Déjà vu

De Wiki Pseudociencia
(Redirigido desde «Deja vu»)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Definiciones ampliadas
01-Definicion Logo.jpg
Déjà vu

Déjà vu (‘ya visto’) es un tipo de paramnesia de reconocimiento (en contraposición a las paramnesias del recuerdo) caracterizada por la experiencia de sentir que se ha sido testigo o se ha experimentado previamente una situación que en realidad es nueva. Es lo contrario al Jamais vu, o nunca visto, es decir, es no recordar explícitamente haber visto algo antes. La persona sabe que ha ocurrido antes, pero la experiencia le resulta extraña.

El término déjà vu fue acuñado por el investigador psíquico francés Émile Boirac (1851-1917) en su libro L'Avenir des sciences psychiques (‘El futuro de las ciencias psíquicas’, 1918),[1] basado en un ensayo que escribió mientras estudiaba en la Universidad de Chicago.

Alrededor del 60% de la población ha tenido al menos una experiencia de déjà vu, y la mayoría de la gente los tiene aproximadamente una vez al año.

Dejavu.jpg

Este sentimiento es normalmente acompañado de un sentimiento intenso y convincente de familiaridad, así como una sensación de "extraño" o "rarezas". Tales sentimientos de otro mundo puede sugerir fácilmente interpretaciones de otro mundo. Dada la prevalencia y la capacidad de persuasión de las experiencias de déjà vu en la literatura paranormal, es importante revisar este tema.[2]

Tipos de déjà vu

Según Arthur Funkhouser existen tres tipos principales de déjà vu:[3]

  1. Déjà vécu. Normalmente traducido como ya vivido o ya experimentado. Cuando la mayoría de la gente habla de déjà vu lo que realmente experimentan es un déjà vécu. Las encuestas han revelado que hasta el 70% de la población ha tenido estas experiencias, normalmente en edades de 15 a 25 años, cuando la mente aún está sujeta a advertir el cambio en el entorno.[4] La experiencia suele estar relacionada con un suceso muy banal, pero es tan impactante que se recuerda durante años.
  1. Déjà senti. Este fenómeno alude a algo ya sentido. A diferencia de la precognición implícita al déjà vécu, el déjà senti es primordial o incluso exclusivamente un suceso mental, carece de aspectos precognitivos y rara vez permanece en la memoria de la persona que lo experimenta.
  1. Déjà visité. El déjà visité, que se traduce como ya visitado, es una experiencia menos frecuente e implica el extraño conocimiento de un lugar nuevo. Aquí uno puede saber encontrar el camino por una ciudad o lugar nuevo sabiendo al mismo tiempo que no puede ser posible. Se han invocado a los sueños, la reencarnación e incluso el viaje extracorporal como explicaciones a este fenómeno.

Ejemplos

Imaginemos que usted puede recordar detalles específicos de un famoso castillo que nunca ha visitado. ¿Por qué puede uno experimentar este acontecimiento tan extraño y notable? En una vida anterior, ¿era residente del castillo como rey o reina? Tal vez mientras dormía su espíritu abandonó su cuerpo y viajó al castillo. Es alguna entidad sobrenatural, o fantasma mundano, tratando de comunicarse con usted sobre ese castillo en particular? Tal vez uno de sus descendientes viajó al castillo en un futuro lejano, y le está avisando sobre él utilizando el viaje en el tiempo. Tal vez algo muy desafortunado, o afortunado, va a pasar en el castillo, lo que provocó una premonición oportuna. ¿Podría ser que el castillo está en un meridiano de energía cuántica que también se conecta con su casa dándole una visión directa de vez en cuando? Tal vez en un universo alterno usted realmente vive en el castillo, y esta información se escapa y viaja a través de las grietas dimensionales a su mente. ¿Podría implicar agujeros de gusano? Tal vez los extraterrestres le llevaron al castillo para sondearlo experimentalmente, y luego lo regresaron a su casa, después de haberle borrado el castillo de la memoria.[2]

¿Qué dicen las investigaciones? Los investigadores han identificado algunos patrones consistentes. El déjà vu se asocia a menudo con el estrés y la fatiga.[5] Lógicamente, si visita muchos lugares, aumenta la probabilidad de evocar una sensación de déjà vu sólo por casualidad. El estrés, la fatiga, y las leyes de la probabilidad pueden explicar por qué los viajeros y soldados son particularmente propensos a tener experiencias de déjà vu, ya que ambos se enfrentan a nuevos entornos y están bajo una cierta tensión y fatiga .

