Ciencia de los seres humanos unitarios

De Wiki Pseudociencia
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Artículos sobre
01-Anticiencia.jpg
pseudociencias

La Ciencia de los seres humanos unitarios (Science of Unitary Human Beings), es una pseudociencia inventada por la enfermera Martha Rogers (1914-1994) con base en extraños fundamentos y postulados hoy considerados anticientíficos.

Según Rogers, tal "ciencia" se compone de cuatro conceptos básicos:

  • Campos de energía,
  • Apertura,
  • Patrón
  • Cuatro dimensiones.

Estos conceptos se definen de acuerdo con el lenguaje general y se les da especificidad de acuerdo con el sistema conceptual en discusión. Se postula que los campos de energía constituyen la unidad fundamental tanto del ser viviente como del no vivo. El campo es un concepto unificador. La energía significa la naturaleza dinámica del campo. Los campos energéticos son infinitos. Se identifican dos campos energéticos: el campo humano y el medio ambiente. Específicamente, los seres humanos y el medio ambiente son campos de energía.

No sólo es Rogers "la (Florence) Nightingale del siglo 20" [1]; también es "una líder en el desarrollo de la ciencia contemporánea" que ha "hecho contribuciones importantes a la ciencia en general", extendiéndose mucho más allá de la enfermería..[2] De hecho, la erudición rogeriana "revolucionará todas las visiones del universo, similar a la teoría de la relatividad de Einstein"

Después de hacer brevemente leva de la relatividad, la teoría cuántica, la probabilidad, la teoría evolutiva y la exploración espacial en apoyo de la conclusión de que "el sistema cerrado, el modelo entrópico del universo" ya no es sostenible, Rogers continúa explicando los últimos tres de sus conceptos básicos:

"En un universo de sistemas abiertos, la causalidad no es una opción... Los campos de energía están abiertos - no un poco, ni a veces, sino continuamente. Los campos humanos y ambientales son integrales entre sí. La causalidad no tiene validez. El cambio es continuamente innovador.

El patrón se define como la característica distintiva de un campo de energía percibido como una sola onda... La cuadridimensionalidad caracteriza a los campos humanos y ambientales. Se define como un dominio no lineal, sin atributos espaciales o temporales. Se postula que toda la realidad es de cuatro dimensiones."

Un lector con poco bagaje científico podría objetar que esta verborrea pseudocientífica carece de sentido. Por ejemplo, "energía" y "campo" ambos tienen significados (de ningún modo metafórico) precisos en física; pero "campo de la energía", un término clave en los escritos de Rogers, carece de sentido en la física. Por supuesto que Rogers y sus partidarios podrían responder que no pretenden dar a estos términos su significado estándar en física, sino que están proporcionando sus propias definiciones. Eso estaría bien en principio; el problema es que las supuestas "definiciones" de Rogers son tan insignificantes como los términos supuestamente definidos. Por ejemplo, Rogers dice que "cuatridimensionalidad ... se define como un dominio no lineal sin atributos espaciales o temporales". Pero en ninguna parte aclara lo que quiere decir aquí con "dominio" (mucho menos "dominio sin atributos espaciales o temporales"); además, el adjetivo matemático "no lineal" carece de sentido en este contexto. Cada una de las "definiciones" de Rogers sufre de una vaguedad igualmente fatal.

Pero Rogers tiene una respuesta:

Las definiciones aumentan en claridad y especificidad a medida que surge el sistema conceptual. El ser humano unitario (campo humano) se define como un campo de energía de cuatro dimensiones, irreducible, identificado por patrones y características de manifestación que son diferentes de aquellas de las partes y no pueden predecirse a partir de las de las partes. El campo ambiental se define como un campo de energía irreducible, de cuatro dimensiones, identificado por patrones y características de manifestación que son diferentes de las de las partes. Cada campo ambiental es específico para su campo humano dado. Ambos cambian continuamente, mutuamente y creativamente. Los campos humano y ambiental son infinitos e integrales entre sí.

~Rogers, Martha E. (1986)[3]

Con esta claridad lúcida en la mano, podemos pasar de los conceptos a los principios:

Los principios unificadores y generalizaciones hipotéticas derivan del sistema conceptual. Los Principios de la Homeodinámica son tres en número y juntos postulan la naturaleza y dirección del cambio. Estos principios se establecen como sigue:

  1. Principio de Resonancia. El cambio continuo de patrones de onda de frecuencia más baja a más alta en campos humanos y ambientales
  2. Principio de Helicidad. La creciente diversidad continua, innovadora y probabilística de los patrones de campo humanos y ambientales caracterizados por ritmicidades no repetidas
  3. Principio de Integralidad. El campo humano mutuo continuo y el proceso de campo ambiental.[4]

