Apiterapia

De Wiki Pseudociencia
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pseudoterapias
Bad Pharma Logo.png
en medicina

La apiterapia es una pseudociencia o medicina alternativa que se caracteríza por utilizar productos de abejas melíferas, como lo son la miel, el polen, los propóleos, la jalea real[1] y el veneno de la abeja. Se define como la administración de picaduras de abejas para tratar una amplia variedad de enfermedades. Los defensores de la apiterapia hacen reclamos por sus beneficios de salud que siguen sin estar respaldados por la medicina basada en la evidencia.[2][3]

Supuestamente "desata" el "poder curativo" del cuerpo. Según una teoría, la "energía" de las abejas y su veneno resulta ser la clave del método.[4]

Terapia

Veneno de abeja

La mal llamada Terapia del Veneno de Abeja (o BVT por sus siglas en inglés) es la aplicación "terapéutica" del veneno de abeja melífera a través de picaduras de abejas vivas para "brindar alivio y curación" para varias dolencias y problemas como la artritis, la bursitis, tendinitis, enfermedad de Lyme, esclerosis múltiple, dolencias espinales, articulares o musculoesqueléticas, y un montón más de enfermedades. De hecho, se enumeran unas 35 enfermedades como mínimo que se dice que se pueden curar con este método.[5]

Por supuesto, para las personas que son alérgicas a las picaduras de abeja, este "tratamiento" puede ser fácilmente fatal; y para el resto, equivale un poco más de lo que en realidad llamamos "extracción de billetera a cambio de un nada despreciable dolor".

No se ha encontrado ninguna investigación que apoye algún uso terapéutico para el veneno de la abeja melífera, excepto en vacunas contra la alergia para personas que están en riesgo de morir a causa de picaduras de abeja.[6] Las dosis calibradas se administran con cuidado (mucho menos de lo que se obtendría de una picadura real), y esto puede conferir una tolerancia al alergeno. Pero incluso esto no está garantizado. El uso del veneno de abeja como terapia alternativa tiene todas las señales de ser solo una excusa más para los charlatanes sin experiencia médica para cobrar por algún truco inútil que puede disfrazarse como una terapia médica. Pero este es un caso en el que puede garantizarse que si le das tu dinero a una de estas personas, te picarán.[7]

Otros métodos

La aplicación mediante el veneno de abeja no sólo se usa mediante la picadura; también se puede ingerir en polvos o líquidos. Esto es mucho más útil, teniendo en cuenta que la mayoría de las abejas, debido a que su aguijón se atasca en la piel y se inyecta el veneno (junto con prácticamente el abdomen entero de la abeja) resulta en la muerte de la abeja unos minutos más tarde.[8] Sobra decir que ninguno de estos métodos ha demostrado ser eficaz.[9]

Jalea real

La Jalea real es producida por las abejas para alimentar a sus bebés y reinas. Contiene azúcar, agua, diversas proteínas y ácidos grasos.[10] Si bien parece ser bueno para las abejas, también hay reclamos de beneficios para la salud de los seres humanos. Sus usos en medicina alternativa incluyen como tratamiento para el asma, fiebre del heno, enfermedad hepática, pancreatitis, insomnio, síndrome premenstrual (SPM), úlceras estomacales, enfermedad renal, fracturas óseas, síntomas de la menopausia, trastornos de la piel, colesterol alto, envejecimiento, sistema inmune problemas y pérdida de cabello. También se usa en productos de belleza para la piel. Existe alguna evidencia de que Melbrosia, que contiene jalea real y polen de flores, puede ser beneficioso para las mujeres menopáusicas. No hay evidencia de que la jalea real pueda tratar cualquier otra cosa, y algunas pruebas han demostrado que no es efectiva para la fiebre del heno.[11]

Peligros

La terapia con veneno de abeja también incluye un serio riesgo inherente: aproximadamente el 2% de las personas son alérgicas a las picaduras de abeja y podrían sufrir reacciones alérgicas y shock anafiláctico. Ya ha habido algunos casos documentados donde el shock anafiláctico causado directamente por la apiterapia ha resultado en la muerte de un paciente.[12]

Si se trata de una picadura real de abeja, también representa un peligro para la abeja (la abeja muere). Los niños corren el riesgos de las esporas de botulismo en la miel.[13]

Terapia y Esclerosis Múltiple

Para entender completamente cómo surgió la apiterapia, es necesario comprender la enfermedad a la que se dirige principalmente: la esclerosis múltiple. La EM es una enfermedad del sistema nervioso central que produce una variedad de síntomas neurológicos. La causa de la EM aún no está clara, pero lo que se sabe es que en los pacientes con la enfermedad el sistema inmunitario ataca el cerebro y la médula espinal, que normalmente están aislados del sistema inmunitario. La inflamación resultante causa áreas de desmielinización (la mielina es el aislamiento alrededor de las fibras nerviosas) que da como resultado una placa, un área donde la conducción normal se desacelera o se bloquea. La ubicación de la placa determina el déficit neurológico que resulta.

