Isabella Denley

De Wiki Pseudociencia
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Isabella Denley.jpg
Isabella Denley
Víctima de las pseudociencias
Pseudociencia implicada
Fecha de muerte

19 de octubre de 2002

Isabella Denley, era una niña epiléptica de Australia que murió después de que sus irresponsables padres, Warren y Helena Denley, abandonaron el medicamento anticonvulsivo que le había recetado su neurólogo y volcaron sus esperanzas en charlatanería y pseudociencia. Al morir tenía un año y un mes de nacida.

Antecedentes

Las drogas antiepilépticas tuvieron efectos secundarios terribles en la niña, incluida la pérdida de sueño e hiperactividad, por lo que recurrieron a terapias alternativas, visitando a un kinesiólogo vibracional, un osteópata craneal y un psíquico que les dijo que Isabella sufría un trauma de vidas pasadas. Un iridólogo les afirmó que la niña ni siquiera estaba enferma.[1]

Una investigación recabó información de que cuando Isabella murió, la niña estaba tomando exclusivamente medicamentos homeopáticos. Sus padres creían que estaban haciendo todo lo posible. Pero claramente las posibles trampas de las pseudoterapias van más allá de los despiadados charlatanes. De hecho, el verdadero peligro puede ser la falsa fe en que las terapias alternativas inevitablemente alcanzarán, y curarán, las partes que los medicamentos alopáticos no llegan.

Fallecimiento

Finalmente el 19 de octubre de 2002, la pequeña Isabella falleció en su casa tras sufrir un fuerte ataque epiléptico. Los análisis forenses demostraron que en su cuerpo no había ni un solo rastro de los principios activos de los medicamentos que se suponía debería estar tomando la niña. Posteriormente, los padres reconocieron que estaba siendo tratada exclusivamente con preparados homeopáticos.

Mark Mackay, neurólogo del Royal Children's Hospital, dijo que Isabella sufría una 'epilepsia potencialmente mortal' y que necesitaba medicamentos anticonvulsivos.

El Dr. Mackay confirmó haber llamado a la unidad de protección infantil del Departamento de Servicios Humanos (DSH) después de que los padres de Isabella no hicieron caso a su consejo, ya que sus frecuentes ataques epilépticos resultaron en ingresos frecuentes al hospital. El neurólogo informó que el señor Denley estaba 'extremadamente enojado' y que le dijo que no tenía derecho a llamar al DSH. El doctor le comentó al padre que había un mandato legal que requería que notificara al DSH si él consideraba que un niño estaba en riesgo.

El DSH monitoreó a Isabella durante casi dos meses, según la investigación, pero se detuvo un mes antes de su muerte. El cumplimiento del tratamiento recomendado se controlaba mediante análisis de orina y sangre.

En diciembre de 2003, el caso fue remitido al Director del Ministerio Público de Victoria, Australia.[2]

Declaraciones

noframe

El Sr. Warren Denley, un contratista de tecnología de la información, dijo que en las semanas previas a la muerte de Isabella, ella estaba siendo tratada exclusivamente con medicina homeopática. Denley comentó que la niña 'estaba más feliz y saludable desde que comenzaron las convulsiones'. El matrimonio Denley comentó que los practicantes de la salud alternativa aliviaron algunos de los efectos secundarios de Isabella.

La Sra. Olga Szewczuk, abuela de Isabella, dijo que vio la diferencia en la niña después de que le dieron medicamentos homeopáticos. 'Ella caminaba bien, coordinada y feliz, (era) la Isabella que conocíamos', dijo en su declaración.[3]

Si bien el Dr. Mackay dijo que Isabella sufría de epilepsia, no se estableció una causa exacta de muerte, ya que el Sr. y la Sra. Denley presentaron una solicitud ante el forense Phil Byrne pidiendo que no se realizara una autopsia.

Aunque la autopsia no se llevó a cabo, el patólogo forense David Ranson dijo que las muestras de toxicología tomadas de Isabella no detectaron ningún medicamento anticonvulsivo en su sistema. El Dr. Ranson expresó que 'claramente, si esta niña tenía un número reducido de convulsiones en asociación con medicamentos... hay una mayor posibilidad de que ocurran convulsiones en ausencia de control de la medicación [...] En el escenario de tal ataque, podría ocurrir la muerte'.[4]

Este no es un caso aislado. Usar la homeopatía en lugar de un tratamiento real basado en evidencia es peligroso. Si se rechazan los medicamentos y se tratan a los hijos solo con homeopatía, se está poniendo en riesgo. Ese es el resultado final, y no hay forma de evitarlo. Como dice Phil Plait de Bad Astronomy, "es quizá el más ridículo de todos los 'medicamentos alternativos', ya que claramente no puede funcionar, no funciona, y ha sido probado y demostrado repetidamente que es inútil".[5]

Otras víctimas en que la homeopatía estuvo implicada

Referencias y ligas externas

(Nota de la administración) Algunas ligas podrían estar rotas o algunos videos pueden haber sido eliminados.

  1. What's the harm «What's the harm in homeopathy? - Isabella Denley». Vía: whatstheharm.net.
  2. ABC Staff (Dic, 2003) «Epilepsy-related death referred to DPP». Vía: abc.net.au.
  3. The Age Staff (Dic, 2013) «Parents could face charges over toddler's death». Vía: theage.com.au.
  4. The Age Staff (Nov, 2003) «Inquest told parents 'rejected advice'». Vía: theage.com.au.
  5. Mihai Andrei (Abr, 2014) «Everything you wanted to know about homeopathy but never asked». Vía: zmescience.com.