Djwhal Khul

De Wiki Pseudociencia
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Artículos sobre
00-Hadas Logo.jpg
Seres inexistentes

Algunos seguidores de la Sociedad Teosófica, y de algunas corrientes asociadas a la corriente New Age afirman que Djwhal Khul (o Shual Jul) fue un maestro tibetano dentro de una antigua tradición esotérica.

El nombre djwal es la forma francesa de escribir el nombre yual, basado en la palabra sánscrita yuala (pronunciada /shuála/), que significa ‘quemante, ardiente, antorcha, llama, iluminación’.

El término khul (pronunciado /jul/) podría provenir de khula, forma prácrita del sánscrito kṣudrá, que significa ‘pequeño’.

Origen

Ese nombre apareció por primera vez en los libros de Madame Blavatsky (1831-1891), la escritora ucraniana cofundadora de la Sociedad Teosófica y autora de La doctrina secreta (publicada en 1888), que — según ella en las "Cartas Mahatman" — habría sido instruida telepáticamente por los sabios Koot Hoomi y Morya (otros seres inexistentes).

En 1919, la teósofa y charlatana británica Alice A. Bailey (1880-1949) cortó sus vínculos con la Sociedad Teosófica, principalmente por la obsesión de Blavatsky con la sumisión que supuestamente los discípulos le debían al Maestro (en este caso, la propia Blavatsky).

En el mes de noviembre de 1919, Bailey, de 39 años, comenzó a escribir textos que, según ella, eran dictados (otra vez, telepáticamente) por un supuesto «maestro tibetano» al que ella nombraba «D. K.».

Hubsymbol.png
Este artículo es parte del Hub Seres inventados por charlatanes
donde se encontrarán más artículos relacionados
con el tema.

Bailey Publicó esos textos con el título Iniciación humana y solar. Allí dio a conocer la existencia de la jerarquía espiritual, que Blavatsky ya había difundido, aunque no de manera ordenada.

Más tarde reveló que el tibetano D. K. no era otro que el maestro Djwal Khul. Bailey dijo que después de una cierta resistencia inicial (basada en la humildad), finalmente fue persuadida a nombrarlo claramente.

Durante 30 años ―entre 1919 hasta su muerte, acaecida en 1949― ella escribió atribuyendo sus escritos a tal maestro invisible. Según Bailey, D. K. era un maestro «oriental» de quinta iniciación, discípulo del maestro del segundo rayo llamado Koot Hoomi: