Dieta alcalina

De Wiki Pseudociencias

Pseudoterapias
Bad Pharma Logo.png
en medicina

El término dieta alcalina (dieta alcalina de desintoxicación) se refiere a un grupo de dietas para bajar de peso basadas en la falaz idea de que ciertos alimentos afectan la acidez de los fluidos corporales, como la orina o sangre, y que pueden ser utilizados para tratar o prevenir enfermedades. Esta patraña fraudulenta y pseudocientífica es utilizada por practicantes de la medicina alternativa, quienes la utilizan con el propósito de prevenir o curar cáncer, enfermedades cardíacas, mejorar los bajos niveles de energía, entre otros padecimientos.

Estas declaraciones no son apoyadas por evidencias médicas creando así suposiciones acerca de la función de las dietas alcalinas contrariando los conocimientos de la fisiología y bioquímica humanas.

Descripción

La dieta alcalina se compone de varios alimentos, que se definen como alcalinos o ácidos, que supuestamente llevará el pH de la sangre a un nivel de alcalinidad ligera (7.35 a 7.45), un nivel que los mecanismos homeostáticos del cuerpo lograrán independientemente de la alcalinidad de su dieta. Los gurúes de esta pseudoterapia creen que una dieta alcalina estresa menos los mecanismos homeostáticos naturales del cuerpo y que esto es esencial para la buena salud.

Dieta Alcalina Twit ScreenSht.jpg

Algunos charlatanes, como Gabriel Gaviña, afirman que la dieta alcalina previene y cura el cáncer. Uno de los proponentes más conocidos de esta patraña como tratamiento para el cáncer es Robert O. Young, un naturópata que ha obtenido su título por correspondencia y que no está calificado para tratar el cáncer.

A pesar de que no hay estudios en humanos que apoyen las dietas alcalinas para la prevención o el tratamiento del cáncer, la dieta es muy popular entre algunos que piensan que las curaciones naturales siempre se debe elegir antes que la quimioterapia, radioterapia o cirugía. Algunos podrían ser persuadidos de la plausibilidad de la dieta alcalina como una cura del cáncer por el hecho de que los estudios de laboratorio han demostrado que algunas células cancerosas crecen más rápidamente en una solución ácida y algunas drogas de la quimioterapia son más eficaces si el área alrededor de una célula tumoral se altera para ser más alcalina. El problema es que no hay garantía de que lo que funciona in vitro funcionará en vivo. En cualquier caso, la dieta alcalina no va a funcionar porque no tendrá un efecto significativo sobre la alcalinidad o acidez de las células.

No es cierto que la acidez del cuerpo pueda ser cambiada de manera significativa por la dieta. Cualquiera que sean los alimentos que uno ingiera, pasarán al estómago, que es muy ácido (pH entre 1.5 y 3.5), que es un ambiente ideal para que la pepsina, la enzima digestiva principal, descomponga los alimentos. Los niveles de pH ácido del estómago puede ser afectado por la cantidad de alimentos que come, la infección y el estrés. El consumo de alimentos ácidos o alcalinos es irrelevante para afectar el pH en el estómago. El consumo de alimentos ácidos o alcalinos también es irrelevante para el pH de las células de la sangre. Los diferentes alimentos, sin embargo, afectan el pH de la orina, pero eso sólo afecta a la vejiga.

Los promotores de la dieta alcalina dividen los alimentos en dos tipos dependiendo del tipo de "ceniza", producido como un subproducto de su consumo. Algunos alimentos producen un subproducto alcalino (por ejemplo, fruta fresca y verduras crudas) y algunos un subproducto ácido (por ejemplo, productos de origen animal, cereales integrales, legumbres y semillas). Estos subproductos no tienen nada que ver con el pH de la sangre en las venas o las arterias, el cual, por cierto, es diferente (la sangre venosa es más ácida que la sangre arterial). La razón para dividir los alimentos en alcalinos y ácidos es la creencia de que los alimentos afectan el pH de las células de la sangre y que el mantenimiento de la sangre ligeramente alcalino es esencial para la buena salud, luchar contra el cáncer, tener energía, prevenir las alergias, etc.

Cualquiera que diga que ciertos alimentos o suplementos alimenticios hacen su estómago o su sangre más ácida no entiende de nutrición. Es irrelevante si los alimentos son ácidos o alcalinos, porque no hay alimentos que cambien la acidez de nada en su cuerpo a excepción de su orina. Su estómago es tan ácido que ningún alimento puede cambiar su acidez. Los cítricos, el vinagre, y vitaminas como el ácido ascórbico o de ácido fólico no cambia la acidez del estómago o del torrente sanguíneo. Una botella entera de pastillas de calcio o antiácidos no cambia la acidez de su estómago más de unos minutos. Todos los alimentos que salen de su estómago son ácidos. Pasan al intestino, donde las secreciones de su páncreas neutralizan los ácidos del estómago. Así que no importa lo que usted come, la comida en el estómago es ácida y la comida en el intestino es alcalina.[1]

No se puede cambiar la acidez de ninguna parte del cuerpo a excepción de la orina. Su sangre y sus órganos mantienen la acidez en un rango muy estrecho. Cualquier cosa que cambiase la acidez en su cuerpo le haría enfermar y podría incluso causarle la muerte.[2]

Peligros

Lo peligroso de las afirmaciones de quienes promueven la patraña de la dieta alcalina sobre que previene y cura el cáncer se debe mencionar que categóricamente esto es falso.

Un artículo publicado en la revista especializada Anticancer Research muestra a investigadores que evaluaron las siguientes dietas: vegetales crudos y frutas, la dieta alcalina, macrobiótica, Terapia Gerson, la dieta Budwig y la dieta baja en carbohidratos o dieta cetogénica y no encontraron evidencia clínica que apoyara ninguna de estas dietas. Además, los informes de casos y los datos preclínicos indican la posibilidad de un daño potencial debido a algunas de estas dietas. A partir de las recomendaciones publicadas en el asesoramiento sobre medicina complementaria y alternativa, los investigadores fueron capaces de proporcionar 14 recomendaciones para el asesoramiento en dietas de cáncer.

Teniendo en cuenta la falta de pruebas sobre los beneficios de las dietas del cáncer y el daño potencial por desnutrición, los oncólogos deben comprometerse más en el asesoramiento a los pacientes de cáncer sobre este tipo de dietas.[3]

Conclusión

Una persona jamás debe abandonar un tratamiento oncológico para buscar una pseudoterapia que puede poner en peligro su vida. De hecho, ninguna persona pensante debería voltear a ver esas fraudulentas pseudociencias a menos que su intención sea regalarles dinero.

Para conocer más, véanse los siguientes artículos relacionados

Otras falsas terapias


Referencias y ligas externas

(Nota de la administración) Algunas ligas podrían estar rotas o algunos videos pueden haber sido eliminados.

  1. Gabe Mirkin, M.D. Acid/Alkaline Theory of Disease Is Nonsense en quackwatch.org
  2. Robert Todd Carroll Dieta alcalina en el Diccionario Del Escéptico
  3. Huebner J. et al. Counseling patients on cancer diets: a review of the literature and recommendations for clinical practice. Anticancer Research. January 2014 vol. 34 no. 1 39-48 (inglés)