Alcohólicos Anónimos

De Wiki Pseudociencia
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Organizaciones
00-Organizaciones magufas.jpg
Magufas

Alcohólicos Anónimos (AA) es una agrupación de carácter internacional de ayuda contra el alcoholismo fundado el 10 de junio de 1935 en Akron, Ohio (EE.UU), por William Griffith Wilson y Bob Smith. Se afirma que es una asociación sin fines de lucro y, supuestamente sin afiliaciones religiosas. Consiste en comunidades de hombres y mujeres que comparten mutuas experiencias para resolver el problema del alcoholismo. Para ser miembro el único requisito que se requiere es el deseo de dejar la bebida.[1]

AA es una asociación cuyas características importantes es que tiene prohibido recibir cualquier tipo de ayuda económica pública o privada, ni subvenciones, ni donaciones. Se sostiene con las contribuciones de sus miembros, lo que garantiza su independencia de cualquier organismo, público o privado.

Logo de AA de México

El programa de Alcohólicos Anónimos, conocido como programa de doce pasos, es el número uno en el tratamiento para el alcoholismo en los Estados Unidos impuesta por los tribunales y el apoyo de la comunidad médica durante el último medio siglo. Muy pocas compañías de seguros de salud cubre el tratamiento del alcoholismo o adicción a las drogas que no se base en el programa de los doce pasos.

Sería razonable suponer, por tanto, como la mayoría de la gente lo hace, que AA no es sólo un tratamiento exitoso para el alcohólico, sino que es probablemente el mejor disponible hoy en día.

Ambos supuestos son totalmente infundados y sin apoyo por evidencia científica o histórica. La verdad es que la evidencia disponible sugiere que el tratamiento de AA ofrece muy poca o ninguna ayuda a largo plazo para los alcohólicos activos. Además, existe una amplia evidencia de que, a largo plazo, la exposición repetida a este programa es realmente peligrosa para muchos alcohólicos y que en realidad se beneficiarían si consiguieran tratamiento médico por su cuenta.

Historia

AA es una organización muy descentralizada cofundada en 1935 por Bill Wilson, un corredor de bolsa sin éxito, y Bob Smith, un cirujano.

Wilson era alcohólico y. mientras estuvo bajo un tratamiento con drogas psicotrópicas, tuvo la visión de una luz brillante y la revelación de que él podría ser salvado sólo con dar su vida por completo a Dios, y que una parte importante de su recuperación sería llevar las noticias de su epifanía y recuperación a otros alcohólicos.

Wilson conoció a Smith al principio de su recuperación. Smith también había encontrado con éxito la sobriedad dando su vida a Dios, y sobre todo a Jesucristo, a través del Grupo Oxford. Estos dos hombres consideraron sus recuperaciones personales como un milagro. Partieron inmediatamente a difundir la palabra a otros alcohólicos. Mientras reunían reclutas a su método de salvación alcohólica, la asistencia regular a las reuniones altamente ritualizadas de sus compañeros se convirtió en un aspecto esencial de la doctrina de la AA.

A Wilson se le atribuye la autoría del texto fundamental de Alcohólicos Anónimos, generalmente llamado el El Gran libro (The Big Book, 1939). En este libro, Wilson esbozó doce pasos por los cuales él creía que cualquier alcohólico puede recuperarse. En un segundo libro, titulado los Doce Pasos y las Doce Tradiciones (1952), Wilson mejoró ​​en gran medida los doce pasos y ha añadido doce principios para el mantenimiento de la organización AA.

Su tasa de éxito del reclutamiento fue casi cero al principio. En el momento de la redacción de El Gran Libro, alrededor de 1938-1939, alegaron una membresía activa de más o menos un centenar. Hay escasa evidencia del éxito general de los primeros adeptos, que no sea el que asistieron regularmente a las reuniones y siguieron tratando el programa cuando recayeron. Aún así, parece que hubo una tasa de abandono considerable, lo que obligó a Wilson y a Smith que reclutaran constantemente nuevos miembros.

