Atlántida

De Wiki Pseudociencia
(Redirigido desde «Atlantis»)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Artículos sobre
00-Hadas Logo.jpg
Leyendas

Mito

Atlántida (en griego antiguo Ατλαντίς νῆσος, Atlantís nēsos, isla de Atlas) es el nombre de una isla mítica mencionada y descrita en los diálogos Timeo y Critias, textos del filósofo griego Platón. La isla medía 560 kilómetros, en tanto que la ciudad tenía 19 kilómetros de largo.

Los escritos de Platón (347 AEC) sitúan la isla «más allá de las Columnas de Hércules» (el Estrecho de Gibraltar); la describen como «más grande que Libia y Asia juntas», y la señalan como una potencia marítima que 9600 años antes de la época del legislador ateniense Solón. Se supone que esta ciudad habría conquistado gran parte de Europa y el norte de África, siendo sólo detenida por una hipotética Atenas prehelénica, después de lo cual habría desaparecido en el mar posiblemente a causa de un violento terremoto y de un gran diluvio, «en un solo día y una noche terribles».[1]

Refutación

Mapa de Athanasius Kircher mostrando una supuesta ubicación de la Atlántida. (Mundus Subterraneus, 1669). Cortesía Wikipedia.

A pesar de las repetidas afirmaciones de su descubrimiento, nadie sabe dónde estaba la Atlántida, o si es que alguna vez existió. No es sorprendente que pese a la ausencia de evidencias millones de personas sigan creyendo que esa Isla maravillosa se encuentra por ahí en alguna parte. Para ser justos con el público, es fácil ser engañado dada la forma en que siguen llegando nuevos reportes del descubrimiento del continente perdido o su casi descubrimiento siguen llegando año tras año. He aquí una pequeña muestra de llamativos titulares que ciertas fuentes de noticias de renombre vieron a bien colocar colocar pero que en última instancia, resultaron infundados: Imágenes de satélite "Muestran la Atlántida",[2] "la Atlántida, obviamente, cerca de Gibraltar",[3] "Tsunami da pistas de dónde puede encontrarse la Atlántida".[4] Pero hay algo interesante en este tipo de informes recurrentes: la Atlántida nunca ha sido encontrada.

Las extrañas afirmaciones acerca de una supuesta tecnología avanzada, cristales, y poderes paranormales vinculados con la Atlántida hacen que cualquier escéptico o perspona con un mínimo de pensamiento crítico, pongan, de entrada, en duda la existencia de ese mítico lugar. Algunos creen, por ejemplo, que los sobrevivientes, al menos altamente sofisticados de la ciudad hundida, emigraron a otros continentes y fundaron grandes civilizaciones como las de los mayas, los de Egipto y Grecia.

Charles Berlitz, el mismo escritor que despertó la creencia en el Triángulo de las Bermudas, también escribió La Atlántida: El Continente Perdido Revelado. Berlitz va tan lejos como para promover la creencia de que la gente de la Atlántida poseía armas nucleares muchos miles de años atrás y que fue una guerra nuclear a gran escala la que destruyó su cultura.

A quien sepa sobre el tema dirá que los ciudadanos de la Atlántida no solo pertenecían a una cultura no sólo muy avanzada sino extraordinariamente sabia y pacífica. La Atlántida no era implemente una gran cultura antigua, se convirtió gracias a las leyendas generadas posteriormente en una utopía habitada por seres de gran inteligencia y casi con superpoderes. Sin embargo, como se puede notar, esto contradice directamente la fuente original de la historia de la Atlántida. El filósofo griego Platón escribió que el pueblo de la Atlántida era belicoso y le faltaba el sentido de evitar su propia desaparición.

Una versión de la historia es que los esclavos sobrevivientes de la Atlántida son nuestros antepasados. Se instalaron en todo el mundo e intentaron recrear la cultura y la tecnología de la Atlántida después de la catástrofe, pero fracasaron porque no eran lo suficientemente inteligentes. El mundo agitado y dividido en que vivimos hoy es el resultado de sus intentos fallidos.

