Donald L. Macnay

De Wiki Pseudociencia
Ir a la navegación Ir a la búsqueda



No Man pic.png
Donald J. Macnay
Información Biográfica
País noframe
Estados Unidos
Información Personal
Ocupación Ex Cirujano ortopédico
Afiliación
Acusación

Donald J. Macnay es un ex Cirujano ortopédico que creyó que vería entrar más dinero a sus arcas cambiando al bando de los charlatanes. Macnay promovía y aplicaba una solución de aloe vera a pacientes con cáncer, desesperados por encontrar una cura a su aflicción. Es esta la razón por la que se conoció a este ex médico como el "curandero del aloe vera".

McNay tenía una práctica médica en Manassas y en Annandale, Virginia, haciendo negocios bajo el nombre de The Piedmont Orthopedic Clinic.

Macnay publicitaba los productos T-UP Whole leaf Aloe Vera Concentrate, el T-UP Aloe juice (oral), y el T-UP Aloe juice, filtered and sterilized (intravenoso) como medicamentos para tratar el cáncer. Un análisis mostró que muestras de éste último no estaban realmente esterilizadas. Los productos le eran vendidos a través de la compañía T-UP, Inc., cuyo dueño era Allen J. Hoffman.

En su publicidad mencionaba su gancho: "Hay esperanza. No tiene porqué morir" y "Refuerce su sistema inmunitario".[1] Según Macnay, su tratamiento podía curar cáncer, SIDA, herpes y otros trastornos autoinmunes.[2]

Se empleó el Internet, correos masivos, transmisiones de radio, entre otros medios para promocionar las virtudes del aloe vera para pacientes con enfermedades terminales.

Según documentos judiciales, 'T-Up', fabricado por una compañía de Baltimore, no tiene valor médico para los pacientes con cáncer ni pacientes con SIDA, que eran los principales clientes a los que MacNay y sus socios comercializaban el producto fraudulento. MacNay solía decir falsamente a los pacientes y otras personas que la droga había sido aprobada por la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA).

Hoffman y T-Up, Inc. vendieron botellas de 59 ml de "T-UP Aloe Juice" para pacientes con cáncer y otros clientes en aproximadamente 75 dólares por botella.[3]

Sentencia

El 16 de diciembre de 1999, Macnay fue sentenciado a dos años de prisión por estafar a pacientes con cáncer al tratarlos con una sustancia a base de aloe vera que no estaba aprobada por la FDA. El juez que dictó la sentencia, Richard B. Potter, emitió una declaración mordaz en la que llamó al ex médico 'no es otra cosa que un estafador'.

El juez Potter sentenció a MacNay a dos condenas de cinco años de prisión concurrentes y suspendió tres de esos años. Cuatro de los pacientes de MacNay, que eran todos enfermos terminales y buscaban desesperadamente un tratamiento alternativo para sus enfermedades, murieron poco después de inyectarles la sustancia de aloe vera en su clínica de Manassas en 1997. MacNay cobró miles de dólares por los pseudotratamientos.

Cada aplicación de la sustancia de aloe vera tenía un costo de 1000 dólares. El tratamiento por dos semanas podía llegar a costar 12 mil dólares.

Las autoridades médicas dijeron que los tratamientos no aprobados podrían haber sido un factor en la muerte de tres personas. En 1999, uno de estos pacientes, Douglas Crabbe, pagó 12 mil dólares creyendo que se curaría, pero terminó falleciendo.

Los documentos de la Corte alegan que MacNay y sus socios, Hoffman y Odus M. Hennessee, el dueño del laboratorio de cosméticos de Oklahoma, recolectaron más de 2.3 millones de dólares por las ventas de T-Up entre abril de 1997 y octubre de 1998. Durante ese tiempo, 3,706 personas pagaron por el falso tratamiento.

El Juez Potter le dijo a MacNay. 'Usted engañó intencionalmente a estas personas y las defraudó dolosamente. No puede haber más víctimas vulnerables de una estafa que estos pacientes'. MacNay, hablando en voz baja con Potter, dijo que fue engañado por un "investigador" de Maryland que le aseguró que los tratamientos de aloe vera habían sido aprobados y habían tenido éxito. Además, dijo que creía que estaba participando en un "programa de investigación" aprobado y que, a su vez, transmitió la misma información errónea a sus pacientes.[4]

Un gran jurado federal en Baltimore acusó a MacNay, a su distribuidor de Baltimore y a un fabricante de Oklahoma por cargos de conspiración, fraude e introducción de una droga no aprobada en el comercio interestatal. La licencia estatal de MacNay, para ejercer la medicina, fue revocada.

En noviembre de 2001, Hoffman fue sentenciado a 46 meses en una prisión federal y un año de libertad condicional supervisada, y se le ordenó pagar 222,506 dólares por concepto de indemnización

Es curioso que Macnay fuera un apoyador del conspiracionista Lyndon LaRouche y que muchos de sus pacientes le fueran referidos a su clínica por parte del Dr. John E. Grauerholz (f. 2008), otro seguidor de LaRouche. En 1992, Macnay escribió una reseña del libro JFK: Conspiracy of Silence en una publicación de LaRouche.[5]

Para conocer más, véanse los siguientes artículos relacionados

Referencias y ligas externas

(Nota de la administración) Algunas ligas podrían estar rotas o algunos videos pueden haber sido eliminados.

  1. (1999) «Aloe Case Continues». Vía: natmedlaw.com; Natural Medicine Law Newsletter. Vol 3, Num 2.
  2. (1999) «Comunicado del U.S. Department of Justice». Vía: whale.to;
  3. Stephen Barrett (2001) «AIDS-Related Quackery and Fraud». Vía: quackwatch.or.
  4. Josh White (1999) «Doctor in Aloe Vera Case Sentenced to 2 Years». Vía: washingtonpost.com;
  5. Donald L. MacNay (1992) «New forensic medical revelations prove Kennedy lllurder was covered up». Vía: larouchepub.com;