Fundamentalismo religioso

De Wiki Pseudociencia
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Artículos sobre
00-Anti BullShit Logo.jpg
Idioteces

Fundamentalismo es el nombre que recibe la corriente religiosa o ideológica que promueve la interpretación literal de sus textos sagrados o fundacionales (por encima de una interpretación contextual), o bien la aplicación intransigente y estricta de una doctrina o práctica establecida.

¿Todas las tradiciones religiosas tienen la misma capacidad para generar violencia? Esta noción tan difundida tendría mucha mayor credibilidad si Pat Robertson y Jerry Falwell estuvieran escribiendo artículos que defienden la lapidación de las adúlteras (como lo hizo el escritor musulmán radicado en Suiza Hani Ramadan, en un artículo que publicó en el periódico francés Le Monde en septiembre de 2002), o haciendo un llamamiento a la matanza de los blasfemos (la blasfemia es una ofensa capital en Pakistán y en el resto del mundo islámico), o a estrellar aviones contra los edificios icónicos de aquel a quien consideran el enemigo.[1]

Diferencia entre terrorista cristiano e islámico

El hecho de que los cristianos evangélicos no cometan actos semejantes es una clara evidencia de que no todos los «fundamentalismos» son equivalentes. En oposición a los enfoques de construccionistas que actualmente predominan en los campus universitarios, las religiones no son simplemente materia prima susceptible de ser moldeada de cualquier manera por los creyentes. Existen considerables coincidencias en la conducta de la gente religiosa de las distintas tradiciones. Por ejemplo, rezan, se reúnen y efectúan ciertos rituales. A veces incluso cometen actos de violencia en nombre de su religión. Pero la frecuencia y concordancia de esos actos de violencia, y su grado de cercanía con la corriente principal de cada religión, están en gran medida determinadas por las enseñanzas reales de cada religión.

A los apologistas islámicos les gusta señalar a Timothy McVeigh y a Eric Rudolph como ejemplos de terroristas cristianos, pero existen tres razones por las que McVeigh y Rudolph no son equivalentes a Bin Laden y Zarqawi:

  1. Ellos ni siquiera intentaron justificar sus acciones por medio de referencias a las Escrituras cristianas o a la tradición.
  2. No actuaban basándose en las principales enseñanzas del cristianismo
  3. En el mundo no existe ningún grupo importante de cristianos que estén dedicados a aplicar las mismas enseñanzas.

La diferencia entre Osama bin Laden y Timothy McVeigh es la diferencia existente entre los actos y las enseñanzas aberrantes. Cualquier ser humano que tiene un sistema de creencias puede hacer cosas abominables. Pero es más probable que los actos de esta naturaleza se produzcan en mayor número y frecuencia cuando están incentivados y perpetuados por textos religiosos y por quienes transmiten su enseñanza.

Que el problema esté dentro del Islam no quiere decir que cada musulmán sea un problema. Como hemos visto, muchos de los que se identifican como musulmanes sólo tienen un somero conocimiento y escaso interés en las enseñanzas del Islam. El admitir que la violencia yihadista global da la pauta de que existe un problema en el Islam sólo implica ser honesto: en todo el mundo hay grupos que creen que es su responsabilidad ante Dios hacer la guerra contra los no musulmanes (kafires) e imponer la ley islámica; en primer lugar en los estados musulmanes, y luego en los no musulmanes. Ésta es la motivación principal de la violencia terrorista actual, y está basada en las enseñanzas del Corán y la sunna.

Ningún problema puede resolverse si no se identifica su causa. Un médico que trate con aspirinas unos dolores de cabeza persistentes causados por un tumor cerebral no va a poder eludir por mucho tiempo los juicios por mala praxis. Para que un proyecto islamista moderado pueda tener éxito es necesario identificar los elementos del Islam que originan la violencia y el terrorismo y trabajar de todas las maneras posibles para cambiar la comprensión que tienen los musulmanes de esos elementos, de modo tal que los reclutadores de la yihad ya no puedan convencer a los jóvenes de que se unan a la misma apelando a su deseo de vivir en la falacia del «Islam puro».

La duda es si los musulmanes moderados podrían modificar la idea que millones de musulmanes tienen del Islam. Pero no existe ninguna posibilidad de que lo logren, independientemente de los acontecimientos, si no toman conciencia de los motivos por los que el islam crea gente como Bin Laden y Zarqawi.

Mucho se ha dicho que el Islam es una religión de paz que ha sido secuestrada por una ínfima minoría de extremistas fundamentalistas, sin embargo, ésta es, desde luego, la madre de todos los mitos sobre el Islam. Su persistencia y actitud de resistencia frente a la abrumadora cantidad de evidencias en su contra, tanto en la teología islámica como en los periódicos de la actualidad, no se deben simplemente a un ingenuo multiculturalismo y a una cínica duplicidad. Incluso el teólogo Sayid Qutb, de los Hermanos Musulmanes, uno de los principales defensores de la yihad violenta en el siglo XX, ha enseñado (sin ningún dejo de ironía) que el islam es una religión de paz. Sin embargo, él tenía en mente una idea de paz muy específica:

«Cuando el islam hace esfuerzos por la paz, su objetivo no es esa paz superficial que se basa solamente en la seguridad de esa zona del mundo donde residen los adeptos al islam. La paz que desea el islam es aquella donde la religión (la ley de la sociedad) sea purificada por Dios, donde todos obedezcan sólo a Dios y donde no haya ciertos dioses que estén por encima de otros. Después del periodo del Profeta, la paz sea con él, sólo se deben seguir las etapas finales del movimiento de la yihad; las etapas inicial e intermedia no son aplicables»

En otras palabras, el islam es una religión de la paz que va a sobrevenir cuando todos sean musulmanes, o al menos cuando estén sometidos al Estado islámico. Para lograr esa paz, los musulmanes deben hacer la guerra.

Referencias y ligas externas

(Nota de la administración) Algunas ligas podrían estar rotas o algunos videos pueden haber sido eliminados.

  1. Ramadan, Hani. «La charia incomprise», Le Monde, 10 de septiembre de 2002.


P Idioteces de la religión
Cristianismo   Dogma de feGuerra contra la NavidadHerejíaManejadores de serpientesSanto
Islam   YihadFundamentalismo religiosoLapidación