Laetrilo

De Wiki Pseudociencia
(Redirigido desde «Amigdalina»)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pseudoterapias
Bad Pharma Logo.png
en medicina

El laetrilo (o Laetrile, marca patentada) se promueve como un tratamiento alternativo contra el cáncer, pero no hay evidencia de que funcione.

Laetrilo

El laetrilo es una forma parcialmente sintetizada por el hombre de la sustancia natural amigdalina. La amigdalina es una sustancia proveniente del reino vegetal que se encuentra en las nueces crudas y las semillas de muchas frutas.[1]

Algunas personas conocen al laetrilo como vitamina B17, aunque no es una vitamina.

Amigdalina

La amigdalina es glucósido cianogénico proveniente de plantas que se encuentra en los granos de muchas frutas y en numerosas plantas pertenecientes al género de Prunus. La amigdalina consiste en una gentiobiosa, un disacárido compuesto de dos unidades de D-glucosa y mandelonitrilo. La amigdalina fue aislada por primera vez en 1830 por dos químicos franceses Robiquet y Boutron-Charlard. Se piensa que la amigdalina administrada oralmente se hidroliza en prunasina y glucosa mediante enzimas digestivas humanas, y la prunasina se degrada adicionalmente en mandelonitrilo en el intestino delgado. La transformación del mandelonitrilo en benzaldehído y cianuro -y su toxicidad subsecuente- se debe principalmente a la microflora intestinal.

Aunque es común que los nombres laetrilo, vitamina B17 y amigdalina se empleen de forma indistinta, no son el mismo producto. La composición química del Laetrile patentado en los Estados Unidos (mandelonitrilo-β-glucurónido), que es un derivado semisintético de la amigdalina, es diferente del laetrilo (amigdalina) producido en México (mandelonitrilo-β-D-gentiobiósido), elaborado a partir de semillas de albaricoque machacadas. El mandelonitrilo, que contiene un grupo de cianuro, es un compuesto estructural de ambos productos.[2][3]

Antecedentes

En la década de 1950, una forma intravenosa de amigdalina fue patentada y se le bautizó como laetrilo. Laetrilo es una palabra creada a partir de las primeras letras de laevorotatorio y las últimas cinco de mandelonitrilo y describe una forma semisintética de la amigdalina. La amigdalina es un compuesto que se puede aislar de las semillas de muchas frutas tales como melocotones, almendras amargas y albaricoques. Tanto el laetrilo como la amigdalina tienen un componente estructural común, el mandelonitrilo, que contiene cianuro.

La forma patentada en los Estados Unidos, aunque no aprobada, es un compuesto semisintético compuesto de ácido D-glucorónico y mandelonitrilo, mientras que el laetrilo fabricado en México se extrae de granos de albaricoque triturado que consiste en amigdalina.

En la década de 1970, el laetrilo fue ampliamente promovido como agente contra el cáncer, ya sea por sí solo o como parte de un programa con una dieta particular, dosis altas de suplementos vitamínicos y enzimas pancreáticas. Pero no hay evidencia científica de que el laetrilo o la amigdalina pueda tratar el cáncer ni ninguna otra enfermedad. A pesar de esto, todavía se promueve como un tratamiento alternativo del cáncer. La gente lo usa en lugar de los tratamientos convencionales contra el cáncer como la quimioterapia o la radioterapia.

B17 Kent Hovind.jpg

El charlatán Kent Hovind ha promovido frascos de vitamina B17 (sinónimo del laetrilo) a partir de semillas de albaricoque, en su canal de Youtube, como posible cura del cáncer.

El laetrilo puede causar efectos secundarios graves en algunas personas por lo que tampoco se recomienda que se use junto con un tratamiento contra el cáncer convencional.

No hay evidencia de que el laetrilo pueda ayudar con el cáncer, pero algunas personas lo usan porque creen que podría:

  1. mejorar su salud, niveles de energía y bienestar
  2. desintoxicar y limpiar el cuerpo
  3. ayudarlos a vivir más tiempo

El laetrilo está disponible como inyección (intravenosa), tabletas, lociones para la piel y líquido para aplicarse por el recto.

Tomar laetrilo en tabletas tiene más efectos secundarios que usarlo como inyección. Esto se debe a que las bacterias digestivas y las enzimas descomponen el laetrilo y liberan cianuro (sal del ácido cianhídrico), un veneno poderoso. El cianuro impide que las células reciban oxígeno, lo que en elevadas dosis las mata. Se cree que es el cianuro de hidrógeno el principal compuesto supuestamente antineoplásico que se forma a partir del laetrilo mediante liberación localizada.

Los promotores de laetrilo suelen recomendar que usted tenga inyecciones diarias en una vena durante 2 o 3 semanas, seguidas por comprimidos de laetrilo durante algún tiempo.

Por lo general también sugieren que tome altas dosis de vitaminas y siga una dieta especial. Por lo tanto, puede ser un tratamiento bastante rígido y complejo que seguir.

Efectos secundarios Los efectos secundarios de laetrilo son los mismos que los del cianuro. Éstos incluyen:

  1. Fiebre
  2. Dolores de cabeza
  3. Mareo
  4. Daño hepático
  5. Párpados caídos
  6. Falta de oxígeno a los tejidos del cuerpo
  7. Caída en la presión arterial
  8. Daño nervioso, causando pérdida de equilibrio y dificultad para caminar
  9. confusión, coma y, finalmente, la muerte
  10. Coma

Se estima que comer aproximadamente 50 a 60 semillas de albaricoque, o 50 g de laetrilo, puede causar la muerte.

