Chocho homeopático

De Wiki Pseudociencia
(Redirigido desde «Chochos homeopáticos»)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Artículos sobre
Homeopatia Logo.png
Homeosectarismo

En México, Argentina, Chile, Perú, Bolivia, España y otros países de habla hispana existen cientos de miles de compradores de productos homeopáticos, tanto prescritos como de venta sin receta. Los fabricantes de estos productos milagro están autorizados legalmente a mentirle a sus compradores y decirles que estos productos pueden mejorar su salud o aliviar las dolencias, aunque ya se ha demostrado que definitivamente no lo hacen.

En una página oficial de la cadena de noticias Imagen (Imagen Digital), la autora se llegó a decir que en vez de usar los chochos como medicamentos, mejor comerlos por puro gusto.[1]

Antecedentes

Un chocho es la forma que, en un principio, se le conocía a los glóbulos, tal es el nombre oficial, de los productos homeopáticos, pero ahora son designados así de manera peyorativa de modo que a cualquier producto milagro que se venda en tabletas, cápsulas, o comprimidos, por extensión, se les llama 'chochos' como sinónimo de inútiles o carentes de eficacia. También se les conoce como 'pellas' o 'pellets'. También se les llama chochos a las tabletas homeopáticas.

Definición de glóbulo

noframe

Los glóbulos son probablemente el método más común para dispensar pseudomedicamentos homeopáticos[2] y es a quienes va dirigido el término de chochos más comúnmente.

Los glóbulos son pequeños granos esféricos, homogéneos y regulares, blancos y prácticamente sin olor, y que tienen un sabor dulce. Son inertes y están formados por 100% de sacarosa o una mezcla de sacarosa y lactosa. Sirven como vehículos para la fijación de las diluciones homeopáticas.

Los chochos se designan y comercializan de acuerdo con su peso promedio, por ejemplo, hay de 30 mg (glóbulos # 3), de 50 mg (glóbulos # 5) y de 70 mg (glóbulos # 7), y se fabrican a partir de partículas de azúcar mediante múltiples recubrimientos. El charlatán alemán Samuel Hahnemann recomendó una cierta cantidad de gotas de la dilución homeopática para humedecer todos los glóbulos inertes. Sin embargo, nunca determinó una proporción exacta entre el volumen de la preparación y el peso de los glóbulos.

Aunque las farmacopeas y los manuales homeopáticos presentan diferentes métodos y técnicas diseñados para la impregnación de los glóbulos inertes, no describen procedimientos de validación. Basados ​​principalmente en la tradición, otros homeosectarios han sugerido el uso de una solución colorante de azul de metileno como indicador visual para la validación de los métodos de impregnación de glóbulos, sin embargo, no proporcionaron ningún estudio detallado sobre ese tema.[3]

Diferencia entre glóbulo y tabletas homeopáticas

Los glóbulos se venden directo a las farmacias homeopáticas sin ningún tipo de sustancia (inertes) y están fabricados con lactosa, sacarosa o ambas. Actualmente los pseudomedicamentos homeopáticos tienen lactosa como base para los remedios dispensados ​​en tabletas y polvos, mientras que la sacarosa (sucrosa) se emplea como base para los que son dispensados al público ​​en glóbulos. Los glóbulos, como su nombre lo indica, son esféricos.

Los chochos homeopáticos ya se vendían en tiempos de Hahnemann. Mientras todavía estaba vivo, solo unas 10 farmacias en toda Alemania se consideraban productores confiables de los chochos y las tinturas madre.[4]

Muchas personas suponen que los chochos homeopáticos están hechos con sustancias a base de hierbas[5], o que son remedios naturales, o caseros. Los productos etiquetados como homeopáticos se consideran 'medicamentos de bajo riesgo' aunque no sean un medicamento real según la propia definición. Los chochos entran en la categoría de 'medicina complementaria' que debería estar regulada como cualquier medicamento alópata, pero ha habido problemas persistentes con el etiquetado de productos homeopáticos durante mucho tiempo.

