Amina y Sarah Said

De Wiki Pseudociencia
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Víctimas de la religión
Sarah And Amina Said.jpg
Sarah y Amina Said
Religión ofensora
Causa
Huir de un matrimonio arreglado y tener novios
Fecha
1 de enero de 2008
Categoría
Asesinato por honor
Cómo
Por disparo
Estatus
Fallecidas

Sarah Said (16 de marzo de 1990-1 de enero de 2008) y Amina Said (2 de marzo de 1989-1 de enero de 2008) respectivamente en la foto, fueron dos hermanas que fueron asesinadas por su propio padre, Yaser Abdel Said, un energúmeno que tenía ataques de furia excesiva. Yaser Abdel Said está prófugo de la justicia norteamericana.

Antecedentes

El amor de adolescentes siempre es parte del crecimiento de hombres y mujeres. Aunque para Amina y Sarah Said, tener novios norteamericanos en la escuela secundaria resultó mortal.

Sarah y Amina eran consideradas estudiantes modelo, inteligentes, atléticas, bonitas, divertidas y ambiciosas. Las niñas estaban en la lista de honor y planeaban convertirse en doctoras. Las sonrisas y actitudes de estas hermanas engañaban a la mayoría de los maestros y compañeros, pero amigos más cercanos veían a través de su fachada, notando rasguños, moretones y miedo. Amina alguna vez tuvo impresiones de heridas de sus frenos en sus labios después de que su padre, Yaser Abdel Said, la pateara. Se le negó atención médica ya que probablemente conduciría a una investigación de abuso infantil. Yaser ya era conocido por sus tendencias abusivas. Golpeaba a su esposa y a sus hijos y abusaba de sus hijas cuando eran pequeñas.

A las chicas les estaba prohibido tener novios. Yaser las amenazó muchas veces y planeó casarlas después de la graduación de la escuela secundaria con pretendientes que él eligió de su ciudad natal en Egipto. Amina recibió una beca para asistir a Texas A&M. Cuando le preguntó a su padre cuándo podría asistir a la universidad una vez que se haya casado, él le dijo cuándo/ y si su esposo lo permitiera.

Yaser se enfurecía cada vez más por las maneras occidentalizadas con que se comportaban sus hijas, desde sus actitudes y aspiraciones hasta sus gustos en ropa y música. Cuando descubrió que Amina tenía un novio serio durante la Navidad de 2007, sacó un arma a las chicas. Cuando Yaser se enteró de que Sarah tenía también un novio, las tensiones se elevaron tan alto que Patricia Yaser, la madre de las chicas, las escondió en otro estado con sus novios.

Yaser Abdel Said

El asesinato

Yaser logró manipular a Patricia para atraer a sus hijas de nuevo a casa. Cuando Amina descubrió la estratagema, se negó a reunirse con su padre y se quedó con sus amigos. Sarah obedeció y prometió romper con su novio. En el día de Año Nuevo, Amina aceptó reunirse con su familia para tomar el té. Su padre, que trabajaba como taxista, recogió a Sarah y Amina en su taxi y sacó un arma. Amina murió al instante después de que dos disparos destrozaron su médula espinal.

Sin embargo, Sarah tuvo una muerte más larga y aterradora. Le disparó nueve veces y trató de hacer una llamada de emergencia al 911 en su teléfono celular antes de que Yaser terminara su acto criminal. Las hermanas fueron encontradas muertas en el taxi aparcado en un hotel.[1]

La llamada telefónica de Sarah al 911 fue presentada en el minidocumental Murder in the Family: Honor Killing in America de la cadena noticiosa Fox News. La voz de Sarah es de desesperación mientras gritaba al teléfono "¡Ayuda! ¡Ayuda! Mi papá me ha disparado y estoy muriendo". Al otro lado de la línea, el agente del 911 pregunta lo que sucede, y ella responde: "¡Estoy muriendo! ¡Eso es lo que está sucediendo!" De inmediato la voz cambia a un tono más aterrado: "¡Por Dios, detente, detente!". Al final, sólo se escucha la voz del agente preguntando "Señorita, ¿está ahí? ... Señorita ¿sigue ahí?"

noframe

Como la rata asquerosa que es, Yaser Said huyó del país y sigue en libertad, pero está siendo perseguido por el FBI. Esta rata sucia ha dejado un hogar destrozado por el odio y dos hijas muertas, cuyas vidas fueron cortadas por la furia ciega de un padre deshonroso. La traición final de un padre contra sus propios hijos.

Un documental llamado El precio del honor explora la historia de las hermanas y trae a la luz el tema de los asesinatos de honor en los EE.UU. La película cuenta cómo las adolescentes estadounidenses no pudieron escapar libremente del control sofocante de su padre egipcio, víctimas, en última instancia, de lo que dicen los cineastas es una tendencia de asesinatos de honor que no se reconoce en los EE.UU.

En el documental Ruth Trotter dice: "Amina siempre supo que Yaser iba a asesinarla, era sólo una cuestión de cuándo y dónde.

noframe

Cuando murió Amina, ella estaba saliendo con el hijo de Trotter, Joseph, y Sarah también tenía un novio, aunque ambos habían intentado ocultarlo de su padre. "Ella obligó a Joseph que prometiera que no se haría daño a sí mismo, que cuando muriera el viviera su vida" -añadió Trotter.[2]

Amina y Sarah Said fueron presentadas en la campaña "Stop Islamization of America’s Freedom" (Paren la islamización de la libertad de los Estados Unidos) promovida por una compañía de taxis en Chicago para dar a conocer los horrores de los asesinatos de honor.[3]

Véase también

Otras víctimas de la religión de paz

Referencias y ligas externas

(Nota de la administración) Algunas ligas podrían estar rotas o algunos videos pueden haber sido eliminados.