Las personas que toman laetrilo en tabletas, no deberían comer otros alimentos que contengan amigdalina tales como:

  • Almendras crudas
  • Zanahorias
  • Apio
  • Albaricoques
  • Melocotones
  • Brotes de soya
  • Nueces
  • Semilla de lino
  • Altas dosis de vitamina C (Ácido ascórbico)
  • Pepitas de frutas trituradas

Estos alimentos son seguros para comer sin laetrilo porque los niveles de amigdalina en ellos son bajos.

También es importante que cualquier persona con problemas de hígado sepa que laetrilo puede causar más daño a ese órgano.

Investigación del laetrilo como tratamiento contra el cáncer

El laetrilo se utilizó por primera vez como tratamiento del cáncer en Rusia en 1845, y en los Estados Unidos en la década de 1920.

La mayoría de los sitios web o revistas que promueven el laetrilo basan sus afirmaciones en opiniones no apoyadas por la comunidad científica, y en evidencias anecdóticas. La realidad es que no hay ninguna evidencia científica que apoye al laetrilo como tratamiento eficaz para el cáncer o cualquier otra enfermedad.

La falta de eficacia del laetrilo y el riesgo de efectos secundarios por intoxicación con cianuro llevó a la Agencia de Alimentos y Drogas (FDA, por sus siglas en inglés) en los EE.UU. y a la Comisión Europea a prohibir su uso. Sin embargo, es posible comprar laetrilo o amigdalina vía el Internet. Como no hay control gubernamental sobre estos mercados, los preparados pueden, no sólo provenir de fuentes cuestionables, sino que también pueden estar contaminados. Los pacientes con cáncer deben ser informados sobre el alto riesgo de desarrollar efectos adversos graves debidos a envenenamiento por cianuro después de la aplicación de laetrilo o amigdalina, especialmente después de la ingestión oral. Este riesgo podría aumentar con la ingesta concomitante de vitamina C, sobre todo en vegetarianos con deficiencia de vitamina B12.

Nadie está autorizado a vender laetrilo en la Unión Europea porque no hay pruebas de que funcione, y debido a sus graves efectos secundarios. También está prohibido en los EE.UU. por la Agencia de Alimentos y Drogas (FDA).

Un sitio web estadounidense estimó que las inyecciones de laetrilo durante 21 días para comenzar el tratamiento cuestan alrededor de $336. Posteriormente cuesta alrededor de $160 al mes para las tabletas de laetrilo.

Algunos hospitales y clínicas en México ofrecen laetrilo. Pueden utilizar un tipo diferente de este compuesto que el disponible en los sitios web. Algunos sitios web alientan irresponsablemente a las personas con cáncer a viajar a las clínicas mexicanas para recibir tratamiento. El tratamiento en las clínicas puede costar miles de dólares y también se tiene que pagar por su pasaje aéreo y alojamiento.

Hay que tener especial cuidado al leer cualquier sitio web que promueva el uso de laetrilo o que recomiende tratamiento en clínicas de dudosa honorabilidad.

El charlatań asesino Hellfried Sartori incluyó el laetrilo en su famoso cóctel letal que inyectaba a sus pacientes con cáncer (a pesar de que no tenía licencia para fungir como médico en Australia). Ningún paciente sanó, pero la gran mayoría falleció por lo tóxico del menjunje.

La verdad científica

  • En los estudios con animales, el laetrilo mostró poca actividad anticancerígena
  • En los ensayos clínicos con seres humanos, no mostró ninguna actividad anticancerígena.
  • Los efectos secundarios relacionados con la toxicidad del laetrilo corresponden a los síntomas de la intoxicación por cianuro.
  • El uso del laetrilo no está aprobado en los Estados Unidos.

La promoción inapropiada del laetrilo para el tratamiento del cáncer dio lugar a que la FDA llevara a cabo una investigación que culminó con la presentación de cargos y condena de un distribuidor.[4]

Una palabra de precaución

Es comprensible que las personas quieran probar cualquier cosa si creen que les podría ayudar a tratar o curar su cáncer. Pero detener el tratamiento contra el cáncer -como la quimioterapia o la radioterapia- y cambiarlo por una pseudoterapia que no ha probado su eficacia podría ser muy perjudicial para la salud.

Muchos sitios web promueven laetrilo como una cura para el cáncer. Pero ninguna organización científica de renombre apoya ninguna de estas afirmaciones.

Otras falsas terapias


Referencias y ligas externas

(Nota de la administración) Algunas ligas podrían estar rotas o algunos videos pueden haber sido eliminados.

  1. Stefania Milazzo & Markus Horneber (2015) laetrile treatment for cancer. Cochrane Gynaecological, Neuro-oncology and Orphan Cancer Group. DOI: 10.1002/14651858.CD005476.pub4. Vía: onlinelibrary.wiley.com.
  2. Fenselau C, Pallante S, Batzinger RP, et al. (1977). Mandelonitrile beta-glucuronide: synthesis and characterization. Science 198 (4317): 625-7.
  3. Chandler RF, Anderson LA, Phillipson JD (1984). Laetrile in perspective. Can Pharm J 117 (11): 517-20.
  4. National Cancer Institute (2017) Laetrilo (amigdalina) (PDQ®)–Versión para profesionales de salud. Actualización marzo 2017. (Español) Vía: cancer.gov.