En 1939, El Gran libro había sido publicado, y Wilson y Smith fueron a promover enérgicamente su programa en otras ciudades con los ingresos procedentes de las ventas de los libros. Un recuento de sus esfuerzos fue hecho por Jack Alexander en un artículo del Saturday Evening Post en 1941, tras lo cual, comenzaron a recibir la atención nacional. También encontraron apoyo en la persona de John D. Rockefeller Jr. Con sus enormes recursos e influencia, Rockefeller hizo mucho para ayudar a mantener viva la naciente organización.

Evidencia y propaganda

Estos hechos históricos no están en disputa. La misma historia básica está disponible en la literatura de AA o en su sitio web, http://www.alcoholics-anonymous.org. Lo que no se menciona allí, pero es digno de mención es que la comunidad médica en general rechazó la "cura" AA para el alcoholismo desde el inicio. Esto es comprensible, ya que, como veremos, la supuesta cura implica apelaciones a un ser sobrenatural, y todos los informes de éxito fueron totalmente anecdóticos. No obstante, El Gran Libro abre con el respaldo del Dr. Robert Silkwood, que había trabajado con alcohólicos durante años y conocía a Wilson personalmente.

Silkwood se impresionó con la recuperación de Wilson y contribuyó con la única opinión médica en el libro. También desarrolló una teoría personal en la que los alcohólicos habían adquirido una alergia al alcohol, algo que todavía se ofrece como un hecho científico dentro de AA, pero que nunca ha sido respaldado por la comunidad médica. No parece haber ninguna evidencia para apoyar la teoría de la alergia al alcoholismo. El alcoholismo no fue incluso médicamente reconocido como una enfermedad hasta que la Asociación Médica de Estados Unidos lo declaró en 1956. Si se preguntara al alcohólico anónimo medio que describa la naturaleza de su enfermedad, invariablemente responderá, "El alcoholismo es una alergia del cuerpo y una obsesión de la mente."

Hoy, AA cuenta con dos millones de adherentes en más de 120 países; este es un número citado en la cuarta edición de El Gran Libro (2005), así como el sitio web de la AA. Cómo es que AA llegó a este número no está claro, lo mismo con la presentación de informes de sus tasas de éxito en conseguir y mantener a los alcohólicos sobrios. Estadísticas fiables son notoriamente difíciles de conseguir cuando se trata de drogadictos. Uno sólo tiene la palabra de los usuarios en cuanto a si, o no, han permanecido sobrios, a menos que existan registros de encarcelamiento, usuarios atrapados en el acto, o relatos de primera mano de los asociados, o reportes de pruebas químicas forzadas.

AA tampoco hace un seguimiento de los miembros porque la asistencia es anónima. Aún así, con el fin de encontrar apoyo en la comunidad médica, AA necesita compilar algún tipo de estadísticas sobre las tasas de éxito. A partir de 1964, la Organización de Servicios Generales de Alcohólicos Anónimos (OSG) comenzó a realizar sus encuestas trienales de su población actual y la compilación de los resultados. El informe de 1983 afirma que es el primero en utilizar técnicas científicas de muestreo estadístico. En ese año, AA finalmente contrató a un consultor profesional que introdujo la técnica de muestreo estratificado estadísticamente válida. Aunque AA nunca empleó métodos estadísticos válidos antes de 1983, sí reportó periódicamente tasas de éxito del 25 al 50 por ciento o incluso más.

Así, por los primeros cuarenta y ocho años de su existencia, los miembros de AA simplemente se inventaron números. Irónicamente, AA se describe a sí misma como un programa de "honestidad rigurosa." Sin embargo, la introducción de métodos estadísticos válidos (si se aplican correctamente) podrían haber dado datos fiables a partir de 1983. En encuestas de 1989, AA informó que en promedio, después de seis meses, el 93 por ciento de los nuevos asistentes había dejado el programa, y ​​que después de un año sólo del 5 al 7 por ciento se mantuvo. No está claro si tiene o no en cuenta los que se van y regresan al programa en varias ocasiones en un período de años.

El 5 a 7 por ciento reportado por un año continuo de sobriedad es generalmente considerado como una tasa de éxito a corto plazo en el programa de AA. Miembros con décadas de sobriedad son difíciles de encontrar y son muy valorado como ponentes en las reuniones. Algunos viajan extensivamente para promover la causa. Otros se convierten en asesores en adicciones con licencia y trabajan en instalaciones que incluyen la iniciación de los doce pasos. De esta manera, la percepción intra-programa de tener muchos veteranos se perpetúa.

