Carnitina

De Wiki Pseudociencia
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Carnitina
00-Charlatan Logo2.png
Fraudes y charlatanería

La carnitina (3-hidroxi-4-trimetilaminobutirato), conocida también como L-carnitina o levocarnitina, debido a que en estado natural es un estereoisómero L) es una amina cuaternaria sintetizada en el hígado, los riñones y el cerebro a partir de dos aminoácidos esenciales, la lisina y la metionina.

La carnitina es responsable del transporte de ácidos grasos al interior de las mitocondrias, orgánulos celulares encargados de la producción de energía.

Antecedentes

A pesar de que se descubrió en 1905, no fue hasta mediados de los años 50 cuando se demostró que el principal papel de la carnitina es acelerar el proceso de oxidación de ácidos grasos (y de esta manera la ulterior producción de energía). La deficiencia de carnitina conduce a una disminución sustancial de la producción de energía y al aumento de masa del tejido adiposo. Por esta razón se cree que es una sustancia quema grasas que ayuda a adelgazar.

La carnitina es una sustancia presente en cantidades relativamente grandes en la carne (la palabra latina carnis significa carne o músculo) y ha recibido mucha atención en los últimos 30 años. Se presume que la carnitina mejora el metabolismo de las grasas, reduce la masa grasa y aumenta la masa muscular. Por lo que la carnitina se vende a menudo para bajar de peso, reducir la grasa corporal y mejorar la "agudeza", aunque esas nos sean sus indicaciones farmacológicas principales.

Los atletas de resistencia usan la carnitina para aumentar la oxidación de las grasas y para conservar el glucógeno muscular. La carnitina se deriva de las carnes rojas y productos lácteos de la dieta y de la producción endógena del cuerpo. Incluso cuando la carnitina en la dieta es insuficiente, los seres humanos sanos producen suficiente de metionina y lisina (dos aminoácidos) para mantener las reservas corporales funcionales (por esta razón, la carnitina no es considerada como una vitamina, sino como una sustancia similar a las vitaminas).

La carnitina se sintetiza en el hígado y el riñón, los que en conjunto contienen sólo el 1.6% de los 27 g de la sustancia almacenada en todo el cuerpo. Alrededor del 98% de la carnitina del cuerpo humano está presente en el músculo esquelético y el corazón. El músculo esquelético y el corazón son dependientes del transporte de carnitina a través de la circulación, que contiene aproximadamente 0.5% de la carnitina de todo el cuerpo.

La carnitina es un producto final del metabolismo humano y sólo se pierde del cuerpo a través de la excreción en la orina y las heces. Las pérdidas diarias son mínimas (<60 mg d) y se reducen a menos de 20 mg d en dietas libres de carne y de carnitina[1]. Estas pérdidas mínimas implican que la tasa de biosíntesis endógena, que es necesaria para mantener las reservas corporales funcionales, también es sólo alrededor de 20 mg d. Las cantidades perdidas en las heces tienden a ser ignoradas, excepto después de la ingestión de suplementos orales.

El papel de la carnitina en el metabolismo de la grasa

La L-carnitina juega un papel importante en el metabolismo de la grasa. En el estado de ayuno durante la noche y durante el ejercicio de intensidad baja a moderada, los ácidos grasos de cadena larga son las principales fuentes de energía utilizadas por la mayoría de los tejidos, incluyendo el músculo esquelético. La función principal de L-carnitina es para el transporte de ácidos grasos de cadena larga a través de la membrana interna mitocondrial, debido a que la membrana interior es impermeable a los ácidos tanto de cadena larga grasos y ésteres grasos de acil-CoA. Una vez dentro de la mitocondria, los ácidos grasos pueden ser degradados a acetil-CoA a través de beta oxidación y proceder con el ciclo de los ácidos tricarboxílicos (o ciclo de Krebs). La carnitina también juega un papel importante en el mantenimiento de la proporción mitocondrial de acetil-CoA / CoASH, que es un regulador del flujo a través del complejo de la enzima piruvato deshidrogenasa (PDH) y, por lo tanto, del metabolismo de los hidratos de carbono[2][3].

Refutación

La creencia de que los suplementos de carnitina ayudan a la pérdida de peso se basa en el supuesto de que la ingestión oral regular de la carnitina aumenta la concentración de carnitina muscular. Otra hipótesis es que si la concentración de carnitina en el músculo aumenta, también aumenta la oxidación de las grasas, lo que conduce a una pérdida gradual de las reservas de grasa corporal. Los estudios llevados a cabo cuidadosamente[4][5] han demostrado claramente que la ingestión oral de carnitina (hasta 6 g durante 14 días) no modifica en nada la concentración de carnitina muscular. Además, los cálculos basados ​​en la cinética enzimática indican que el músculo humano en condiciones de reposo tiene más que suficiente carnitina libre para permitir que la enzima carnitina palmitoil transferasa I (CPT I) funcione a su máxima actividad. Las afirmaciones de que la carnitina promueve la pérdida de peso, por lo tanto, no sólo son infundadas sino también teóricamente imposible[6].

