuimbyPrahlad JaniQuesalidReinhold VollRichard BrothersRichard S. ShaverRobert G. HeathSamuel RowbothamSathya Sai BabaSemen KorsakovSylvester GrahamTed SeriosTony AgpaoaTrofim LysenkoUri GellerVendyl JonesWalter SiegmeisterWilhelm LuxWilhelm ReichWilliam CharltonWilliam Griffith WilsonWilliam LillyZé Arigó