Domenico Mannarino

De Wiki Pseudociencia
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Domenico Mannarino.png
Domenico Mannarino
Víctima de las pseudociencias
Pseudociencia implicada
Fecha de muerte

20 de agosto de 2006

Domenico Mannarino, un inspector de la policía que vivía en la ciudad de Crotone, al sur de Italia, se enteró que tenía cáncer del pulmón en noviembre de 2005. El cáncer tenía un diámetro de 1 cm.

Un médico llamado Benedetto L., le aconsejó buscar ayuda con los promotores de la pseudoterapia llamada Nueva Medicina (NMG) y Mannarino estuvo de acuerdo. El médico respectivo no tenía una oficina en Crotone, pero estaba (y todavía está) trabajando en el hospital Santa Andrea en Roma. Tal médico visitó a su paciente y se mantuvo en contacto con él por teléfono.

Mannarino y su esposa Cinzia Alunni fueron a ver a un médico de la NMG en Aulla (Liguria) llamado Emmanuele Lupi. Les cobró 150 euros por la consulta y les pidió que compraran algunos libros de la NMG y decidieron comprarlos. Una de las editoriales de los libros del charlatán Ryke Geerd Hamer está situada en Aulla, anteriormente llamada Amici di Dirk srl, ahora conocida como Secondo Natura srl.

El matrimonio estaba decepcionado porque Lupi parecía preferir hablar en lugar de escuchar. Más tarde, el presidente de la asociación italiana ALBA, Marco Pfister (ciudadano suizo y ex cantinero sin ningún título médico conocido), fue incluido en el grupo de personas que le dieron consejos a Mannarino, y Mannarino se mantuvo en contacto telefónico con él y pagó alguno de sus cursos llenos de pseudociencias.

Su médico, Benedetto L. le diagnosticó una ulceración bronquial supuestamente inofensiva y excluyó categóricamente cualquier cáncer a pesar de la evidencia radiológica hecha antes. Benedetto L. luego descartó cualquier tratamiento convencional y lo instó a no repetir ninguna exploración radiológica. Se suponía que Mannarino no debía hablar sobre su decisión de probar la NMG y también le ordenó que no lo nombrara como su médico tratante a nadie.

Para febrero de 2006, el tumor creció hasta los 3.5 cm., pero para Benedetto L., eso era normal.

En mayo de 2006, a Mannarino se le diagnosticó cáncer en la mandíbula, pero el médico de la NMG le dijo que no se preocupara, porque seguramente estaba pasando por un conflicto relacionado con el dinero.

noframe

Inmediatamente después se diagnosticaron algunas metástasis cerebrales, y el defensor de la NMG le dijo que no se creyera eso, que las metástasis no existen, y lo que la medicina convencional llama tumor cerebral no es más que un edema que se reabsorbe lentamente. Que pronto sanaría.

Mannarino se hizo resonancias magnéticas que confirmaban que la hinchazón en la mandíbula era cáncer, pero los falsos terapeutas le ordenaban que ya no se hiciera las resonancias. Mientras tanto, Mannarino seguía empeorando y seguía haciéndose Tacs y Resonancias Magnéticas. A menudo, el dolor extremo en el pecho le impedía moverse.

El charlatán Marco Pfister le decía al inspector Mannarino que las úlceras bronquiales no dan dolor, definitivamente estás experimentando el conflicto de la autodesvalorización.

Hubsymbol.png
Este artículo es parte del Hub Fallecidos por las pseudociencias
donde se encontrarán más artículos relacionados con el tema.

Sin embargo, las metástasis lo devoran tanto que paralizan todo el lado izquierdo del cuerpo de Mannarino. No hay duda para Benedetto L.: es un conflicto de pareja, por lo que le echa la culpa a la esposa, Cinzia, porque no lo apoya lo suficiente.

El 20 de julio de 2006, se suponía que Mannarino tendría un encuentro con Pfister en Aulla, pero por su estado de parálisis en la cama no podía hablar. Después Cinzia trató de comunicarse con Pfister sin éxito.

El 16 de agosto de 2006 a Domenico Mannarino se le perfora un asa intestinal. Ahora tenía metástasis en todas partes, incluso en el intestino. Es operado quirúrgicamente de urgencia.

El 20 de agosto de 2006, el oficial de policía Domenico Mannarino falleció con un dolor terrible a la edad de 53 años.[1]

Mannarino no buscó otra ayuda médica ya que había prometido no contactar a ningún otro médico. Él dejó a su esposa y sus tres hijos. Después de su regreso de unas vacaciones en el Caribe, Benedetto L. no le dio las condolencias a la viuda, Cinzia, sino que acusó a la atónita mujer de haber causado la muerte de su marido porque, ella supuestamente no creía estrictamente en la NMG.

Cinzia se molestó mucho y dio a conocer muchos detalles de este caso a la prensa italiana. Todavía conserva el diario de su marido y todos los recibos y facturas.

La viuda trató de demandar a Benedetto L., pero no tuvo éxito. Fue amenazada por un hombre desconocido, armado con una pistola, que la esperaba frente a su puerta a fines de 2007, y en consecuencia tuvo la intención de mudarse de Crotone para evitar más amenazas a sus hijos y a ella misma. En un artículo periodístico, consideró que el método de Hamer era un experimento humano ilegal.[2]

El artículo 32 de la Constitución Italiana garantiza libertad de elección con respecto de la asistencia de salud, sin embargo, tal elección debe hacerse comparando datos reales. Si tengo un tipo de bata blanca que dice que hay una probabilidad del 30 por ciento de sobrevivir al cáncer, pero el paciente debe someterse a tratamientos invasivos; mientras que otro sujeto que se autodenomina -o no- médico, dice que hay un 98 por ciento de posibilidad de curarse sin hacer nada, solo con voluntad, ¿a dónde puede llevarle al paciente el miedo?

El miedo es un tema crucial cuando se trata de enfermedades. En una conferencia de los hamerianos, todos llevaban una camisa que decía: 'Gracias Hamer. No tengo miedo', como si el problema fuera solamente el miedo y no el cáncer.[3]

Otras víctimas de las pseudociencias


Referencias y ligas externas

(Nota de la administración) Algunas ligas podrían estar rotas o algunos videos pueden haber sido eliminados.

  1. D'Amato, Ilario (2014) «Dossier Hamer: Domenico Mannarino». Vía: grognards2011.it.
  2. (2014) «2006: Domenico Mannarino (Italy)». Vía: psiram.com.
  3. Nucini, Silvia (2016) «Metodo Hamer: sveglia, dottori!». (El Método Hamer: ¡Alerta doctores!). Artículo en italiano. Vía: vanityfair.it.