Ezekiel Stephan

De Wiki Pseudociencia
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Víctimas de la pseudociencia
Ezekiel Stephan.jpg
Ezekiel Stephan

Ezekiel Stephan fue un bebé de Alberta, Canadá, que murió de meningitis a los 19 meses de edad. Su caso estuvo en los titulares durante seis años.

Años atrás, miles de bebés y niños pequeños morían de meningitis en América del Norte cada año. Lo que hace que la muerte de Ezequiel, en 2012, sea especialmente inusual fue el caso legal contra sus padres. Su padre, David Stephan, y su madre, Collet, fueron acusados ​​y condenados en 2016 en un tribunal de Alberta por no proporcionar lo necesario para la vida del niño. Después de años de batallas legales y apelaciones, el caso finalmente llegó a la Corte Suprema de Canadá en mayo de 2018, donde el caso fue anulado por un tecnicismo. David y Collet tienen que volver ser procesados nuevamente en Alberta.

Ha habido decenas de artículos incisivos, cobertura de televisión extensa y opiniones éticas y legales de todo el mundo. El caso tomó años para finalmente ser procesado, y el juicio real duró semanas. La opinión pública, que estuvo en gran medida en contra de la pareja desde el principio, pareció oponerse debido a los blogs de David Stephan, sus apariciones en televisión, y especialmente sus exposiciones en sus páginas de Facebook, que básicamente eran su manera de culpar a los demás. Nunca, hasta el día de hoy, le ha dicho al público que él o su esposa tuvieran algún rol en la horrible muerte del pequeño Ezequiel.

La parte más interesante del caso fue la relación directa de David Stephan con Truehope Nutritional Support, una compañía fundada por su padre Anthony Stephan. Tal empresa comercializa productos de salud naturales y ha resistido los desafíos de Health Canada durante años. David trabaja para la compañía directamente. Los primeros días de la compañía fueron el centro de atención del libro, Pig Pills, Inc. La anatomía de un fraude médico y académico alternativo.

El producto original de Truehope, EmpowerPlus, hizo grandes afirmaciones sobre tratar enfermedades mentales graves. Lo comercializaron desde Alberta, pero siempre lo han fabricado varias compañías en los Estados Unidos. La razón por la que este producto pseudocientífico es importante en el caso de Ezekiel es porque los Stephans las usaron para tratar a sus propios hijos, particularmente al niño fallecido.

Hubsymbol.png
Este artículo es parte del Hub Fallecidos por las pseudociencias
donde se encontrarán más artículos relacionados con el tema.

La base de las acusaciones y la condena se debieron a que los padres no proporcionaron las necesidades básicas para la vida. Durante el juicio, se reveló que Ezekiel nunca había estado en un consultorio médico. Nació en su casa, en la zona rural de Alberta, siendo el parto atendido por una enfermera. Ezequiel, al igual que sus otros hermanos, nunca recibió inmunización de ningún tipo.

Cuando Ezequiel enfermó con una afección respiratoria el 27 de febrero de 2012, su salud disminuyó constantemente. Incluso después de que fue visitado por su abuelo, Anthony Stephan, no hubo mejoría. Se puso tan 'rígido' que no pudo subir a su asiento del automóvil. Finalmente fue llevado de urgencia al Hospital Infantil de Calgary en estado de coma y fue declarado 'con muerte cerebral' el 12 de marzo de 2012. La autopsia mostró meningitis bacteriana y un empiema (pus en el pulmón).

¿Por qué los padres no reconocieron lo enfermo que estaba? ¿Eran enteramente culpables? Claramente ignoraron las señales de advertencia que cualquier padre debería haber reconocido. ¿Por qué Collet lo llevó a ver a un naturópata en Lethbridge, pero nunca lo llevó a un consultorio médico? Al parecer ella preguntó en la oficina del naturópata por el BLAST, un producto de "salud natural" que contiene equinácea. Por supuesto, su meningitis podría haberse evitado fácilmente y su vida podría haber sido salvada si hubieran sido padres conscientes. En vez de eso, eran básicamente fanáticos anti-vacunas y antimédicos que en cambio lo trataron con extracto de hoja de olivo, ajo, cebolla, pimienta, raíz de jengibre y rábano picante.

La evidencia fue abrumadora, y durante todo el juicio, David despotricaría sobre cuán malo era el caso del Gobierno. "¡Fue una conspiración gigante! ¡La evidencia fue manipulada o retenida! ¡El patólogo estaba equivocado! ¡Hubo un encubrimiento masivo!", y otras estupideces del mismo calibre.

Después de su condena por un jurado en abril de 2016, apelaron. La apelación finalmente fue atendida en noviembre de 2017. David Stephan continuó atacando la condena original con insultos insanos contra el caso de la fiscalía y la decisión del jurado. Inventó una teoría de conspiración sobre evidencia retenida, que Ezekiel en realidad no tenía meningitis o un empiema, y ​​que los conductores de la ambulancia y el personal del Hospital Infantil causaron la muerte de Ezekiel porque no tenían el tubo del tamaño correcto cuando intentaron intubarle durante el transporte a Calgary. En mayo de 2018, el caso fue rechazado por el Tribunal Supremo de Canadá en Ottawa. El tribunal ordenó un nuevo juicio con los cargos originales. Si los Stephans fueran nuevamente condenados, en realidad podrían enfrentar consecuencias más graves.[1]

Referencias y ligas externas

(Nota de la administración) Algunas ligas podrían estar rotas o algunos videos pueden haber sido eliminados.

  1. Terry Polevoy (2018) «Complementary Medicine: Risks to Infants and Children». Vía: ncbi.nlm.nih.gov. PDF para descargar.

Otras víctimas de las pseudociencias


Referencias y ligas externas

(Nota de la administración) Algunas ligas podrían estar rotas o algunos videos pueden haber sido eliminados.