Esto nos lleva a la siguiente serie de preguntas fundamentales. Sea o no AA que se haya demostrado que funcione de forma fiable o repetible, ¿cómo se supone que funciona? ¿Podría ser un culto religioso en lugar de una cura para el alcoholismo?

Los Doce Pasos

AA afirma ser un programa espiritual, no religioso, de recuperación alcohólica. Declara que el alcoholismo es una enfermedad de cuerpo, mente y espíritu. Pero se centra enteramente en el espíritu - sea lo que eso signifique. Los doce pasos son esenciales para comprender la filosofía de AA:

Estos son los 12 pasos sugeridos por Alcohólicos Anónimos:[2]

  1. Admitimos que éramos impotentes ante el alcohol, que nuestras vidas se habían vuelto ingobernables.
  2. Llegamos al convencimiento de que un Poder Superior podrá devolvernos el sano juicio.
  3. Decidimos poner nuestras voluntades y nuestras vidas al cuidado de Dios, como nosotros lo concebimos.
  4. Sin miedo, hicimos un minucioso inventario moral de nosotros mismos.
  5. Admitimos ante Dios, ante nosotros mismos y ante otro ser humano, la naturaleza exacta de nuestros defectos.
  6. Estuvimos enteramente dispuestos a dejar que Dios nos liberase de todos estos defectos de carácter.
  7. Humildemente le pedimos que nos liberase de nuestros defectos.
  8. Hicimos una lista de todas aquellas personas a quienes habíamos ofendido y estuvimos dispuestos a reparar el daño que les causamos.
  9. Reparamos directamente a cuantos nos fue posible el daño causado, excepto cuando el hacerlo implicaba perjuicio para ellos o para otros.
  10. Continuamos haciendo nuestro inventario personal y cuando nos equivocábamos lo admitíamos inmediatamente.
  11. Buscamos, a través de la oración y la meditación, mejorar nuestro contacto consciente con Dios, como nosotros lo concebimos, pidiéndole solamente que nos dejase conocer su voluntad para con nosotros y nos diese la fortaleza para cumplirla.
  12. Habiendo obtenido un despertar espiritual como resultado de estos pasos, tratamos de llevar este mensaje a los alcohólicos y practicar estos principios en todos nuestros asuntos.

Tomado en su conjunto, que se ofrecen como un "programa sugerido de recuperación". Se dice que los recién llegados a AA deben tomar lo que puedan usar y dejar el resto; al menos, eso es lo que se les dice al principio. No hay duda, sin embargo, que las enseñanzas de los doce pasos están destinados a ser un juego completo y totalmente necesario de instrucciones (¿Mandamientos?) para que el alcohólico logre una sobriedad duradera. Es obvio que los pasos son una ruta recomendada para la iluminación teológica, no sólo para la sobriedad.

Estos pasos son una expansión directa de los principios enseñados por el Grupo Oxford, fundado por Frank Buchman, de la que Bill Wilson y Smith eran miembros devotos. El grupo Oxford, por cierto, no tiene ninguna afiliación con la Universidad de Oxford y más tarde cambió su nombre por el Rearme Moral (Moral Re-Armament) y luego, de nuevo, a Iniciativas de Cambio (Initiatives of Change).

Los principios de Oxford:

  1. Para buscar la guía divina en todos los aspectos de la vida.
  2. Humillarse a sí mismo ante Dios y entregarse por completo a Él.
  3. Reconocer las ofensas contra los demás.
  4. Restituir a aquellos contra quienes hemos pecado.
  5. Promover el grupo, de una manera evangélica, al público

Por examen de la evidencia existente, si no por propia admisión (AA insiste en que no es un programa religioso), AA parece ser una secta religiosa. Se alienta a los miembros a buscar activamente una relación personal con Dios. Aboga por el rezo por intercesor, la confesión de los pecados, y promueve el evangelismo. Muchas personas han ido más lejos y consideran a AA un culto religioso peligroso. ¿Cómo puede justificarse esta interpretación?

