Fraudes en el área biomédica

De Wiki Pseudociencia
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Corrupción
00-Bad Pharma Logo.jpg
en la Ciencia

Los científicos que cometen fraude en el área biomédica, ¿ponen en riesgo la salud de sus pacientes actuales y futuros? El fraude probablemente no hace daño a ningún paciente directamente cuando se fabrican los datos. Pero imaginemos que esta investigación fraudulenta, digamos acerca de un nuevo y espectacular método de cirugía de prolapso con el uso de un dispositivo o de malla, se publica en una revista muy conocida. Obviamente otros médicos que realicen la misma operación no lograrán los mismos resultados, y también pueden causar daño a los pacientes.

¿Es la prevención del fraude una opción? Los editores juzgan los manuscritos con el proceso de revisión por pares. Sin embargo, los colaboradores son voluntarios ocupados que no pueden comprobar la autenticidad de todos los datos de los artículos. En los EE.UU., la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) tiene el poder de ir a las instituciones o empresas farmacéuticas para comprobar si los datos sobre los participantes en los estudios científicos es correcta. Desafortunadamente, pocos países cuentan con instituciones nacionales comparables a la FDA.

Un punto de discusión es cuáles son las consecuencias de no detectar y corregir la ciencia fraudulenta. Un punto de vista del proceso científico es que se auto-corrige. En la actualidad hay poca o nula recompensa para quienes refutan el trabajo incorrecto o las hipótesis de los investigadores anteriores. No hay espacio en la literatura para la publicación de todos los estudios que son negativos o en desacuerdo con los de anteriores investigadores. Además, incluso si se encuentran artículos fraudulentos, no existe un mecanismo fiable para la eliminación de tales artículos de la literatura. Como ha sido señalado por los Drs. Mark Pfeifer y Gwendolyn Snodgrass: "Los artículos que citan trabajos no válidos o retirados son abundantes y omnipresentes en la literatura científica... no existe fuente confiable para localizar el trabajo fraudulento o erróneo... Las revistas carecen de un enfoque coherente en el formato de retracciones".[1] Por lo tanto, a menos que los revisores se vuelvan cada vez más conscientes del problema del fraude y seriamente involucrados en la prevención de la literatura no válida de ser publicada, nuestros campos de la ciencia biomédica contendrán un gran número de artículos incorrectos que no podemos eliminar.[2]

Sociedades, hospitales, departamentos y todas las instituciones donde se produce trabajo científico deberían preguntarse si las recompensas financieras o carreras deben ser tan dependientes del índice de Hirsch, en lugar de evaluar al individuo sobre todos sus méritos. El cambio sólo puede venir desde dentro de la propia comunidad científica; de lo contrario, nos enfrentaremos a más fraude científico y una posible crisis científica.[3]

Otros artículos relacionados

Referencias y ligas externas

(Nota de la administración) Algunas ligas podrían estar rotas o algunos videos pueden haber sido eliminados.

  1. Pfeifer MP, Snodgrass GL (1990) The continued use of retracted, invalid scientific literature. J Am Med Assoc 263(10):1420-1423
  2. Richard P. Macdermott (1991) Fraudulent Research in Science: The Responsibility of the Peer Reviewer. Cancer Investigation, 9:6, 703-705, DOI: 10.3109/07357909109039883
  3. Steven E. Schraffordt Koops (2012) Fraud and deceit in science. Int Urogynecol J. 23:809–810 doi 10.1007/s00192-011-1660-4