Dan Christian Andersen

De Wiki Pseudociencia
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Víctimas de la religión
No Man pic.png
Dan Christian Andersen
Religión ofensora
Causa
Leucemia
Fecha
1993
Cómo
Evitar que se le transfundiera sangre
Estatus
Fallecido

Dan Christian Andersen fue un menor de edad que falleció de leucemia al negarse a recibir sangre transfundida debido a que iba en contra de las creencias idiotas de la secta de los Testigos de Jehová.

Debido a que la Sociedad Watchtower, los líderes de los Testigos de Jehová, han decidido que recibir una transfusión de sangre es un pecado mortal, los menores de edad están adoctrinados para creer que aquellos que aceptan las transfusiones de sangre para salvar sus vidas de enfermedades mortales serán asesinados por Jehová Dios en el Armagedón, que vendrá muy pronto. También se les dice que las transfusiones de sangre en realidad no salvan vidas, sino que contaminan a los receptores, les contagiará de SIDA y hepatitis e incluso pueden transferirles la personalidad del donante, que bien puede ser un criminal, o en el peor de los casos, un católico o judío.

Un 'testigo' que acepte una transfusión de sangre probablemente será expulsado, lo que significa que ninguno de sus antiguos amigos 'testigos' podrá saludarlo, hablarle o comer con él. ¡Vamos! Ni siquiera sus familiares cercanos podrán hacer contacto verbal o visual con él/ella a menos que vivan bajo el mismo techo.

Como padres, se les enseña que si salvan la vida de sus hijos al aceptar en secreto una transfusión de sangre, Dios puede castigarlos matándolos en la próxima Batalla del Armageddon.

Tras la muerte de Dan, en la revista propagandista La Atalaya, en su edición del 1 de febrero de 1996, se hace una apología a la muerte del chico haciéndolo parecer casi un santo. Lo más deshonesto de esta revista es que cita falsamente al Ministro de Salud Danés, Torben Lund, al poner en su boca que los doctores que atendieron el caso, habían cumplido con su deber “respetando la decisión madura y las creencias bien fundamentadas de Dan”. Poco tiempo después, el ex ministro de Salud desmintió a los Testigos de Jehová con la siguiente declaración: “Jamás he dado una afirmación positiva acerca de los Testigos de Jehová ni sobre sus puntos de vista sobre las transfusiones de sangre. Al contrario, encuentro a esta secta criminal”

Otras víctimas de la religión