Algunos otros patrones son dignos de mención. Los que recuerdan sus sueños son más propensos a tener experiencias de déjà vu. Zuger (1966) ha sugerido que algunas experiencias déjà vu pueden ser sueños que invaden la conciencia despierta.[6] Además, un fragmento de la memoria del sueño puede evocar una experiencia de déjà vu cuando uno se encuentra con una situación similar cuando se está despierto. El déjà vu no está consistentemente asociado con la psicopatología o enfermedades relacionadas con el cerebro; sin embargo, es más común entre los pacientes con lesión de la cabeza (que han perdido la conciencia). Por último, el déjà vu se ha asociado con el abuso de anfetaminas, disolventes a base de tolueno, el uso de medicamentos enajenadores (amantadina y fenilpropanolamina), y la retirada de la medicación para el trastorno bipolar y la encefalitis por herpes simple.

Teorías

La experiencia de déjà vu es muy difícil de estudiar científicamente, ya que normalmente se produce espontáneamente sin un estímulo desencadenante identificable. Generalmente uno tiene que aceptar la palabra de la persona que reporta una experiencia de déjà vu, y la credibilidad de sus afirmaciones basadas ​​en la memoria. A pesar de esta limitación, cuatro grupos de teorías han surgido.[5]

Explicaciones del procesamiento dual

Las explicaciones de procesamiento dual proponen que las experiencias de déjà vu surgen cuando dos procesos de la memoria, que por lo general están coordinados, se desconectan temporalmente, o uno trabaja en ausencia del otro. Por ejemplo, Gloor (1990) ha sugerido que la recuperación de la memoria y la experiencia de familiaridad están vinculados a dos diferentes funciones cognitivas.[7] Normalmente, estos son coordinados de modo que cuando uno recupera una memoria, por ejemplo de la tía Mimi, la memoria se experimenta como familiar. Sin embargo, cualquiera de los procesos puede funcionar de manera temporal y de forma independiente. Sin fundamento en la memoria, una "respuesta de familiaridad" puede activarse, y se experimenta como un déjà vu.[2]

Explicaciones neurológicas

Algunos han sugerido que las experiencias de déjà vu se asocian con convulsiones cerebrales leves o cambios en el funcionamiento del cerebro. De hecho, las experiencias de déjà vu a veces (1-6%) preceden a las convulsiones en los pacientes con epilepsia del lóbulo temporal. La estimulación eléctrica directa de las partes del cerebro involucradas en los ataques epilépticos puede evocar artificialmente el déjà vu. Sin embargo, el déjà vu no es señal de que uno sufre de un trastorno cerebral.

Otro conjunto de explicaciones neurológicas se basan en la suposición de que la información del mundo exterior alcanza simultáneamente el cerebro a través de varias vías nerviosas. Cuando usted visita la casa de un amigo, las percepciones de la casa no viajan al cerebro a través de un solo enlace, como la televisión por cable, sino que toma varias rutas, y luego se vuelven a montar en lo que se experimenta como una sola percepción de una casa. Cuando, a causa del estrés o la fatiga, una vía de "cable" se retrasa, una señal puede llegar temprano, y otra una milésima de segundo después. Cuando la segunda parte de la "señal casa" llega, se experimenta como "familiar" porque una memoria ya se ha establecido (en base a la señal acabada de recibir).

Explicaciones derivadas de la atención

Usted está a punto de visitar una panadería por primera vez. Está en la otra acera y espera a que la luz del semáforo cambie a verde. Cuando ya puede cruzar, nota muchos bastidores de pan a través de la ventana de la panadería. En un parpadeo, un coche se pasa la luz roja, toca la bocina, y casi le atropella. Sobresaltado, olvida por completo su primera impresión fugaz de la ventana de la panadería. Sin embargo, al entrar en la panadería, observa los bastidores de pan y tiene una fuerte sensación de déjà vu. Las percepciones iniciales breves, incluso aquellas de las que es apenas consciente, pueden dar lugar a experiencias déjà vu en las situaciones que siguen inmediatamente.

Explicaciones de memoria implícita y memoria fuente

Recuerde que los hechos pasados y ​​olvidados pueden influir todavía en las experiencias y acciones presentes. Usted no puede recordar el divertido anuncio de televisión para una determinada marca de cola; sin embargo, todavía puede prepararlo para notar la misma marca de cola en la estantería de un supermercado con muchos refrescos. Usted puede encontrar extrañamente divertido el envase de la marca, obviando que en el olvidado comercial, el mismo envase, se entretejió en una historia inteligentemente graciosa. Aquí, su diversión refleja un error de memoria fuente (lo encuentra divertido, pero no puede saber por qué).