La característica importante de la EM, sin embargo, es su imprevisibilidad. Nuevas placas surgen en momentos y lugares aleatorios, y el 90% de las placas son silenciosas (sin síntomas visibles). Las placas también pueden variar en tamaño y gravedad, y también en su potencial para sanar. La mayoría de las nuevas lesiones se resolverán de forma espontánea, parcial o completamente. Además, incluso en una persona con EM estable, sin la formación de nuevas lesiones, los síntomas pueden variar de forma significativa y rápida en función de otros factores, como la temperatura corporal.

El resultado final es que nadie, ni el paciente ni el médico, pueden predecir el curso de la EM en ningún individuo. El paciente de EM debe vivir con la incertidumbre de lo que le deparará el futuro, ya que se ven afectados por las exacerbaciones y las remisiones imprevisibles. Es por esta razón que los pacientes con EM son especialmente susceptibles a los reclamos de nuevas curas milagrosas, y por qué la información anecdótica con respecto a tales terapias es casi inútil en términos de la formación de conclusiones científicas confiables. De esta forma, la esclerosis múltiple es típica de las enfermedades que son los objetivos favoritos de la medicina popular: es impredecible, susceptible a remisiones espontáneas y no se puede curar con la medicina convencional.

Historia

Aunque no especialmente "corriente principal", la apiterapia parece haber existido desde tiempos del Antiguo Egipto. La miel tiene un probado efecto antibacteriano si se usa externamente, y fue ampliamente utilizada para tratar heridas antes del advenimiento de desinfectantes desarrollados específicamente. También puede ser útil cuando no se pueden usar otros desinfectantes, por ejemplo, los cantantes a menudo beben miel (mezclada con jugo de limón) para calmar los dolores de garganta, aunque esto todavía es un poco controvertido en cuanto a si funciona o si es solo una distracción para dejar de hacerlo. emborrachándose en su lugar.

Refutación

Desafortunadamente, como vemos a menudo con la medicina popular en general, la práctica y las creencias están completamente desconectadas de la investigación científica. La apiterapia se convirtió en otro sistema de creencias casi espiritual en el cual el poder de una abeja se usa para "sanar".[14]

Para conocer más, véanse los siguientes artículos relacionados

Otras falsas terapias


Referencias y ligas externas

(Nota de la administración) Algunas ligas podrían estar rotas o algunos videos pueden haber sido eliminados.

  1. «Biological Sciences - Faculty of Science and Engineering: University of Waikato». sci.waikato.ac.nz (en en-NZ). Consultado el 2018-06-28.
  2. Russell, Jill (2009). American Cancer Society Complete Guide to Complementary & Alternative Cancer Therapies (en inglés). American Cancer Society. ISBN 0944235719.
  3. Cassileth, Barrie R. (2011). The Complete Guide to Complementary Therapies in Cancer Care: Essential Information for Patients, Survivors and Health Professionals (en inglés). World Scientific. ISBN 9814335169.
  4. Raso, Jack (25 de Marzo de 2007). «The Expanded Dictionary of Metaphysical Healthcare». Vía Quackwatch. Consultado el 28-06-2018.
  5. «Bee Well Therapy | Bee Venom Therapy (Apitherapy) | Traveling Bee Venom Therapist». Bee Well Therapy (en inglés estadounidense).
  6. M, Guzmán; Antonieta, María; Salinas L, Jessica; Toche P, Paola; M, Marinovic; Angélica, María; O, Gallardo; María, Ana (2007-2012).«Inmunoterapia con veneno de himenópteros: presentación de diez casos clínicos». Revista médica de chile 135 (12): 1566-1571. ISSN 0034-9887. doi:10.4067/S0034-98872007001200010. Consultado el 2018-06-28.
  7. Dunning, Brian. «Student Questions: The Montauk Monster and Bee Sting Therapy». 3 de Noviembre de 2009. Skeptoid Podcast #178.
  8. «Why do bees die after they sting? (Page 1) - Invertebrates (Including Insects) - Ask a Biologist Q&A». www.askabiologist.org.uk (en inglés). Consultado el 2018-06-28.
  9. «MS Society of Canada - Medical Update Memo - June 2, 1998». 2009-09-06. Consultado el 2018-06-28.
  10. «Jalea real». Wikipedia, la enciclopedia libre. 2018-03-22. Consultado el 2018-06-28.
  11. «Royal Jelly: Uses, Side Effects, Interactions, Dosage, and Warning». www.webmd.com (en inglés). Consultado el 2018-06-28.
  12. «Woman dies from bee-sting therapy that Goop, Gwyneth Paltrow promote». Ars Technica (en inglés estadounidense). Consultado el 2018-06-28.
  13. «Food Standards Agency - Eat well, be well - Children and babies». 2011-02-01. Consultado el 2018-06-28.
  14. Novella, Steven (26 de Noviembre de 2008). «Bee Venom Therapy – Grassroots Medicine», vía Science-Based Medicine (en inglés estadounidense). Consultado el 28 de Junio de 2018.