En el Islam hombres y mujeres son iguales (mito)

De Wiki Pseudociencia
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Artículos sobre
Art Islam.png
Islam

Mito

Existe el mito aceptado de que actualmente el Islam ofrece a las mujeres una vida mejor de la que pueden disfrutar en Occidente. La Liga de Mujeres Musulmanas de Los Ángeles sostiene que...:

«la igualdad espiritual, la responsabilidad y el compromiso, tanto de los hombres como de las mujeres, es un tema ampliamente desarrollado en el Corán. La igualdad espiritual entre hombres y mujeres frente a Dios no se limita a las cuestiones meramente espirituales y religiosas, sino que constituye la base de la igualdad en todos los aspectos temporales del esfuerzo humano».

Refutación

El Christian Science Monitor de diciembre de 2004 destaca que actualmente hay más de 4000 latinoamericanas musulmanas en Estados Unidos y México, y que «muchas de las latinas conversas dicen que consideran que el hecho de que las mujeres reciban un mejor trato en el Islam ha sido un factor significativo en su conversión».

01-IdiotecesMusulmanas-04.jpg

Para los lectores a los que pueda sorprender este dato, teniendo en cuenta la existencia del burka, la poligamia, la prohibición de conducir para las mujeres en Arabia Saudí y otros elementos del historial del Islam respecto de las mujeres, ampliamente conocido en Occidente, el Monitor cita a Leila Ahmed, profesora de estudios sobre las mujeres y la religión en Harvard:

«Me sorprende hasta qué punto la gente piensa que Afganistán y los talibanes representan a las mujeres y al islam. Nos encontramos en las primeras etapas de un gran replanteamiento del islam para su apertura hacia las mujeres. [Los expertos musulmanes] están efectuando una relectura de los textos sagrados del islam, desde el Corán hasta los textos legales, en todas sus posibles alternativas».

La pregunta es: La «relectura» del Corán y de otros textos sagrados del islam ¿va realmente a contribuir a «una apertura del islam hacia las mujeres»? Éstos son algunos de los textos de los que habría que efectuar una «relectura»:

  1. Las mujeres son inferiores a los hombres, y deben ser gobernadas por éstos: «Los hombres tienen autoridad sobre las mujeres porque Alá los ha hecho superiores a ellas» (Corán, 4: 34).
  2. El Corán compara a la mujer con un campo (tierra cultivable) a ser usado por el hombre según su voluntad: «Vuestras mujeres son vuestro campo de cultivo; id, pues, a vuestro campo de cultivo como queráis» (Corán, 2: 223).
  3. También declara que el testimonio de una mujer vale la mitad que el de un hombre: «y llamad para que sirvan de testigos a dos de vuestros hombres; y si no encontráis dos hombres, entonces, un hombre y dos mujeres que os parezcan aceptables como testigos, de modo que si una yerra, la otra subsane su error» (Corán, 2: 282).
  4. Permite a los hombres casarse con hasta cuatro mujeres, y también tener sexo con esclavas: «y si teméis no ser equitativos con los huérfanos, entonces casaos con otras mujeres que os sean lícitas: dos, tres o cuatro; pero si teméis no ser capaces de tratarlas con equidad, entonces sólo con una, o con aquellas esclavas que sean de vuestra propiedad. Esto hará más probable que no os desviéis de la rectitud» (Corán, 4: 3).
  5. Ordena que la herencia de un hijo debe ser el doble que la de una hija: «Con relación a la herencia de vuestros hijos, Alá os prescribe lo siguiente: al varón le corresponde el equivalente a la porción de dos hembras» (Corán, 4: 11).
  6. Indica a los maridos que golpeen a sus esposas desobedientes: «Las mujeres virtuosas son las verdaderamente devotas, que guardan la intimidad que Alá ha ordenado que se guarde. Pero a aquellas cuya animadversión temáis, amonestadlas, y luego dejadlas solas en el lecho; luego pegadles» (Corán, 4: 34).

Aisha, la más amada y menor de las numerosas esposas de Muhammad, amonestó a las mujeres en forma muy clara:

«Oh, mujeres, si conocierais los derechos que vuestros maridos tienen sobre vosotras, entonces cada una de vosotras limpiaría el polvo de los pies de su marido con su cara»

Puede ser que individualmente los musulmanes respeten y honren a las mujeres, pero el Islam no lo hace.

Violación

La mayor amenaza para las mujeres reside en la concepción musulmana de la violación, en la medida en que se conjuga con las restricciones islámicas respecto a la validez del testimonio femenino. En un juicio, el testimonio de una mujer vale la mitad que el de un hombre (Corán, 2: 282).