Una sensación de familiaridad puede ser evocada por un recuerdo que no tiene nada que ver con una situación nueva. Un episodio de sueño, cuento, o una película de una instalación similar es suficiente para desencadenar un déjà vu. Sorprendentemente, la similitud no tiene por qué implicar eventos reales, como se ilustra a continuación.

Imagínese que usted visitó una panadería el año pasado: Al entrar recibe de golpe el fuerte y delicioso aroma del pan recién horneado. Usted mira adelante y se asombra al ver un enorme estante con cientos de panes. De repente, el panadero le sorprende con la pregunta: "¿Pasa algo malo?" Confundido, usted explica que esta es la primera vez que visita la panadería. Sin embargo, usted sigue estando un poco incómodo y decide salir de allí rápidamente.

Imagine que ahora está visitando una fábrica de automóviles por primera vez. Usted tiene una fuerte sensación de déjà vu. Esto es lo que sucede. Usted entra a la fábrica y se enfrenta con el olor fuerte del metal, un aroma más agradable dado su interés por la mecánica. Usted mira adelante y se asombra al ver toda una fábrica llena de filas de robots de ensamblaje de coches. El capataz se dirige a usted y dice con voz severa: "¿Puedo ayudarle?" Le explica que este sitio es nuevo para usted. Sin embargo, este episodio le ha dejado un poco incómodo y decide acortar su visita.

Tenga en cuenta que sus experiencias en la panadería y la fábrica tienen contenidos completamente diferentes: coches, pan y robots. Sin embargo, evocaron la misma pista de los procesos cognitivos y afectivos: sentido del olfato, sentimientos de placer, sentido de visión, asombro, la pregunta inesperada, el procesamiento verbal en el cerebro, emociones de malestar y la decisión de marcharse. Su visita a la fábrica evocó la misma secuencia de procesos que evoca su experiencia en la panadería, y con ello provocó un fuerte sentido de familiaridad. Buscando en su memoria no pudo encontrar ningún recuerdo de haber visitado una fábrica, lo que contribuye a una sensación de déjà vu.[8]

Déjà vu y la memoria

Una experiencia de déjà vu puede implantar un falso recuerdo. Por ejemplo, imagine que usted está visitando a su tía Mimi, por primera vez. Al entrar en su casa, tiene la intensa sensación de haber estado allí antes. Tal vez usted reconoce ese feo sofá marrón (un fragmento de la memoria inconsciente derivado de un reciente documental televisivo sobre sofás feos). Además, algunos nuevos detalles llaman su atención, incluyendo arañazos, manchas de café, y pelo de gato. Al día siguiente narra su notable experiencia de déjà vu: "¡Fue increíble! No sólo recordé el horrible sofá marrón, sino que también me acordé de detalles específicos, como los arañazos, las manchas y el pelo de gato" Aquí se ha producido un error de memoria fuente. Usted incorrectamente etiquetó detalles experimentados por primera vez como recuerdos misteriosos de alguna visita anterior.[2]

Véase también

Referencias y ligas externas

(Nota de la administración) Algunas ligas podrían estar rotas o algunos videos pueden haber sido eliminados.

  1. L'Avenir des sciences psychiques para lectura (inglés, traducido del francés)
  2. 2,0 2,1 2,2 2,3 Jonathan C. Smith. Pseudoscience and Extraordinary Claims of the Paranormal: A Critical Thinker’s Toolkit ISBN 978-1-405-18123-5
  3. Arthur Funkhouser, Ph.D. (2006). Three Types Of Déjà vu. Perspectives - Vol. 1, No. 1
  4. What is déjà vu? 13 June 2001. HowStuffWorks.com
  5. 5,0 5,1 Brown, A. S. (2004). The Déjà vu experiences: Essays in cognitive psychology. East Sussex, England: Psychology Press.
  6. Zuger, B. (1966). The time of dreaming and the déjà vu. Comprehensive Psychiatry, 7, 191–196.
  7. Gloor, P. (1990). Experiential phenomena of temporal lobe epilepsy: Facts and hypotheses. Brain, 113, 1673–1694.
  8. Osborn, H. F. (1884). Illusions of memory. North American Review, 138, 476–486.