Evangelio de la prosperidad

De Wiki Pseudociencia
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Fraudes
01-Fraude.jpg
de la religión

El 'Evangelio de la prosperidad tiene que ser uno de los fraudes religiosos más grandes de todos los tiempos y de los más lucrativos del mundo. Y lo mejor de todo es que quienes son defraudados siguen apoyando este tipo de engaños sin chistar.

El Evangelio de la prosperidad, también conocido como la teología de la prosperidad, el evangelio de la salud y la riqueza, el evangelio del éxito o la fe de la semilla, es una falaz creencia religiosa entre algunos cristianos que sostienen que la bendición financiera y el bienestar físico son siempre la voluntad de Dios para ellos, y que la fe, el discurso positivo y las donaciones a causas religiosas aumentarán la riqueza material de la persona que se traga este cuento. La teología de la prosperidad considera la Biblia como una especie de contrato entre Dios y los humanos: si los humanos tienen fe en Dios, él proporcionará seguridad y prosperidad.

Fraude de Religion.jpg

Refutación

Una encuesta de 2006 del Time realizada en Norteamérica produjo las siguientes estadísticas:

El 17% de los cristianos encuestados dijeron que se consideraban parte de un movimiento de este tipo, mientras que un 61% creía que Dios quiere que las personas sean prósperas. Y el 31%, un porcentaje mucho más alto que de pentecostales hay en Estados Unidos, estuvo de acuerdo en que si le das tu dinero a Dios, Dios te bendecirá con más dinero.

~Time, Sept. 10, 2006[1]

Incluso para el estudiante casual de las Escrituras, está claro que el evangelio de la prosperidad se basa en la codicia y el deseo de dinero por las personas y atrae a la codicia a una religión que adora a Mammón, término utilizado en el Nuevo Testamento para describir la abundancia o avaricia material, en lugar de al verdadero Dios. Para algunos cristianos esto no es más que una doctrina de Satanás.

Rich Pig Logo.png

La mayoría de los defensores modernos del evangelio de la prosperidad son telepredicadores de segunda o incluso tercera generación. La mayoría de ellos habrá sido influenciados, directa o indirectamente, por uno de estos charlatanes: Kenneth Hagin (1917-2003), Jesse Duplantis, Kenneth Copeland, Benny Hinn, Fred Price. Estos tres, a su vez, fueron influenciados por el charlatán Oral Roberts (1918 - 2009), quien debe ser apodado el padre del Evangelio de la prosperidad.

Fue durante los avivamientos de sanación de la década de 1950 cuando esta práctica fraudulenta llegó a ocupar un lugar destacado en los Estados Unidos, aunque los comentaristas han vinculado los orígenes de su teología al movimiento del Nuevo Pensamiento que comenzó en el siglo XIX. La enseñanza de la prosperidad más tarde figuró prominentemente en el movimiento de la Palabra de Fe y en el televangelismo de los ochenta. En las décadas de 1990 y 2000, fue adoptado por líderes influyentes en el Movimiento Pentecostal y Movimiento Carismático en los Estados Unidos y se ha extendido por todo el mundo.

El Evangelio de la prosperidad ha sido criticado por líderes de varias denominaciones cristianas, incluso dentro de los movimientos pentecostales y carismáticos, que sostienen que es irresponsable, promueve la idolatría y es contrario a las Escrituras. Tanto los observadores seculares como algunos cristianos también han criticado esta falsa teología como una explotación de los pobres, sobre todo porque el dinero recaudado (conocido como "semillas") solo sirve para enriquecer más a estos ladrones de cuello blanco.

En la década de 1980, la atención pública en los Estados Unidos se centró en el Evangelio de la prosperidad a través de la influencia de telepredicadores prominentes como Jim Bakker. Sin embargo, la influencia de Bakker se desvaneció después de que se vio implicado en un escándalo de alto perfil. Posteriormente, la red Trinity Broadcasting Network (TBN) surgió como la fuerza dominante en el mercado de los telepredicadores de la prosperidad, habiendo llevado a Robert Tilton y a Benny Hinn a las primeras planas.

El Evangelio de la prosperidad enseña que los cristianos tienen derecho al bienestar y, como las realidades físicas y espirituales son vistas como una realidad inseparable, esto se interpreta como salud física y prosperidad económica. Los maestros de la doctrina se enfocan en el empoderamiento personal, promoviendo una visión positiva del espíritu y el cuerpo. Sostienen que a los cristianos se les ha dado poder sobre la creación porque están hechos a imagen de Dios y enseñan que la confesión positiva les permite a los cristianos ejercer el dominio sobre sus almas y los objetos materiales que los rodean. Los líderes del movimiento consideran que la expiación proporciona el alivio de la enfermedad, la pobreza y la corrupción espiritual; la pobreza y la enfermedad se presentan como maldiciones que pueden romperse con la fe y las acciones justas. Hay, sin embargo, algunas iglesias de prosperidad que buscan un paradigma de prosperidad más moderado o reformado, pero siguen prometiendo que mientras se siga dando dinero, se recibirá una cantidad igual o mayor por parte de Dios.

Referencias y ligas externas

(Nota de la administración) Algunas ligas podrían estar rotas o algunos videos pueden haber sido eliminados.

  1. David Van Biema & Jeff Chu (2006) «Does God Want You To Be Rich?». Vía: time.com.