Experimentación homeopática

De Wiki Pseudociencia
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Artículos sobre
Homeopatia Logo.png
Homeosectarismo

Los chochos homeopáticos, según los homeosectarios, deben ser probados por 'experimentación' (en inglés, 'provings') en personas sanas para conocer sus propiedades curativas. Dicen que esta supuesta "puesta a prueba" sirve para poner de manifiesto que aquellos chochos considerados como curativos de ciertas enfermedades producen un cuadro semejante al de la enfermedad en sujetos de experimentación (sanos).

Las supuestas experimentaciones homeopáticas se cree que permiten acumular un gran caudal de información acerca de los chochos en virtud de la ahora considerada falsa ley de los similares. En estas experimentaciones se emplean sustancias, tanto vegetales o minerales en cantidades infinitesimales, para luego, según su similitud, poder aplicarla en enfermos con los síntomas dados en la experimentación con personas sanas.[1]

Refutación

Son muchos los homeosectarios que muestran signos bajos o nulos de honestidad, razocinio, pensamiento crítico o inteligencia general; sin embargo, otros tanto están revelando información errónea no intencional (información que pensaron que era correcta por su mejor esfuerzo, pero que en realidad no era real).

Está mal que los defensores de la homeopatía se inventen que funciona por razones sacadas de la manga como potenciación, agitación, sucusión, vibraciones, mecánica cuántica, memoria del agua, nanopartículas, etc. Esto es lo que mucha gente no entiende.

Uno no puede ir por el mundo diciéndole a las personas que la caca ultradiluída ayuda, en algunos casos, a curar las úlceras estomacales, y afirmar que tiene esa certeza sólo porque hizo 'experimentaciones' al notar que algunas personas sin úlceras estomacales a su alrededor se limpiaban el trasero, y se llevaban (a veces inconscientemente) los dedos a la boca. Algunas personas se meten los dedos a la boca, por cualesquier razón, después de ir al W.C., así que llamemos a esto 'experimentación' de que las partículas de caca deben tener un efecto drástico sobre las úlceras estomacales.

A pesar de que esta 'experimentación' anterior no está basada en el método científico, y aunque suene ridículo llamarlo experimentación, parece que en la homeopatía esta forma de proceder es aceptable. Así es como se 'experimentaron' las pruebas homeopáticas originales, y los homeosectarios todavía se las creen.

Eso no es una experimentación real, al menos como se describe el término en Ciencia. Aún así, algunas personas seguirán creyéndolo, debido a las palabras y la información específica que la comunidad homeosectaria usa para distraer a las personas del fraude implicado en esa situación. Primero, solo llamándolo 'experimentación', incluso si no lo es, engaña a muchas personas, incluso a quienes se consideran inteligentes, para que piensen que es una verdadera experimentación científica. Es deshonesto llamarlo así, pero el 90 por ciento, o más, de las personas en el mundo puede llegar a creerse esta patraña. Si la gente recibe información de un libro o en otros medios por parte de una supuesta autoridad en medicina, entonces tiene la falsa certeza de que debe ser cierto. Especialmente si se emplean palabras como 'potencia' y 'experimentación' o se habla en tecnoparloteo.

Si uno elige llamar 'experimentaciones' a cosas que no lo son, entonces se está cayendo en la deshonestidad y fraude, porque se puede convencer a muchas personas normales, pero crédulas, de que se llevó a cabo una experimentación real según los estándares científicos actuales cuando en realidad no hubo nada de eso. Esto es engañoso.

Imaginemos que quizá en 10 años se descubre una planta, hierba o arbusto que posee sustancias con las que se puede tratar algún tipo de cáncer pero que carece de los efectos secundarios de los que adolecen los fármacos quimioterapéuticos. Luego imaginemos que muchas personas nativas de la región donde se da esa planta -que según estadísticas no sufren de úlceras estomacales-, la consumen ya sea cruda o en té, y luego lo combinan con caca ultradiluída porque no tienen buena higiene al ir a defecar en la selva. Esta no es una forma justificable de decir ahora que los homeosectarios estaban 'en lo correcto al practicar el tratamiento de caca ultradiluída, porque se ha comprobado que el tratamiento con chochos embebidos con caca a dosis infinitesimales ayuda a curar las úlceras estomacales'. Y no solo eso, atreverse a publicarlo en revistas anticientíficas. Esto es deshonesto y engañoso, y esto no es prueba de que la caca ultradiluída cure úlceras estomacales.

Algunos médicos homeópatas no están 'tratando' de defraudar a las personas con la homeopatía. Realmente se 'creen' todas las tonterías de esta pseudoterapia. Aunque en algunos médicos bienintencionados esto no es intencionalmente deshonesto, sigue siendo un problema. Las personas que realmente creen en la práctica homeopática podrían quedar atrapadas en un problema de salud que pudiera llevarlo a la muerta al abandonar la medicina basada en la evidencia. Si una persona realmente cree que la homeopatía cura, entonces está atrapada en un engaño.

Los medicamentos reales se prueban con ensayos aleatorios, doble ciego y controlados con placebo; los remedios homeopáticos se prueban con 'experimentaciones', que generalmente no están controladas ni cegadas. Un pequeño número de voluntarios sanos toma un remedio y llevan un diario detallado de todo lo que experimentan. No se intenta descartar síntomas que podrían no estar relacionados con el remedio, y todo lo informado se incluye en el repertorio para ese remedio.

Una experimentación de este tipo ocurrió en 1999 gracias a la Escuela de Homeopatía de Nueva York. Los resultados aún pueden consultarse en línea.[2] La 'prueba' era de la mosca doméstica común. Obtuvieron una pupa de mosca, la molieron y prepararon 12 viales de potencia 30C (es decir, no quedan moléculas de mosca restantes). Diez individuos sanos tomaron el remedio; no se les dijo cuál era el remedio, pero no hubo otro intento de cegamiento ni grupo de control. Los experimentadores, que se autodenominaron 'Maestros experimentadores', durmieron con el remedio debajo de la almohada y 'experimentaron síntomas fuertes'. Los diez sujetos informaron cientos de síntomas, que clasificaron en 37 áreas como ojos, oídos, miedos, sueños, alimentos. , cara, olor, estómago, etc.

Es obvio que algunos de estos síntomas se deben a una imaginación o ilusiones hiperactivas, otros son cosas que cualquier persona normal podría informar en el curso de la vida diaria (seguramente las personas pueden experimentar el deseo de masturbarse en otros momentos cuando no están tomando un remedio en una prueba), y ninguno puede ser contribuido a la mosca doméstica, que se ha diluido hasta sacarla de la existencia.

Para mayor información véase también


Referencias y ligas externas

(Nota de la administración) Algunas ligas podrían estar rotas o algunos videos pueden haber sido eliminados.

  1. A. Ballester Sanz, M.J. Sanz Franco y E. Galan Grau (Feb, 1999) «Homeopatía. Fundamentos científicos». Vía: FMC-Formación Médica Continuada en Atención Primaria. Volumen 6, Número 2
  2. Susan Sonz & Robert Stewart (1999) «Musca domestica: a proving of House Fly». Vía: nyhomeopathy.com.