A pesar de la ausencia de una buena evidencia para cualquiera de estas afirmaciones, la Atlántida permanece, igual que sucede con Nessie, como una de las creencias más populares hoy en día. Un estudio hecho por Baylor en 2006 encontró que el 41.2 por ciento de los estadounidenses cree en la existencia de "antiguas civilizaciones avanzadas tales como la Atlántida."[5] Y para agregar más insulto al agravio, un estudio sobre creencias pseudocientíficas en las aulas de Estados Unidos reveló que el 16 por ciento de los profesores de ciencias de preparación secundaria creen en la Atlántida.[6]

Aunque muchos escépticos se burlan de la mera mención de la Atlántida y no pueden resistirse a reprender a aquellos que se atreven tocar el tema, existen otros que tienen una mente más abierta a la posibilidad de que muchos descubrimientos impresionantes aún están por venir en lo que respecta a la arqueología marina. Esto es en parte debido a una entrevista esclarecedora con Bob Ballard hace unos años. Ballard es el explorador submarino que descubrió el Titanic y los respiraderos hidrotermales que sustentan la vida en las aguas profundas de las Galápagos. Ballard es un entusiasta de la la arqueología marina y está convencido de que en el futuro podría haber nuevos descubrimientos submarinos. Ballard cree que muchos hallazgos serán posibles gracias a tecnología robótica y de búsqueda que continúan mejorando. Esto es algo que podría suceder, dice Ballard.[7]

Mientras que las personas con pensamiento crítico no tienen ningún problema con la posibilidad de una antigua ciudad costera llamada Atlántida hubiera sido destruida por un volcán, terremoto o tsunami, es una cosa totalmente diferente, sin embargo, creer que los habitantes de esa ciudad eran alienígenas, mágicos, o que fueron tecnológicamente avanzados hasta el punto de dividir el átomo, poseer armas nucleares e incluso aviones.

El que una ciudad con un desastroso final no es una idea tan descabellada. Podría suceder. Y ha sucedido. Solo hay que recordar Pompeya y Herculano. Pero todavía hay un problema con esta afirmación acerca de la Atlántida: no tenemos buena evidencia de qué fue lo que le pasó a una ciudad llamada Atlántida si es que existió y de la cual no tenemos evidencia de que sea así. Aparte de la mención de Platón sobre la Atlántida en sus escritos hace más de dos mil años, supuestamente basado en una historia muy antigua que escuchó, no hay nada más que lo respalde. La historia no dice nada sobre la Atlántida. Esto debió levantar una gigantesca bandera roja en la mente de todos. La conclusión más razonable es que Platón estaba contando una historia de ficción como herramienta de enseñanza.

Si hubo realmente una cultura prominente que se jactaba de poderes sobrenaturales, gobernada por alienígenas, que llegó a tener una tecnología asombrosa, o que era, por lo menos, un importante poder político y militar del día, debe haber referencias directas y evidentes de ella en otros escritos hechos por otras culturas. Pero no los hay, o están muy bien ocultos. El arqueólogo Kenneth Feder, autor de Fraudes, mitos y misterios: Ciencia y pseudociencia en la Arqueología, ha considerado la afirmación sobre la Atlántida y concluye que el silencio intercultural al respecto es más que revelador. Él cita la supuesta guerra entre la Atlántida y Atenas que describió Platón como ejemplo:

Es inconcebible que no haya ninguna mención de una gran victoria militar de Atenas sobre una ciudad como la Atlántida -o en cualquier otro lugar, incluso vagamente parecida, en las obras de los historiadores griegos que seguían a Platón. Sin embargo, este es precisamente el caso.... Del mismo modo, usted no va a leer los discursos de los historiadores modernos argumentando a favor o en disputa acerca de la historicidad de El Señor de los Anillos o Harry Potter, ya que estos, se entiende por supuesto, que son obras de ficción. De la misma manera, los historiadores griegos que vinieron después de Platón no sintieron la necesidad de hablar en sus escritos acerca de la historia de la Atlántida; ellos la entendían como la obra de ficción que Platón siempre pretendió que fuera.

~Kenneth L. Feder.[8]

El escenario de la Atlántida podría ser plausible de alguna forma básica, es decir, una ciudad costera o isla fue golpeada por un desastre natural como un terremoto o un tsunami. Sin embargo, las descripciones populares modernas de la poderosa Atlántida están lejos de ser convincentes para cualquier persona que exija buenas razones para creer en afirmaciones inusuales. Es difícil, por ejemplo, aceptar la idea de la guerra nuclear de Berlitz que supuestamente ocurrió casi diez mil años antes de la Edad Media. También hay un problema práctico para aquellos que insisten en que la Atlántida era un "continente" como lo es Australia. "Ciudad" y "continente" no son términos intercambiables, como podría parecer, dada la manera inconsistente en el que se describe a la Atlántida. Esta distinción es importante. Aunque puede ser relativamente fácil de extraviar una antigua ciudad bajo el agua en alguna parte, la pérdida de un continente es harina de otro costal. Con la tecnología moderna es imposible que a los oceanógrafos y geólogos se les hubiera escapado.