Adoctrinamiento

Debe considerarse que quienes se acercan a AA están en problemas. Estos alcohólicos están en la peor de las formas y se han debilitado física y emocionalmente. De eso no existe duda. Algunos están a punto, literalmente, de beber hasta morir o volverse loco. Otros han sido enviados por la corte para asistir a esa organización porque cometieron un delito bajo la influencia de las bebidas alcohólicas. En el medio se encuentran los que están hartos de la vida debido a la adicción al alcohol. Ellos han tratado de romper el círculo vicioso por su cuenta y han fracasado. Se les ha dicho que hay esperanza en la comunidad de la Doble A. Y, muy importante, han encontrado que la sociedad les ofrece muy poco de ayuda. Parece que tienen pocas opciones. Las personas en este estado están deprimidas y desesperadas. Ellos están listos para recibir la esperanza, que AA afirma ofrecer si tan "sólo siguen algunas reglas simples."

Pero la esperanza que ofrece AA comienza y termina con el adoctrinamiento a un conjunto de creencias religiosas. Mucho tiempo podría ser empleado en examinar los detalles de este adoctrinamiento, ya que hay muchas sutilezas. Los métodos son típicos de otros cultos de control mental, por lo que es útil resumirlos aquí.

A los recién llegados (revelador es que se les mencionan en el programa como "pichones") se les dice que su única esperanza de supervivencia es aceptar la derrota completa y la impotencia ante el alcohol. En principio se les dice que si sólo abrieran sus mentes a la idea de un poder mayor que ellos, tendrían una oportunidad. Se les dice que el Poder puede ser lo que ellos deseen. En un ejemplo ridículo, se llegó a hablar de un hombre que eligió un picaporte como su Poder Superior y se mantuvo sobrio orando a la perilla de la puerta hasta su muerte.

El avance habitual es que, bajo la guía de la comunidad de AA, lo que los pichones pueden haber concebido originalmente como el Poder, al poco tiempo se convierte en el tradicional dios judeo/cristiano/musulmán. Un dios de oración, intercesión y salvación final. Nótese que los doce pasos cómo el ser impotente ante la enfermedad del alcoholismo se convierte rápidamente en una forma indescriptible de locura. Entonces los pichones deben hacer un inventario moral antes de que puedan continuar su camino a la recuperación (¿cómo se puede esperar que los locos hagan un un inventario moral? Es algo que nunca se menciona).

A continuación, a los pichones se les dice que tienen, no sólo una enfermedad, sino profundos defectos de carácter (¿pecados?). Ellos deben confesar sus pecados. Ellos deben suplicar a Dios que elimine sus defectos de carácter. Deben rendirse a su voluntad a Dios y orarle sin cesar. Por último, deben darse cuenta de que nunca van a ser totalmente libres de esta horrible enfermedad mortal. Sólo pueden mantenerse a raya al involucrarse con otros alcohólicos, es decir, al traer más pichones al programa. Se les anima a asistir a las reuniones de AA tan a menudo como sea posible por el resto de sus vidas.

El mensaje es muy claro. Los alcohólicos tienen una sola oportunidad de conocer, de modo personal, a Dios copn el programa de AA. ¿Pero qué sucede si recaen? La recaída es muy común dentro y fuera de AA, aunque las cifras exactas son, de nuevo, difícil de encontrar. El punto aquí es que a los alcohólicos se les ha dicho en repetidas ocasiones, y con bastante fuerza, que nunca podrán tomar alcohol otra vez. Si lo hacen, van a estar peor de lo que estaban la última vez que se detuvieron. Se les dice que su enfermedad crece tanto si beben activamente o no. Se repite un mantra en la mayoría de las reuniones de AA, "Sin la AA, el alcohólico está condenado a uno de tres destinos:. Encarcelamiento, locura o muerte" Existe un profundo nihilismo a tal doctrina, pero AA prospera dentro de tal nihilismo y sus miembros sufren la falta de esperanza implícita en ella.

Cuando el alcohólico en recuperación recae, como a la mayoría le sucede, hay una tendencia hacia el fatalismo. "Soy impotente. No puedo detenerme y Dios no ha respondido mis oraciones, por lo tanto soy inferior, incluso sin valor". Si una persona es verdaderamente impotente ante el alcohol y si él o ella ha fallado incluso con la ayuda de Dios, ¿por qué no seguir bebiendo?