En años posteriores, Rogers continuó haciendo mejoras en su sistema, reemplazando "cuatro dimensiones" por "multidimensional" y finalmente "pandimensionalidad", a la vez que suprimía "probabilidad" en favor de "imprevisibilidad".[5]

La Ciencia de los Seres Humanos Unitarios hace numerosas predicciones empíricamente comprobables, por ejemplo:

El principio de helicidad supone dentro de este los principios de reciprocidad y sincronía, y postula otras dimensiones explicativas y predictivas del sistema teórico de la enfermería. El principio de helicidad connota que el proceso de vida evoluciona unidireccionalmente, en etapas secuenciales, a lo largo de una curva que tiene la misma forma general a lo largo, pero que no lo hace en un plano. Están comprendidos dentro de este principio los conceptos de rítmica, aparición evolutiva negentrópica y la naturaleza unitaria de la relación hombre-medio ambiente.

Helicidad.jpg

...que puede ser leído como: "Helicidad es una función del cambio innovador continuo que crece fuera de la interacción mutua del hombre y del medio ambiente a lo largo de un eje longitudinal que gira en espiral en el espacio-tiempo."[6]

Cualquier persona con mínimos estudios de álgebra tendrá en cuenta que la "ecuación" de Rogers no tiene significado matemático. Su uso de símbolos que se asemejan (al ojo de un laico) a una ecuación matemática no es nada más que un intento grosero de dar a sus ideas un fachada de "cientificidad"; la "ecuación" de hecho no agrega nada a su "traducción" verbal (que, por desgracia, también es científicamente un galimatías sin sentido).

Por no hablar de lo siguiente:

La clarividencia, por ejemplo, es racional en un campo humano de cuatro dimensiones en continua interacción mutua, simultánea con un campo ambiental de cuatro dimensiones. También lo son los fenómenos como la psicometría, el toque terapéutico, la telepatía y una amplia gama de otros fenómenos. Dentro de este sistema conceptual, tales comportamientos se vuelven "normales" en lugar de "paranormales.

~Rogers, Martha E. (1980)[7]

Los ritmos humanos y ambientales unitarios se expresan en la rítmica del proceso de vida-muerte. Así como el envejecimiento se considera desarrollo, también lo es, hipotéticamente, el morir. La naturaleza del proceso de morir y los fenómenos posteriores a la muerte han adquirido considerable interés público y profesional en los últimos años. Un nuevo enfoque para estudiar el proceso de morir es proporcionado por el sistema conceptual aquí presentado. La naturaleza y la continuidad del patrón de campo posterior a la muerte, si bien es cierto que es un área difícil de estudiar, está abierta a la investigación teórica.

~Rogers, Martha E. (1986)[8]

¿Qué puede sacar en concreto el lector racional de la Ciencia de los seres humanos unitarios? Desde un punto de vista lógico o empírico, sólo hay una palabra apropiada: tonterías. Desde el punto de vista estilístico, la jerigonza de Rogers está quizá una raya o dos por encima de la muy corriente Nueva Era, pero es muy inferior a la sofisticada charlatanería producida por virtuosos del género como Jacques Lacan, Julia Kristeva, Gilles Deleuze, Felix Guattari y Paul Virilio.[9]

A pesar de esto, Martha Rogers ha atraído hacia ella un culto devoto de seguidores, que han editado libros con títulos como Exploraciones de la Ciencia de los Seres Humanos Unitarios de Martha Rogers, Visiones de la Enfermería científica de Rogers, El Arte Científico de la Práctica de la Enfermería de Rogers.

El trabajo "visionario" de Rogers es mantenido vivo por la Sociedad de los Estudiosos Rogeriano, que publica un boletín de noticias tres veces al año, el Noticias Científicas de la Enfermería Rogeriana, y un diario académico anual, Visiones: La revista de la Ciencia de la Enfermería Rogeriana.

Más importante aún, la influencia de las ideas de Rogers ahora se extienden mucho más allá de su círculo de discípulos inmediatos, llegando a la corriente principal de la profesión de enfermería. Los libros de texto sobre la teoría de la enfermería suelen dedicar un capítulo, con absoluta seriedad, a la Ciencia de los seres humanos unitarios.

El trabajo de Rogers se cita con frecuencia en la literatura académica de enfermería: por ejemplo, Una Introducción a la Base Teórica de la Enfermería ha sido citada 289 veces desde su publicación en 1970.[10] Las disertaciones estudiantiles extienden y aplican su sistema: al menos 91 tesis (74 doctorales, 17 de maestrías) fueron completadas entre 1977 y 2002 portando en el título o en el resumen (abstract) "Martha Rogers" o "Ciencia de Seres Humanos Unitarios". Y finalmente, en 1996, apenas dos años después de su muerte, Martha Rogers fue incorporada al Salón de la Fama de la Asociación Americana de Enfermeras, el principal grupo profesional para enfermeras en los Estados Unidos.[11] Su cita comienza y termina como sigue:

"Ampliamente conocida por su descubrimiento de la Ciencia de los Seres Humanos Unitarios, Martha E. Rogers proporcionó un marco para continuar el estudio y la investigación, e influyó en el desarrollo de una variedad de modalidades, incluyendo el toque terapéutico."