Los creyentes sugieren que el continente simplemente se inundó. Por supuesto que se plantea la pregunta: ¿De dónde vino toda el agua adicional necesaria para que eso ocurriera? Podría haberse hundido profundamente en la tierra después de un terremoto y luego haber sido cubierta por el agua, dicen. Posible, pero no hay evidencia geológica que pueda apoyar un evento tan espectacular que se haya producido en tiempos relativamente recientes. Tenga en cuenta que el marco de tiempo es importante, ya que lo hace aún más improbable. Sabemos que los continentes pueden moverse grandes distancias y la tierra puede cambiar dramáticamente en el transcurso de muchos millones de años. Pero casi diez mil años, parece muy poco tiempo para ocultar una masa del tamaño de un continente a las miradas indiscretas de los científicos modernos.

En cuanto a las afirmaciones extremas de poderes mágicos o de alta tecnología que dominan la creencia popular en la Atlántida, es casi seguro que no es más que el producto de la imaginación humana. ¿De dónde más podrían venir estas ideas? Después de todo, nadie ha presentado ningún artefacto proveniente de la Atlántida que haya sido confirmado. Además, nadie se ha mostrado un solo artefacto, de cualquier tipo, de cualquier cultura antigua que demuestre poseer poderes sobrenaturales o de tecnología avanzada. Pero eso no impide que algunas personas de confianza declaren que el pueblo de la Atlántida era de origen extraterrestre, que utilizaban energía de cristales para alimentar su civilización, que podían controlar el clima del planeta, y que son responsables de barcos y aviones desaparecidos en el Triángulo de las Bermudas.

Conclusiones

Hasta que alguien realmente se presente en una conferencia de prensa con una carroza de diez mil años de antigüedad impulsada con energía nuclear con capacidad de levitar y con una gran letra A en el lateral, solo entonces podremos empezar a creer en la Atlántida y esta dejará de ser lo que hasta este momento ha sido: solo un mito.

Véase también

Referencias y ligas externas

(Nota de la administración) Algunas ligas podrían estar rotas o algunos videos pueden haber sido eliminados.

  1. Blundell, Nigel. Grandes Enigmas (The World's Greatest Mysteries). 1a. ed. México: Edivisión, 1987. Print. Editorial Diana. México. ISBN 968-13-1784-X
  2. Paul Rincon, “Satellite Images ‘Show Atlantis,’” BBC News, June 6, 2004, http://news.bbc.co.uk/2/hi/science/nature/3766863.stm.
  3. BBC News, “Atlantis ‘Obviously Near Gibraltar,’” BBC News, September 20, 2001, http://news.bbc.co.uk/2/hi/science/nature/1554594.stm
  4. BBC News, “Tsunami Clue to ‘Atlantis' Found,” BBC News, August 15, 2005, http://news.bbc.co.uk/2/hi/science/nature/4153008.stm
  5. Baylor Institute for Studies of Religion, “American Piety in the 21st Century,” Baylor University, September 2006, p. 45, http://www.baylor.edu/content/services/document.php/33304.pdf.
  6. Theodore Schick and Lewis Vaughn, How to Think about Weird Things (New York: McGraw-Hill, 2011), p. 7.
  7. Bob Ballard, entrevista con el autor. Citado en “Deep Secrets,” de Guy P. Harrison, Caymanian Compass, Junio 13 de 2002, p. 14.
  8. Kenneth L. Feder, Encyclopedia of Dubious Archaeology: From Atlantis to the Walam Olum (Santa Barbara, CA: Greenwood, 2010), p. 33.
P Leyendas y mitos
Leyendas comunes   BrujeríaIsla de San BorondónLa AtlántidaLa colonia perdida de RoanokeLa maldición de TutankamónLas tribus perdidas de IsraelLemuria y MuLeyendas sobre eclipses solaresMilagro del SolOannesObeahProdigio de OcotlánShambhala