Homeopatía y hormesis

De Wiki Pseudociencias
Artículos sobre
Homeopatia Logo.png
Homeosectarismo

La homeosectaria Iris Bell ha afirmado que los remedios homeopáticos son un ejemplo de hormesis.

Antecedentes

Edward Calabrese, el entonces director de investigación del departamento de química del fallecido ganador del Nobel Linus Pauling en Berkeley, fue el que descubrió el fenómeno llamado 'hormesis'.[1] Derivado de la palabra hormo (alentar) este fenómeno muestra que cualquier molécula química en dosis muy pequeñas siempre son bio-positivas, mientras que el mismo medicamento en sus dosis más grandes podría ser bio-negativo.

La realidad es que la hormesis es un término utilizado por los toxicólogos para referirse a una respuesta de dosis bifásica a un agente ambiental caracterizado por una estimulación de dosis baja o efecto beneficioso y un efecto inhibidor o tóxico de dosis alta. En los campos de la biología y la medicina, la hormesis se define como una respuesta adaptativa de células y organismos a un estrés moderado.

De acuerdo con Calabrese, muchas subdisciplinas biológicas que evalúan regularmente las relaciones dosis-respuesta han identificado un proceso conservado evolutivamente en el que una dosis baja de un estímulo estresante activa una respuesta adaptativa que aumenta la resistencia de la célula u organismo a un nivel de estrés moderado a severo.[2]

Por lo tanto, una definición funcional breve de hormesis es: 'proceso en el que la exposición a una dosis baja de un agente químico o factor ambiental que es perjudicial a dosis más altas induce un efecto beneficioso adaptativo en la célula u organismo'.[3] La respuesta de la célula u organismo a la baja dosis de una toxina se considera un proceso compensatorio adaptativo después de una interrupción inicial en la homeostasis.

El concepto de hormesis perdió algo de respeto, interés y práctica científica después de la década de 1930, en parte porque algunas personas lo asociaron erróneamente con la práctica de la homeopatía.[4] El mismo Calabrese afirmó en un artículo que "el prolongado e intenso conflicto entre la homeopatía y la medicina 'tradicional' (alopatía) condujo a la exclusión del concepto de hormesis de una amplia gama de actividades médicas y de salud pública que incluyen investigación, enseñanza, subvenciones, publicaciones, profesionales."[5]

Refutación

Tres de los tipos más comunes de hormesis discutidos en la literatura científica son los inducidos por radiación (hormesis de radiación), químicos (hormesis química) y estilo de vida (hormesis de estilo de vida).[6] Relacionar la homeopatía con la hormesis es ridículo. La hormesis no es más que una curva de dosis-respuesta bifásica en la que la curva de, por ejemplo, la radiación, inicialmente disminuye con la dosis creciente (menos riesgo de enfermedad con la exposición a la radiación en aumento) y luego se curva hacia arriba y en algún punto cruza un umbral donde la exposición a la radiación ya no es beneficiosa si no perjudicial con aumentos adicionales de dosis.[7]

La homeopatía y la hormesis tienen en común el uso de pequeñas dosis, pero difieren conceptualmente en algunas cuestiones importantes:

  1. Mientras que las respuestas horméticas (químicas) son inducidas por concentraciones pequeñas pero medibles (por encima del número de Avogardo), las concentraciones homeopáticas suelen estar muy por debajo de esto. El uso de un remedio con una "concentración" de 10-400 de la solución madre es una práctica común en la homeopatía clásica y la razón por la que no existe ni un solo efecto farmacológico (con excepción del efecto placebo.
  2. A diferencia del efecto no específico de la hormesis, inducida por una variedad de sustancias químicamente no relacionadas, en un remedio homeopático jamás se ha demostrado que tenga algún tipo de acción específica o no específica.
  3. El efecto hormético es reversible y se revierte con el cese de la sustancia hormética.[8] El chocho homeopático no posee ni una sola molécula de la sustancia original, por lo que no se puede hablar de una reversión de acción.

Incluso el homeosectario Menachem Oberbaum, en su artículo "Update on hormesis and its relation to homeopathy" ('Actualización sobre la hormesis y su relación con la homeopatía'), afirmó después de su investigación que "No hay evidencia convincente de similitud entre estos dos sistemas (hormesis y homeopatía). Además, hay varias diferencias cruciales entre ellos, que parecen refutar cualquier idea de que provienen de la misma raíz."[9]

La hormesis es cuestionable, y si existe en algunos casos, este no es un fenómeno universal de ninguna manera; también describe una respuesta a una dosis baja, no a una dosis cero.[10]

Para mayor información véase también

Referencias y ligas externas

(Nota de la administración) Algunas ligas podrían estar rotas o algunos videos pueden haber sido eliminados.

  1. B. M. Hegde (Ene, 2012) «Homeopathy—science or fraud?». Vía: moneylife.in.
  2. Edward Calabrese, et al (Jul, 2007) «Biological stress response terminology: Integrating the concepts of adaptive response and preconditioning stress within a hormetic dose-response framework». Vía: Toxicology and Applied Pharmacology. doi:10.1016/j.taap.2007.02.015.
  3. Mark P. Mattson (Ago, 2007) «Hormesis defined». Vía: Ageing Research Reviews. doi:10.1016/j.arr.2007.08.007.
  4. Nassim N. Taleb (2012) «Hormesis is redundancy». Vía: edge.org.
  5. Edward Calabrese (2005) «Toxicological awakenings: the rebirth of hormesis as a central pillar of toxicology». Vía: Toxicology and Applied Pharmacology. doi:10.1016/j.taap.2004.11.015.
  6. SD Ray, FF Farris & AC Hartmann (2014) «Hormesis». Vía: Elsevier Inc. doi:10.1016/B978-0-12-386454-3.00398-5.
  7. David Gorski (Mar, 2011) «Ann Coulter versus physics: Guess who wins? (Better late than never)». Vía: scienceblogs.com.
  8. Menachem Oberbaum, Noah Samuels & Shepherd Roee Singer (May, 2005) «Hormesis is not homeopathy». Vía: Toxicology and Applied Pharmacology. doi:10.1016/j.taap.2005.05.011.
  9. Menachem Oberbaum & Cornelius Gropp (2015) «Update on hormesis and its relation to homeopathy». Vía: Homeopathy. doi:10.1016/j.homp.2015.07.001.
  10. Harriet Hall (Sep-Oct, 2014) «An Introduction To Homeopathy». Vía: skepticalinquirer.org.