"Rogers escribió tres libros que enriquecieron la experiencia del aprendizaje e influyeron en la dirección de la investigación de enfermería para innumerables estudiantes: Revolución Educacional en Enfermería (1961), Toque de diana en Enfermería (1964), y Una Introducción a la Base Teórica de la Enfermería (1970), en la última de las cuales se introdujeron los "Cuatro Principios Rogerianos de la Homeodinámica". Después de su retiro en 1975, Rogers siguió enseñando en la Universidad de Nueva York, fue un presentadora frecuente en conferencias científicas en todo el mundo, y constantemente trabajó para perfeccionar su sistema conceptual. Ella fue honrada con numerosos premios y citas por sus contribuciones sostenidas a la enfermería y la ciencia."

Véase también

Referencias y ligas externas

(Nota de la administración) Algunas ligas podrían estar rotas o algunos videos pueden haber sido eliminados.

  1. Phillips, John R. (1994) Foreword. In Malinski, Barrett and Phillips, pp. v-ix.
  2. Phillips, John R. (1994) Rogers’ contribution to science at large. en Malinski, Barrett and Phillips 1994, pp. 335.
  3. Rogers, Martha E. (1986) Science of unitary human beings. pag. 5.
  4. Rogers, Martha E. (1986) Science of unitary human beings. En Malinski 1986, pp. 3-8. (Reimpreso en Malinski, Barrett and Phillips 1994, pp. 233-238.)
  5. Rogers, Martha E. (1992) Nursing science and the space age. Nursing Science Quar­terly 5(1): 27-34.
  6. Rogers, Martha E. (1970) An Introduction to the Theoretical Basis of Nursing. Philadelphia F.A. Davis.
  7. Rogers, Martha E. (1980) Nursing: A science of unitary man. In: Conceptual Models for Nursing Practice. 2nd ed., edited by Joan P. Riehl and Callista Roy.
  8. Rogers, Martha E. (1986) Science of unitary human beings. pp. 8.
  9. Sokal, Alan and Jean Bricmont. (1998) Fashionable Nonsense: Postmodern Intellec­tuals' Abuse of Science. New York: Picador USA.
  10. (2003) Science and Social Science Citation Index. Vía: isi4.isiknowledge.com.
  11. Alan Sokal (2010) Beyond the Hoax: Science, Philosophy and Culture. Oxford University Press. 1st Ed. ISBN: 978-0199561834.
P Pseudociencias
Pseudociencias   AcupunturaAcupuntura líquidaAgricultura biodinámicaAgrohomeopatíaAlquimiaAstrologíaBaraminologíaBioenergíaBiorritmoBucailleísmoChakraCiencia de los seres humanos unitariosCienciologíaComunicación facilitadaCriptozoologíaDetección de mentiras por polígrafoDianéticaDieta macrobióticaEfecto MaharishiEnergía pseudocientíficaEspiritismoEterometríaFeng ShuiFosfenismoFrenologíaGeopatíaGrafologíaHomeografíaHomeopatíaHomeopatía unicistaHomeopatía veterinariaHomeoprofilaxisHomeosiniatríaHomeospagyriaHomeotoxicologíaKarmaKinesiología aplicadaKoreshanityLey de HeringMedicina antroposóficaMedicina ayurvédicaMedicina holísticaMedicina integrativaMeditación trascendentalMemoria del aguaMesmerismoMorfopsicologíaNumerologíaOsteopatíaParapsicologíaPrecogniciónProgramación neurolingüísticaPseudoarqueologíaPsicoanálisisPsicoquinesisQuirologíaQuiromanciaQuiropraxiaRadiestesiaReencarnaciónRespiracionismoSensibilidad química múltipleSincronicidadSíndrome de Dirk HamerSíndrome post abortoTarotTelepatíaTelequinesiaTeologíaTerapia del espacioTest de RorschachUfología
Véase también   Agua polimerizadaArgumento cosmológico del KalāmAuraBaraja ZenerCámara KirlianComplejidad irreducibleCreacionismoCharlataneríaCreacionismo de la Tierra JovenDoshaExperiencia cercana a la muerteFrecuencia 432 HzFrecuencia 440 HzInfluencia lunarInteligencia innataLenguaje corporal (mito)Ley de la atracciónNegacionismo científicoPensamiento positivo y cáncerRayos ERayos NSudario de TurínSelección sobrenaturalSentido azulTerapia del campo del pensamientoTierra huecaTierra plana