Casa del Infierno

De Wiki Pseudociencia
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Artículos sobre
00-Anti BullShit Logo.jpg
Idioteces

Casa del Infierno o Casas Infernales, son típicamente atracciones encantadas, o de sustos como las "casas del terror" de los parques de diversiones, pero que son dirigidas por iglesias evangélicas protestantes u organizaciones paraeclesiásticas.

Estas "atracciones" representan situaciones de la vida real que la organización en cuestión considera como pecaminosas y sus consecuencias: los tormentos de los condenados en el Infierno cristiano, y generalmente concluyen con una representación del Paraíso. En ocasiones, se les muestra a los niños tales representaciones para despertarles el miedo en asuntos interpretados como pecaminosos en un contexto cristiano fundamentalista, que incluyen, entre otros, el matrimonio entre personas del mismo sexo, el aborto, las relaciones sexuales extramatrimoniales, fiestas desenfrenadas, el uso de bebidas alcohólicas y drogas y el suicidio entre adolescentes.

Representación en una Casa del Infierno. (Cortesía: Wikipedia; recortada)

Estos lugares son un intento de mostrar a los niños lo que les espera más allá de la tumba, dependiendo de las elecciones que hagan durante su existencia terrenal. Estas casas del Infierno son el equivalente evangélico de las "Casas de espantos" seculares, tienen personajes de acción en vivo que presentan a los visitantes que los recorren varios escenarios de los pecados y sus consecuencias.

A diferencia de las casas del terror de los parques de diversiones, las Casas del Infierno se enfocan en situaciones de la vida real y los efectos del pecado o el destino de los pecadores impenitentes en el más allá. Generalmente se operan en los días previos a la celebración norteamericana del Halloween.

Estas casas infernales cristianas han sido acusadas de asustar a las personas para que se conviertan al cristianismo y han sido criticadas por los temas controvertidos que abordan y la naturaleza gráfica de las exhibiciones.

Estas críticas no se pueden descartar por completo: es fácil darse cuenta de que es casi imposible mantenerse objetivo cuando uno se enfrenta a escenas empapadas de sangre de abortos y hombres que mueren de SIDA debido a su homosexualidad.

El método por el cual se presenta el mensaje que se quiere hacer llegar a los niños es mediante una producción teatral, que consta de una serie de salas en las que se reproducen las horríficas escenas. Estas escenas presentan elecciones hechas por los protagonistas del escenario y, al final, los resultados de estas elecciones. Sin embargo, los puntos focales y el contenido real de estas demostraciones difieren de producción a producción.

Este uso del drama como representación de la elección, y la consecuencia, recuerda a una obra de moralidad en la que el tema se actualiza para que coincida con la cultura de hoy y sus peligros.

Origen

Se opina que los orígenes de estas atracciones, se remontan al siglo XVIII, ya que vinculan las actuaciones con los sermones de “fuego y azufre” de ministros puritanos como Jonathan Edwards. De igual manera, se cree que la primera Casa del Infierno fue creada por la Trinity Assembly of God en Cedar Hill, pero fue popularizada por primera vez por Jerry Falwell a fines de la década de 1970. Eventos similares comenzaron en varias regiones durante ese período. Más recientemente, el concepto ha sido promovido y adaptado por Keenan Roberts, originario de Roswell, Nuevo México, quien comenzó una de estas atracciones en Arvada, Colorado en 1995.

En octubre de 2000, el cineasta documental George Ratliff filmó una producción de una Casa del Infierno en Cedar Hill, Texas. El documental resultante, Hell House, ha inspirado numerosas obras en vivo y actuaciones, incluida una basada en la producción del Pastor Roberts, que se representó durante un mes durante la temporada de Halloween en 2006 en una producción fuera de Broadway en Brooklyn, Nueva York; por Les Freres Corbusier.