¿Qué tipo de programa ofrece solo un día o incluso un momento de recuperación y llamarse a sí mismo un éxito? ¿Cómo podría alguien ser descrito como alcohólico tras veinte años sobrio? Sonaba demasiado como un cristiano que debe estar siempre en guardia contra Satanás, no como un hombre o una mujer con una condición médica que debe ser sometido a un tratamiento médico basado en evidencia científica.

El anonimato es una poderosa herramienta con la que AA se promociona al público. Muchos miembros de AA ocupan cargos en el gobierno y la industria de la salud. Incluso si asumimos que sus motivos son puros, si no se identifican a sí mismos como partidarios de una organización basada en una deidad que requiere del proselitismo por sus miembros es estrictamente nulo ético.

Los miembros de AA no utilizan, salvo en contadas ocasiones, sus nombres completos. Incluso los co-fundadores de AA todavía se les refieren a menudo como "Bill W." y "Doctor Bob."

Digamos, por ejemplo, que el presidente de la compañía de seguros de la empresa XYZ, "Juan Pérez", ha sido un miembro de AA desde hace años. Él acepta y practica los doce pasos. En todas las asociaciones directas con AA, se le conocerá simplemente como Juan P. El hecho de que él es miembro de AA puede que nunca sea conocido en su papel de presidente de XYZ.

Esto es correcto en el sentido de su vida privada bajo la ley. Pero recuerde que Juan es un miembro de un culto religioso. Ha sido adoctrinado en el sistema de creencias de que AA es el único camino hacia la recuperación alcohólica y ese camino requiere devoción a un Dios, el judeocristiano.

Ya que AA es reconocido por el gobierno de Estados Unidos como un grupo de autoayuda sin fines de lucro, aquí no hay conflicto. La verdad, sin embargo, es que AA es un culto religioso.

Las compañías de seguros no se supone que paguen por un tratamiento religioso, pero habitualmente lo hacen. Los resultados son que AA sigue floreciendo y algunos de sus miembros siguen haciendo un montón de dinero, mientras que algunos alcohólicos reciben la ayuda a largo plazo que necesitan. Incluso podría tener una mayor tasa de mortalidad que la población general.

El otro gran problema está en el sistema legal de los Estados Unidos. Aunque sería perfectamente legítimo que los tribunales sentencien que los delincuentes alcohólicos entren a un programa médico y probado de rehabilitación de forma rutinaria, es rotundamente ilegal y, de hecho, inconstitucional que los sentencien a un programa religioso. Sin embargo, sucede.

Habría un beneficio de la duda si se llegara a la conclusión de que los tribunales han sido engañados por el culto a AA. Y probablemente esto sea verdad hasta cierto punto.

El culto evangélico de AA ha buscado deliberadamente la proliferación de su programa de conversión religiosa mediante la infiltración en la comunidad médica y el sistema legal de los Estados Unidos de América. Ha utilizado su principio de anonimato para disfrazar estos esfuerzos. Aunque, ciertamente, muchos miembros de AA son bien intencionados y creen profundamente en su causa, AA ha mentido a la opinión pública estadounidense durante setenta años. AA no tiene una cura o una esperanza que ofrecerle a los alcohólicos que sufren. Los estadounidenses deben reconocer la verdadera naturaleza de AA, su fracaso abismal, y los peligros inherentes.

Referencias y ligas externas

(Nota de la administración) Algunas ligas podrían estar rotas o algunos videos pueden haber sido eliminados.

  1. A Brief Guide to Alcoholics Anonymous. 1972. (En inglés)
  2. Los Doce Pasos en la página de la Central Mexicana de Servicios Generales de Alcohólicos Anónimos, A. C. 2012.
P Instituciones magufas
Anticientíficos   Alcohólicos AnónimosAnswers in GenesisCienciologíaColegio KeplerEarth Help ProjectEscuela Libre de Homeopatía de MéxicoGreenpeaceInstituto para el Conocimiento Puro y AplicadoMuseo de la creaciónNación del IslamOrganización Mundial Para la Conservación y Recuperación de la SaludOrganización Mundial para la Investigación ParanormalPatriot Bible UniversitySociedad de la Tierra PlanaUniversidad Bob Jones
Otros   Instituto Mexicano de Líderes de ExcelenciaSociedad John Birch
Véase también   AnticienciaCharlataneríaFábrica de diplomasFábrica de doctorados honoris causaPseudociencia