Recientemente, sin embargo, ha habido un cierto interés renovado en carnitina. Stephens y colegas mostraron que si la carnitina muscular se puede aumentar, esto puede reducir la degradación del glucógeno muscular y posiblemente mejorar el metabolismo de grasas[7][8]. Aumentaron la carnitina muscular mediante el aumento simultáneo de la concentración de insulina (por la infusión de insulina o la alimentación de grandes cantidades de hidratos de carbono) y proporcionando carnitina al mismo tiempo (por infusión o ingestión).

Si bien es posible que la carnitina pueda ser incrementada y pueda tener algunos efectos sobre el metabolismo de las grasas después de varios meses de la ingesta de carnitina en combinación con una cantidad relativamente grande de hidratos de carbono, es demasiado pronto para sacar conclusiones. Si se utiliza por razones de pérdida de peso, parece contraproducente consumir grandes cantidades de hidratos de carbono para aumentar la insulina con miras a asegurarse de que las concentraciones de carnitina en el músculo estén un poco elevadas y pudiera dar lugar a pequeñas mejoras en la oxidación de grasas en el largo plazo. Potencialmente para los atletas, que tienen gastos muy altos de energía, de todos modos ya consumen carnitina con sus comidas o bebidas energéticas, y puede ser posible elevar las concentraciones de carnitina musculares. En general, sin embargo, las implicaciones prácticas de este momento, son poco claras y no hay suficiente evidencia cuientífica para recomendar la carnitina para bajar de peso o para aumentar la oxidación de grasas.

Referencias y ligas externas

(Nota de la administración) Algunas ligas podrían estar rotas o algunos videos pueden haber sido eliminados.

  1. Bremer J. Carnitine – metabolism and functions. Physiol Rev 1983; 63: 1420–1479.
  2. Timmons JA, Poucher SM, Constantin-Teodosiu D, Worrall V, Macdonald IA, Greenhaff PL. Increased acetyl group availability enhances contractile function of canine skeletal muscle during ischemia. J Clin Invest 1996; 97: 879–883.
  3. Constantin-Teodosiu D, Carlin JI, Cederblad G, Harris RC, Hultman E. Acetyl group accumulation and pyruvate dehydrogenase activity in human muscle during incremental exercise. Acta Physiol Scand 1991; 143: 367–372.
  4. Vukovich MD, Costill DL, Fink WJ. Carnitine supplementation: effect on muscle carnitine and glycogen content during exercise. J Appl Physiol 1994; 26: 1122–1129.
  5. Barnett C, Costill DL, Vukovich MD, Cole KJ, Goodpaster BH, Trappe SW et al. Effect of L-carnitine supplementation on muscle and blood carnitine content and lactate accumulation during high-intensity sprint cycling. Int J Sport Nutr 1994; 4: 280–288.
  6. Wagenmakers AJM. Nutritional Supplements: Effects on Exercise Performance and Metabolism. Lamb DR, Murray R (eds). Cooper Publishing Group: Carmel, IN, 1999.
  7. Stephens FB, Constantin-Teodosiu D, New GPL. Insights concerning the role of carnitine in the regulation of fuel metabolism in skeletal muscle. J Physiol 2007; 581: 431–444.
  8. Stephens FB, Constantin-Teodosiu D, Laithwaite D, Simpson EJ, Greenhaff PL. Insulin stimulates L-carnitine accumulation in human skeletal muscle. FASEB J 2006; 20: 377–379.
P Productos milagro fraudulentos
Fraudes comerciales   Agua de mar hexagonalAgua de TlacoteAirborneAju mbaiseAqua DetoxBioregulador umbilicalCartílago de tiburónCDSExcel-sis CellsFlores de BachGarcinia gummi-guttaGcMAFGonadotropina coriónica humanaHadacolHomeodim fitHoodia gordoniiLogarMiracle Mineral SolutionOscillococcinumPlata coloidalPrevagenQiapi 1SilimarinaTetrasilVelas para los oídosVital Cure
Servicios milagro   Hidroterapia de ColonLimpieza hepáticaOzonoterapiaTest de intolerancia alimentaria
Véase también   CharlataneríaDesintoxicaciónFraude multinivelInfomercialProductos milagroPseudocienciaSuplementos alimenticiosTerapia orgónica