El cloruro de magnesio (mito)

De Wiki Pseudociencia
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Artículos sobre
00-Debunk.gif
Creencias falaces

Mito

El consumo de cloruro de magnesio en agua hervida, es una fuente de la juventud y puede hacer rejuvenecer 10 años en siete días y curar ciertas enfermedades.

Antecedentes

El magnesio se halla en forma natural en frutas, verduras y leche de vaca.

El magnesio realmente está en todas partes en el cuerpo humano en forma de ión (Mg2+). Es el cuarto mineral más abundante y está implicado en cientos de diferentes reacciones bioquímicas y sistemas enzimáticos. Es apoyo de procesos como la síntesis de proteínas, el crecimiento celular y la producción de energía. Tiene papel importante en la función nerviosa, el control muscular y la presión arterial. Incluso la regulación de la glucosa en sangre depende, en parte, del magnesio. El cuerpo tiene varios mecanismos para estabilizar los niveles de magnesio. Se cree que hay unos 21 gramos del mineral en un adulto de 70 kilogramos en total, mucho del cual está en el esqueleto.

Más de la mitad del magnesio del organismo se almacena en los huesos y ayuda (lentamente) a regular los niveles en el resto del cuerpo. También se encuentra ión magnesio en el esmalte de los dientes. La mayor parte del resto reside dentro de las célu­las. El líquido dentro de la célula contiene grandes cantidades de iones magnesio, junto con iones potasio y fosfato. Sólo una pequeña fracción de magnesio del cuerpo entero (un 1%) está en realidad en la sangre.

CloruroMg.jpg

La ingestión diaria normal de magnesio es de unos 400 miligramos al día, pero sólo la mitad se absorbe en el aparato digestivo. Para mantener el equilibrio del magnesio, los riñones deben excretar este magnesio absorbido, alrededor de la mitad de la ingestión diaria de magnesio, o 200 miligramos. Los riñones excretan normalmente alrededor del 10-15% del magnesio.[1]

La excreción renal de magnesio puede aumentar mucho durante hay en exceso, o puede reducirse hasta un valor casi nulo durante la pérdida de magnesio, por ejemple, con sudoración por ejercicio. Debido a que el magne­sio participa en muchos procesos bioquímicos importantes del organismo, incluida la activación de muchas enzimas, la concentración de iones magnesio está sujeta a una regulación rigurosa, pero no se han dilucidado bien los mecanismos que controlan el metabolismo del magnesio.[2] El mismo riñón tiene la capacidad de ayudar a reabsorber el magnesio para ser reutilizado por el cuerpo.

Usos médicos

En la práctica médica, el magnesio tiene varios usos demostrados; el conocido por la mayoría de las personas es como antiácido o laxante fuerte (sulfato de magnesio). La leche de magnesia funciona porque el magnesio se absorbe parcialmente, se queda en el intestino, extrae el agua en el colon y ablanda y desaloja las heces. El magnesio inyectable, que se vende por prescripción, permite administrar grandes dosis de forma rápida, y se utiliza para el tratamiento de la preeclampsia y la eclampsia. Es bien tolerado y mejor que otras drogas. El magnesio también parece ser eficaz para el tratamiento de algunas formas de arritmia, así como las exacerbaciones del asma. Algunos tipos de migraña y dolores de cabeza en racimo también parecen responder a los suplementos de magnesio.

Refutación

Es muy rara la deficiencia de magnesio, salvo en ciertos trastornos genéticos y hábitos de consumo de alcohol, por ejemplo. Una persona sana, por lo general, no requiere un suplemento de magnesio a menos que se detecte alguna de las situaciones mencionadas (con excepción de problemas genéticos). Se sabe que plantas y granos tienen mayor cantidad de magnesio que la carne.

En lugares donde hay agua dura o calcárea, la cantidad de magnesio es mayor. Existe evidencia epidemiológica que conecta la dureza del agua con enfermedades cardiovasculares.[3] Si bien los datos son interesantes, pocos estudios han medido el consumo de esta agua y su correlación con los niveles de magnesio. Agregar más magnesio por la vanidad falaz de "verse y sentirse" rejuvenecido, solo empeoraría la salud.

Para que el magnesio pueda actuar, debe primero separarse del ión cloruro, por lo que el ión magnesio pueda entrar al torrente circulatorio y de ahí, a las células y el hueso. Recordemos que parte del magnesio no es absorbido. Así como no se han conocido problemas en personas sanas que toman suplementos de magnesio, tampoco se ha establecido, fuera de los estudios científicos reales sobre situaciones específicas, que refuercen el sistema inmunitario o que rejuvenezca el cuerpo humano.

Peligros

Hay muchos iones y otros factores químicos que pueden dilatar o contraer los vasos sanguíneos. La mayoría de ellos tiene una función escasa en la regulación global de la circulación sanguínea, pero hay algunos específicos, entre estos, el ión magnesio. El aumento de la concentración del ion magnesio provoca una vasodilatación potente, porque los iones magnesio inhiben la contracción del músculo liso, sobre todo después del infarto agudo de miocardio.[1] Por esta razón no debe ingerirse magnesio en cantidades desconocidas sin la aprobación de un médico o profesional de la salud.

Si una persona está tomando diuréticos, o sustancias con esta propiedad, pueden correr peligro. Un diurético es una sustan­cia que aumenta el volumen de orina para ser excretada (diuresis). La mayoría de los diuréticos aumentan la excreción urinaria de sodio y de cloro. De hecho, muchos diuréticos aumentan también la pérdida renal de magnesio.

Referencias y ligas externas

(Nota de la administración) Algunas ligas podrían estar rotas o algunos videos pueden haber sido eliminados.

  1. 1,0 1,1 Guyton & Hall. Tratado de fisiología médica. Elsevier. 12.a edición. ISBN 978-1-4160-4574-8
  2. Ganong, Fisiología médica. McGraw-Hill. 23a edición. ISBN: 978-0-07-160567-0
  3. Monarca S, Donato F, Zerbini I, Calderon RL, Craun GF. Review of epidemiological studies on drinking water hardness and cardiovascular diseases. Eur J Cardiovasc Prev Rehabil. 2006 Aug;13(4):495-506.


P Creencias erróneas
Área médica y Ciencia   Acné y dietaAlmidones y obesidadBenzoato de sodio (mito)La irradiación de alimentos es mortalAntioxidantesEl mito del asbesto y el cáncerEl café y la "cruda" (resaca)Café y saludLos antitranspirantes causan cáncerCrecimiento ungueal post mortemCuerpo humano y el vacío espacialEfecto McClintockEl alcohol mata las neuronasEl chocolate ¿engorda?Efecto MozartEl agua de cloruro de magnesio es “La Fuente De La Juventud”El zinc corta la gripa¿Existe relación entre nalgas grandes y la inteligencia?Grandes mitos sobre los transgénicosÍndice de masa corporal y riesgos de saludIngerir zanahorias ayuda a la visión nocturnaLa AZT causa más daños que beneficios en personas con SIDALas nuevas zapatillas deportivas evitan lesiones del pieLengua y zonas de saborEl transexualismo es una enfermedad mentalLunatismoMito del cerebroMito del cerebro derecho e izquierdoComer carne incrementa la masa muscularLos laxantes son beneficiososPsicodélicos y salud mentalReforzamiento del sistema inmunitarioRegeneración de neuronasEs peligroso despertar a un sonámbuloTeléfonos celulares y cáncerTronarse los dedos es dañinoVitaminas y estrés