Deeqa Dahir Nuur

De Wiki Pseudociencia
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Víctimas de la religión
No Woman pic.png
Deeqa Dahir Nuur
Religión ofensora
Autor (es)
Desconocido
Causa
Fecha
16 de julio de 2018
Cómo
Desangramiento
Estatus
Fallecida

Deeqa Dahir Nuur fue una niña somalí que falleció tras habérsele practicado la ablación del clítoris, también llamada mutilación genital femenina (MGF). Esta muerte es la primera en ser confirmada por funcionarios somalíes en varios años, y muchas personas creen falsamente que es un procedimiento seguro.

El 14 de julio de 2018, la niña fue llevada al corte tradicional en su pueblo de Olol, a unos 65 km de Dhusmareb, en el estado central de Galmudug.[1] Durante la operación una vena fue cortada, y cuando la familia no pudo detener la hemorragia, la niña fue llevada a un hospital donde murió desangrada el lunes 16 de julio.[2]

El ministro de Estado de Galmudug para Asuntos de la Mujer visitó a la familia en el hospital para ofrecer sus condolencias y explicar el riesgo de muerte que existe en las operaciones de MGF.

Dahir Nuur, el padre de la niña, dijo que acepta la muerte de su hija ya que está seguro, que Alá se la llevó.[3]

Desafortunadamente, a pesar del reconocimiento de la muerte, el gobierno somalí parece no hacer nada al respecto. La mujer que realizó la operación no ha sido arrestada, y la ley no castiga a las personas por cometer ese acto de tortura ya que supuestamente está protegido por la religión islámica.

De acuerdo con la activista Hawa Aden Mohamed, "Es difícil estimar el número de niñas que mueren por MGF por mes o por día porque han [jurado] guardar el secreto, particularmente en las áreas rurales. Solo escuchamos los pocos casos de personas lo suficientemente audaces como para buscar tratamiento médico en las ciudades. Pero de las historias que escuchamos, podrían estar en docenas de casos".

Somalia, país del este de África, tiene la tasa más alta de MGF en el mundo. Aunque su constitución prohíbe la práctica, los esfuerzos para aprobar leyes que castiguen a los delincuentes que practican este método de tortura, no han dado frutos porque los parlamentarios temen perder los votos de los musulmanes que apoyan la mutilación genital femenina y la ven como parte de su tradición aún y cuando en el Corán no se menciona.[4]

Los activistas tienen la esperanza de que la muerte de Deeqa Dahir Nuur pueda ayudar a crear conciencia sobre los peligrosos riesgos para la salud asociados con el ritual, en un país donde se lleva a cabo la ablación en el 98 por ciento de las mujeres, adultas y niñas.

Deeqa Dahir Nuur tenía diez años cuando falleció.

Referencias y ligas externas

(Nota de la administración) Algunas ligas podrían estar rotas o algunos videos pueden haber sido eliminados.

Otras víctimas de la religión