Edgar Lopez

De Wiki Pseudociencia
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Víctimas de la pseudociencia
Edgar Lopez.png
Edgar Lopez

Edgar Lopez fue un niño de California, Estados Unidos, a cuyos padres les lavó el cerebro un charlatán herbolario que les dijo que su hijo no necesitaba insulina para tratar la diabetes tipo I que sufría, y que solo requería tratamiento a base de aceite de lavanda en la espina dorsal.

En 2014, Timothy Morrow, un autoproclamado 'maestro herbolario' con sede en Torrance, California, intentó tratar a Edgar López por su diabetes tipo 1. Morrow le dijo a los padres de Edgar que la insulina que el médico le había recetado era veneno y que frotara el aceite de lavanda en la espina de Edgar, afirmando que eso lo curaría.

María Madrigal, la madre de Edgar, dijo que había asistido a los seminarios de Morrow sobre hierbas y medicina alternativa y eso la convenció de que había una alternativa natural a la enfermedad de su hijo.

Pero Edgar comenzó a empeorar, dijo Madrigal al jurado, y Morrow le dijo que el dolor y la pérdida de peso de su hijo no eran síntomas de enfermedad, pero que estaba al borde de un rebote que la medicina convencional no podía ofrecer. Ella dijo que Morrow prometió que la diabetes de Edgar se curaría para siempre. 'Me aseguró que su vida no corría peligro', dijo la madre.

Hubsymbol.png
Este artículo es parte del Hub Fallecidos por las pseudociencias
donde se encontrarán más artículos relacionados con el tema.

Edgar cayó muy enfermo debido a las complicaciones con su diabetes tipo 1 en agosto de 2014. El chico no estaba comiendo, sus ojos estaban fijos en su lugar, su piel estaba fría y apenas respiraba. Morrow fue a la casa de la familia para tratarlo, según los fiscales.

Edgar falleció con 13 años de edad.

Durante el juicio, los fiscales mostraron al jurado videos de Morrow (que también están en Youtube en el canal Common Sense Products que tiene 6,356 suscriptores), en los que afirma que los tumores son un don de Dios y que la insulina es muy venenosa para el sistema.

Este caso subraya los graves riesgos para la salud por recibir asesoramiento médico de una persona que carece de una licencia y la capacitación adecuada.

Otras víctimas de las pseudociencias