Los chochos homeopáticos, se supone, están embebidos de la sustancia que ha sido diluida varias veces. Primero, la tintura madre se potencia y solo se necesita a los glóbulos para un tratamiento homeopático para enfermedades autolimitadas (es decir, que con o sin homeochochos, el paciente se iba a curar de todas maneras). Es tan fácil hacerlo que se puede hacer en casa.[6]

noframe

Sin embargo, resulta que la mayoría de las diluciones homeopáticas son tan extremas que sus posibilidades de ganar la lotería son mejores que encontrar una sola molécula de la sustancia original en la botella que compra en la farmacia homeopática. Según el diario Guardian Australia: 'Al diluir estas sustancias en agua o alcohol, los homeosectarios afirman que la mezcla resultante retiene un 'recuerdo' de la sustancia original que desencadena una respuesta curativa en el cuerpo.[7]

A los chochos se les ha llamado 'píldoras de azúcar' debido a que contienen lactosa y sacarosa.[8] En marzo de 2018, la química Alexandra Furtos, especialista en espectrometría de la Universidad de Montreal, analizó en el programa canadiense La facture los componentes de los glóbulos de Oscillococcinum, un supuesto remedio para la gripe inventado por el charlatán Joseph Roy (1891-1978), y manufacturado actualmente por el Laboratorio francés Boiron. El segmento fue presentado al público el 6 de marzo de 2018. El resultado: lo chochos solo contenían lactosa y sacarosa.[9]

Seguridad

La verdad es que estos remedios falsos solo son seguros si los ingredientes están realmente en dosis homeopáticas, y si los fabricantes no han incluido ninguna medicina herbal o alguna otra sustancia en la lista de 'ingredientes inactivos'. Es bien sabido que a veces se les ha pasado la mano y han colocado ingredientes activos en dosis no homeopáticas.

Muchos homeosectarios aún recuerdan el gazapo de las tabletas para la dentición de Hyland (Hyland’s Baby Teething Tablets) que son un producto homeopático que terminó causado problemas de reacción en bebés a los que se les administró. El asunto es que contenían cierta cantidad de belladona (Atropa belladonna) en dosis activas. Por esa razón la FDA alertó a la gente para que dejara de usarla.[10]

De acuerdo con el homeosectario G. Ebenesar Backianathan, de Cuddalore, una localidad de la India, "el contenido de lactosa o sacarosa es mínimo ya que la dosis es extremadamente pequeña. Incluso a las personas con diabetes grave se les permite una cucharadita de azúcar por día; el contenido de 'azúcar' en dosis homeopáticas es mucho menor". Incluso hay proveedores que afirman categóricamente que la diabetes se puede curar con sus chochos. Para esto emplean Syzygium, Uranium nitricum y Lycopodium.[11] Esto es totalmente falso, ya que incluso homeópatas como Chris Wilkinson, de Bristol, renegaron de esto. Wilkinson escribió en su cuenta de Twitter (sin referirse a la homeopatía) que casi moría por la falta de insulina.[12]

Para mayor información véase también


Referencias y ligas externas

(Nota de la administración) Algunas ligas podrían estar rotas o algunos videos pueden haber sido eliminados.

  1. Susana Miyar [https://www.actitudfem.com/belleza/relajacion/mejora-tu-vida/la-medicina-homeopatica-no-sirve «¡Comprobado! La homeopatía no funciona (así que suelta los chochos)». Vía: actitudfem.com.
  2. Saurav Arora & Bharti Arora (Feb, 2018) «Taking Homeopathy? Do’s And Don’ts You Need To Keep In Mind». Vía: vividhomeopathy.com.
  3. Olney Leite Fontes et. al (2004) «Validation of techniques and methods for the impregnation of homeopathic globules». Vía: Cultura Homeopática. Nº 9, Vol 3, pp 8-16
  4. Marion Baschin (Nov, 2016) «‘Globules at Home’: The History of Homeopathic Self-medication». Vol 29, Ed 4, pp 717–733 Vía: Social History of Medicine. doi:10.1093/shm/hku074.
  5. Susanne Kretschmann (Jul, 2016) «Globules are natural and plant-based – really?». Vía: netzwerk-homoeopathie.info.
  6. Marion Baschin (Nov, 2016) «Ibid». Vol 29, Ed 4, p 729
  7. Melissa Davey (Mar, 2015) «Homeopathy not effective for treating any condition, Australian report finds». Vía: theguardian.com.
  8. Sabine D. Klein & Ursula Wolf (Feb, 2016) «Comparison of homeopathic globules prepared from high and ultra-high dilutions of various starting materials by ultraviolet light spectroscopy». Vía: Complementary Therapies in Medicine. Vol 24, Pp 111-117 doi:10.1016/j.ctim.2015.12.017.
  9. Claire Frémont (Mar, 2018) «Granules Homéopathiques Homologuées​». Vía: ici.radio-canada.ca.
  10. Jacqueline Howard (Abr, 2017) «Hyland's homeopathic teething tablets recalled nationwide». Vía: cnn.com.
  11. Staff. «Diabetes». Vía: starhomeopathy.com.
  12. Chris W. (2015) «Chris Wilkinson». Vía: twitter.com.