Christos Hadjicostas

De Wiki Pseudociencia
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Christos Hadjicostas.jpg
Christos Hadjicostas
Información Biográfica
País noframe
República de Chipre
Lugar Larnaca
F. de Nacimiento Octubre de 1960
Información Personal
Ocupación Pseudoterapias
Afiliación
Acusación
Charlatán y promotor de pseudoterapias

Christos Hadjicostas es un médico homeosectario nacido en Larnaca, Chipre. Creyó pertinente estudiar la pseudoterapia de la Homeopatía y ganar dinero a costa de decirle a sus pacientes que los chochos homeopáticos son totalmente inocuos, obviando informarles que no son mejores que el placebo.

Antecedentes

Hadjicostas es un médico graduado de la Escuela de Medicina de la Universidad de Atenas en el año 1986 con especialidad de medicina general en el Hospital General de Atenas en el año 1990.

Es un entrenador de biofeedback, también posee un Diploma de Medicina Homeopática del Instituto de Medicina para la Investigación y Aplicación homeopática desde el año 1989. En 1990 se estableció en Chipre, donde practicó con éxito y practicó la medicina general y la homeopatía. También es miembro del Royal College of General Practitioners del Reino Unido.

Hadjicostas ha redactado artículos en revistas, periódicos, sitios de Internet de Chipre sobre temas de salud y medicina preventiva. Ha dado muchas entrevistas de TV y radio sobre los mismos tema.

Homeosectarismo

En 2007 envió una carta a un grupo asesor informal sobre temas médicos para el Comité de Investigación Escéptica (CSI, por sus siglas en inglés, anteriormente CSICOP).

En la carta, Hadjicostas, se enfoca en puntos lo suficientemente claros. Afirma: "La pregunta de si la homeopatía funciona, creo que ya ha sido respondida por millones de personas que han sido curadas de este sistema médico por más de 180 años. Excepto si los consideras a todos unos locos."

Hadjicostas aquí apela a la evidencia anecdótica y sugiere que el volumen de evidencia, millones de personas en el curso de 180 años, debería ser más que convincente. Pero la evidencia no confiable no se hace más confiable solo con escupir cifras. La evidencia anecdótica no es confiable, no importa cuánta haya. Por ejemplo, la teoría humoral de la enfermedad persistió durante tres mil años con millones de personas tratadas, y sin embargo, esta no es razón suficiente para pensar que purgar el humor biliar verde curará a cualquier persona de cualquier enfermedad.

Y como ese, existen muchos otros ejemplos en la historia. A principios del siglo XX, existía la creencia generalizada de que los tónicos radiactivos podían curar casi cualquier cosa y dar a las personas fuerza y ​​vigor.

Famoso es el caso del charlatán Albert Abrams, quien hizo una fortuna vendiendo su caja negra (Dynamizer) para diagnóstico y tratamiento de todas las enfermedades, literalmente millones de personas juraron haberse curado con sus tratamientos, hasta que se descubrió que la célebre caja negra contenía poco más que piezas de máquina inútiles y desconectadas.

Hadjicostas sigue con una falsa dicotomía: "Excepto si los consideras a todos unos locos". Entonces, sugiere, debemos considerar a aquellos que creen que fueron ayudados por remedios homeopáticos como evidencia legítima de la efectividad de la homeopatía, o hay que tomarlos por locos. Pero hay más opciones, la más importante de las cuales es que son seres humanos normales que son susceptibles a una variedad de factores psicológicos y sesgos de observación: son estos factores y sesgos los que nos hacen malos observadores y que logra que la evidencia anecdótica sea tan engañosa.

Todo científico médico serio comprende la naturaleza del efecto placebo y la naturaleza engañosa de la evidencia anecdótica. Un siglo de investigación médica lo ha demostrado claramente y ha evolucionado para controlar estos factores. Este charlatán no parece entender este principio básico de la investigación médica, y no solo se basa en evidencia espuria, sino que sugiere que es tan convincente que es suficiente para forzar una exploración de nuevas leyes de la naturaleza para explicar el supuesto efecto de la homeopatía.

Hadjicostas prosigue en su carta: "La única respuesta que queda es cómo funcionan los medicamentos homeopáticos, aunque se han descubierto algunas respuestas en el campo de la física cuántica".

La referencia a la física cuántica para explicar los efectos aparentemente imposibles de la homeopatía, se está volviendo casi omnipresente entre los promotores de las pseudociencias (véase Deepak Chopra). El extraño comportamiento de las partículas atómicas y subatómicas descrito por la mecánica cuántica no se aplica al mundo macroscópico. Los efectos cuánticos no se aplican a las personas, y la mecánica cuántica no puede rescatar a la homeopatía ni a ninguna otra pseudociencia similar de la implausibilidad científica extrema.

Desafío 'Hadjicostas'

noframe

A continuación, Hadjicostas desafía al CSI a colaborar en un ensayo doble ciego controlado con placebo de un remedio homeopático en alguna enfermedad. Esto suena justo en la medida de lo posible, pero existen numerosas razones para preocuparse por dicha colaboración.

Primero están las preocupaciones logísticas y éticas habituales. Cualquier investigación en humanos debe hacerse a través de una junta de revisión de investigación y seguir todos los protocolos éticos que están actualmente vigentes. Esto no es como probar los zahoríes: el estudio propuesto necesitaría ser diseñado y ejecutado como cualquier investigación médica. Pero supongamos que esto se puede hacer.

