El centésimo mono (mito)

De Wiki Pseudociencia
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Mitos
00-MitoCiencia.jpg
Contemporáneos

Lyall Watson, un escritor especializado en temas paranormales, fue el primero en contar la historia del centésimo mono, que parecía apoyar la idea de la conciencia de grupo paranormal. La historia se centra en una tropa de macacos que viven en islas de Japón y está documentada por las referencias a los informes de investigación por primatólogos japoneses. La historia dice que los monos aprendieron repentina y milagrosamente el hábito del lavado de papas. Sorprendentemente, pocas personas se preguntaron si la historia de Watson alguna vez ocurrió realmente. El profesor de filosofía, Ron Amundson, lo cuestionó. Comprobó si la historia de Watson reflejaba exactamente lo que contenían los informes de investigación. Él concluyó que no era así. Aquí hay extractos de su análisis:

"No hubo nada misterioso, ni siquiera repentino, en los acontecimientos de 1958. 1958 y 1959 fueron los años de maduración de un grupo de jóvenes innovadores. Los hippies humanos de los años 60 ahora conocen ese sentimiento. De hecho, 1958 fue un año singularmente pobre para la adquisición de hábitos en Koshima. Sólo dos monos aprendieron a lavar las papas durante ese año, las hembras jóvenes llamadas Zabon y Nogi. Un promedio de tres al año habían aprendido el lavado de la papa durante los cinco años anteriores. No hay evidencia de que Zabon y Nogi fueran psíquicas o, si acaso, monas inusuales.

Tomando a Watson en serio por un momento más. Puesto que solamente dos monas aprendieron el lavado de la papa durante 1958 (según la cita propia de Watson), una de ellas debió haber sido el "centésimo mono." Watson deja "sin especificar" cuál era ese mono, así que estoy "obligado a improvisar" y "decir, por el bien de la discusión" que era Zabon. Esto significa que la pobre Nogi lleva la sombría carga metafísica de ser la "casi todo el mundo en la colonia" que, según Watson, de repente y milagrosamente comenzó a lavar sus papas en aquella tarde de otoño.

Watson afirma que el hábito de lavado de papas "espontáneamente" saltó barreras naturales. ¿Hay evidencia de esto? Los primatólogos japoneses Masao Kawai y Atsuo Tsumori informan que el comportamiento fue observado en Koshima, en al menos cinco colonias diferentes.[1] Sus informes indican específicamente que el comportamiento fue observado solamente entre algunos monos individuales y que no se había extendido por toda una colonia. No hay ningún informe de cuándo ocurrieron estos comportamientos. Debe haberse observado en algún momento entre 1953 y 1967. Pero no hay nada que indique que siguieron de cerca a algún supuesto suceso milagroso en Koshima durante el otoño de 1958, o que acaso fuera notable. De hecho, no hay absolutamente ninguna razón para creer en el milagro de 1958 en Koshima. Hay muchas razones para negarlo. La descripción de Watson del acontecimiento es refutada en gran detalle por las mismas fuentes que cita para validarla. En contraste con las afirmaciones de Watson de un acontecimiento repentino e inexplicable, "tales patrones de comportamiento parecen ser transmitidos sin problemas entre los individuos de la tropa y pasados a la siguiente generación", según Tsumori.[2]

Referencias y ligas externas

(Nota de la administración) Algunas ligas podrían estar rotas o algunos videos pueden haber sido eliminados.

  1. Masao Kawai and Atsuo Tsumori (1965) On the Newly-Acquired Pre-Cultural Behavior of the Natural Troop of Japanese Monkeys on Koshima Islet. Primates 6, 1965, S. 1-30. Pdf en línea (inglés).
  2. Theodore Schick & Lewis Vaughn (2010). How to Think About Weird Things: Critical Thinking for a New Age. McGraw-Hill Higher Education. ISBN: 978-0073535777