Los teóricos de la ley islámica han restringido aún más la validez del testimonio femenino al limitarlo, en palabras de un manual legal musulmán, a «casos relativos a la propiedad o a transacciones referidas a propiedades, tales como las ventas». En otros casos solamente pueden testificar los hombres. En los casos de abuso sexual, se requieren cuatro testigos. Éstos deben poder aportar otros elementos aparte de la mera testificación de que se ha producido un hecho de fornicación, adulterio o violación; en este último caso, deben haber sido testigos presenciales. Esta disposición tan peculiar como demoledora tiene su origen en un incidente de la vida de Muhammad, cuando su esposa Aisha fue acusada de infidelidad. La acusación conmocionó especialmente a Muhammad, porque Aisha era su esposa favorita. Pero en este caso, como en muchos otros, Alá acudió en ayuda de su Profeta, le reveló la inocencia de Aisha e instituyó la estipulación de los cuatro testigos requeridos para los pecados sexuales:

«¿Cómo es que no presentan cuatro testigos para probar su acusación? Pues, ¡si no presentan dichos testigos, son ésos los que, ante Alá, son en verdad mentirosos!» (Corán, 24: 13).

No es factible que el mismo Alá baje a testificar por las mujeres violadas, por lo tanto, probar una violación en los territorios que siguen los dictados de la ley Sharia es casi imposible. Los hombres pueden cometer una violación con total impunidad: si niegan los cargos y no hay testigos, serán absueltos, porque el testimonio de la víctima es inadmisible. Peor aún, si una mujer acusa a un hombre de violación puede terminar incriminándose a sí misma. Si no se pueden encontrar los testigos masculinos requeridos, la acusación de violación de la víctima pasa a ser una admisión personal del adulterio.

Esto explica el grave hecho de que hasta el 75% de las mujeres encarceladas en Pakistán lo están por el crimen de haber sido víctimas de una violación. Algunos recientes y notorios casos en Nigeria también han girado en torno a acusaciones de violación transformadas por las autoridades islámicas en cargos de fornicación, con el resultado de dictámenes de sentencias de muerte que sólo fueron modificadas a causa de la presión internacional.

Ablación femenina

La ablación femenina todavía sigue constituyendo otra causa de sufrimiento para las mujeres en algunos países islámicos. Ésta no es una costumbre específicamente islámica, dado que existe en una cierta cantidad de grupos culturales y religiosos de África y del sur de Asia. Entre los musulmanes, prevalece principalmente en Egipto y en su entorno. A pesar de que no hay referencias a esta horrible práctica en el Corán o en los hadices, los musulmanes que la practican la revisten de un significado religioso. Un manual legal islámico establece que la circuncisión es requerida «tanto para los hombres como para las mujeres».

La mayor parte de las autoridades concuerdan en que la circuncisión femenina está diseñada para reducir la respuesta sexual de la mujer, de modo tal que sea menos propensa a cometer adulterio.

Muertes

La mayoría de las mujeres en el Islam suele sufrir los crimenes de honor y los asesinatos de honor

P
72 vírgenesAblación del clítorisAdán era un giganteAisha era mayor al casarse con MuhammadAhmadía del IslamAláAsesinato de honorBucailleísmoCastigos en el IslamChiítasCoránCrimen de honorCuestionamientos al IslamDAESHDía de dibujar a MahomaEl Corán es perfecto (mito)El Corán es un libro milagroso (mito)El Corán enseña embriologíaEl Islam aportó arte y cienciaEl Islam es una religión de paz (mito)En el Islam hombres y mujeres son iguales (mito)Falsos crímenes contra musulmanesFatwaHadizIblísInfidelofobiaIslamIslam políticoIslamofobiaIslamofrikiJahannamJannahJareyitasJinnLa Biblia menciona a Muhammad por nombreLa Piedra NegraLas alas de la mosca común portan enfermedad y curaLey de derogaciónLey ShariaMaurice BucailleMuhammadMuhammad y los perrosMusulmánMusulmanes y terrorismoNuwaubianismoOrina de camelloSahih BukhariSalafismoSunnaSunnitasTaqiyyaTerrorismo digital islámicoTibbu NabawiYihad
P
Adán era un giganteAerolíneas, pilotos y el ArrebatamientoAisha era mayor al casarse con MuhammadAteos, ciencia y DiosLos ateos odian a DiosLos ateos son inmoralesEl Islam aportó arte y cienciaEl Corán enseña embriologíaEl día perdidoEl historiador Flavio Josefo escribió acerca de JesúsEl Islam es una religión de paz (mito)El número de la BestiaEl polvo lunar acumulado es prueba de una Tierra jovenEl Salmo 118:8-9 es el versículo central de la BibliaEn el Islam hombres y mujeres son iguales (mito)Falacia del Plan DivinoHalloween es satánicoHitler y ateísmoIsaías profetizó el nacimiento de Jesús de una virgen"Una nación bajo Dios" demuestra que EUA es un país cristianoLa Biblia es inerrante e infalibleLa Biblia es un libro científicoLa Biblia menciona a Muhammad por nombreLos satanistas creen en Satanás (el Diablo)La Biblia y la redondez de la TierraLa costilla de AdánLa manzana de AdánLa religión es fuente de moralLa religión es compatible con la CienciaLos canguros se originaron en Oriente MedioLos Reyes MagosMichio Kaku descubrió que Dios existeLa Navidad conmemora hechos verdaderosReligión y gobiernoReligión y razónUn plesiosauro encontrado demuestra que el creacionismo es verdadTibbu NabawiValor de Pi en la Biblia