Otras consideraciones incluyen elegir una enfermedad que sea lo más objetiva posible en términos de diagnóstico y resultado, y que los resultados significativos se pueden medir en un período de tiempo bastante corto. Finalmente, dado que la homeopatía no está probada, no se puede reemplazar el tratamiento establecido en el protocolo de investigación, especialmente para una enfermedad grave, o que no sea autolimitada. No se pueden retener los tratamientos efectivos comprobados de los pacientes del estudio. Existen barreras éticas significativas para estudiar un tratamiento que no tiene plausibilidad y para el cual ya existe evidencia abundante de falta de eficacia.

Hadjicostas se atreve a decir: "Pondremos observadores independientes para ver los resultados. Por supuesto, si los resultados son positivos en el acuerdo que firmamos, ustedes deben disculparse con el público en su país y en todo el mundo por sus ideas equivocadas sobre la homeopatía, y en lugar de criticarla, tendrán que promover la homeopatía".

Esta es la declaración más ingenua y absurda de su carta. Para este curandero medieval se supone que un solo estudio es suficiente para anular todo el montón de investigaciones que se han realizado antes. Hay un vasto cuerpo de investigación sobre la homeopatía que debe considerarse: el que se añada un estudio a favor de esta pseudoterapia, es absurdo pensar que debería superar de manera automática a todas las demás investigaciones previas. Están tratando de obligar a los científicos a "apostar todo", por un lado, pero los homeosectarios no tienen ninguna moneda propia para poner.

Además, la noción de que si una nueva investigación requiere un cambio en la conclusión final sobre una afirmación de que aquellos que cambiaron de opinión deberían disculparse es francamente infantil. Los científicos cambian de opinión todo el tiempo ante nuevas investigaciones y nuevas evidencias. El hecho es que, dado todo el conocimiento científico que tenemos en este momento, la única conclusión sensata es que la homeopatía no tiene plausibilidad científica y la evidencia empírica no respalda su efectividad. Todo lo que cualquier científico puede hacer es interpretar la evidencia existente. Si eso resulta ser incorrecto, no es necesario pedir disculpas.

Ha habido estudios, revisiones sistemáticas, Metaanálisis (véanse el el metaanálisis de Cochrane y el metaanálisis de la Dra. Aijing Shang), en los que se ha demostrado la ineficacia de la homeopatía. Esto, sin contar las veces que se han retractado estudios con datos fraudulentos o que se ha descubierto que no usaron controles o que sus muestras eran muy pequeñas. Muchos de los estudios que supuestamente prueban la eficacia de esta falsa terapia siempre son publicados en revistas no científicas, por ejemplo en la ya desacreditada Revista Homeopathy.

Hadjicostas parece tan confiado en el resultado de esta investigación que ni siquiera se tomó la molestia de decir qué hará si el estudio es negativo. ¿Se disculpará con el mundo por promover un tratamiento anticientífico e inútil? ¿Abandonará la homeopatía y trabajará por su desaparición como tratamiento médico? De hecho, debería hacerlo ahora en base a la evidencia existente.

No importa el resultado del hipotético estudio pedido por este médico brujo, los homeosectarios continuarán apoyando la homeopatía. Una colaboración de este tipo tuvo lugar cuando James Randi visitó el laboratorio de Jacques Benveniste, un investigador de homeopatía francés, ya fallecido. Bajo la observación cuidadosa de Randi, todos los milagrosos resultados positivos del laboratorio de Benveniste se desvanecieron en el aire. ¿Abandonó Benveniste la homeopatía o declaró que nunca hubo ningún efecto positivo? No. ¿Abandono la pseudoteoría ridícula de la memoria del agua? No, tampoco.

¿Qué hará Hadjicostas si el estudio que propone resulta negativo? No se molestó en decirlo, pero como ya ha declarado que está seguro de que la homeopatía funciona, y que todo lo que tenemos que hacer ahora es descubrir cómo es que lo hace, entonces este merolico de feria no parece estar abierto a la posibilidad de que la homeopatía no sea más que agua y azúcar inútiles. Nadie puede decir con certeza cómo reaccionaría este charlatán ante un estudio negativo, pero históricamente lo que casi siempre ha sucedido es que las excusas post hoc comienzan a llegar. Al final se habrá desperdiciado una gran cantidad de tiempo, dinero y esfuerzo y todo terminará exactamente donde se comenzó.

Hadjicostas termina con un párrafo pidiendo, esencialmente, honestidad intelectual por parte de los escépticos, y casi amonestándolos diciendo: 'No creo que quieran llevar la medicina a la era medieval'. Frase llena de ironía. No es necesario señalar que son los homeópatas específicamente, y los defensores de las medicinas alternativas en general, quienes están empujando activamente la medicina a una era pre-científica a través de nociones anticientíficas y deshonestidad intelectual. El hecho de que Hadjicostas apoye la homeopatía dada la evidencia actual y la absoluta falta de plausibilidad, y justifica su apoyo con anécdotas y vagas referencias a la mecánica cuántica, nos dice todo lo que necesitamos saber sobre su integridad científica.

Fuente

  • Steven Novella (Jun, 2007) «A Challenge from a Homeopath». Vía: NeuroLogica Blog.