Abigail Piland

De Wiki Pseudociencia
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Víctimas de la religión
Abigail Piland.jpg
Abigail Piland
Religión ofensora
Autor (es)
Padre y madre
Causa
Negligencia de los padres
Fecha
9 de febrero de 2017
Cómo
Encefalopatía neonatal bilirrubínica no tratada
Estatus
Fallecida

Abigail Piland, una bebé de días de nacida (nació el 6 de febrero de 2017, fue víctima de la negligencia de sus padres.

La madre, de 30 años, Rachel Joy Piland, y su esposo, Joshua Barry Piland, de 36 años, fueron acusados ​​del homicidio involuntario de la niña al negarse a llevarla al medico para tratarle una enfermedad.[1]

El 6 de febrero de 2017, la bebé nació sin problemas evidentes en su casa, a una cuadra al este del Lansing Country Club. Pero cuando la partera que ayudó en el parto, volvió al día siguiente para revisarla, notó que Abigail ya no parecía saludable. Se veía icterizada (su piel se veía amarilla), y la partera aconsejó a Rachel Piland, la madre, a llevar a la bebé a un pediatra o a una sala de emergencias ya que podría sufrir daño cerebral o morir si no se le daba cuidado médico adecuado.

Rachel declinó buscar tratamiento médico para Abigail, declarando que "Dios no comete errores" y le dijo a la partera que la bebé estaba bien.

La condición de Abigail empeoró y el 8 de febrero, cuando comenzó a toser sangre.

En lugar de llevar a la niña al médico, Rachel colocó a su hija cerca de una ventana, usando sólo un pañal y con un secador de pelo para mantenerla caliente. En un momento, Rachel le dijo a su madre, Rebecca Kerr, lo que la comadrona le dijo cuando le hizo ver lo extraño del color de piel de su nieta. Rachel procedió a ir a escuchar sermones religiosos.

En la mañana del 9 de febrero, Rebecca y Rachel notaron sangre que salía de la nariz de la bebé y que no estaba comiendo, ni respirando bien. Rebecca quizo pedir ayuda, pero Rachel no lo permitió y, alrededor de las 11 de la mañana del mismo día, Rachel encontró a su hija muerta en su asiento hinchable

Joshua Barry Piland y Rachel Joy Piland. Foto del Departamento de Policía de Lansing.

Un médico examinador más tarde lo atribuyó a una hiperbilirrubinemia y a Encefalopatía neonatal bilirrubínica no tratada, ambos problemas relacionados con la ictericia infantil son tratables con apropiado cuidado médico. La ictericia infantil es una decoloración amarilla en la piel y los ojos de un recién nacido. Ocurre porque la sangre del bebé contiene un exceso de bilirrubina, un pigmento amarillo de los glóbulos rojos.

El detective de la policía de Lansing, Peter Scaccia, informó que: "Luego llevaron a la bebé al piso de arriba para orar por ella. Joshua, el padre, continuó masajeando a Abigail, tratando de que respirara bien. Tanto Joshua como Rachel llamaron a amigos y compañeros de su iglesia para que fueran a su casa y oraran por la resurrección de Abigail, pero nunca llamaron a la policía."[2]

Los oficiales se enteraron de la muerte de Abigail después de que el hermano de Rachel llamó desde California y les contó sobre el deceso de la bebé. Cuando llegó la policía descubrieron el cadáver de la bebé y la gente orando sobre su cuerpo.

Joshua y Rachel no llevaron a Abigail a ver a un médico especialista ni siquiera cuando la sangre estaba saliendo de su boca. Todo porque sus padres pusieron más confianza en Dios que en alguien que realmente podría ayudar.

Otras víctimas de la religión

Referencias y ligas externas

(Nota de la administración) Algunas ligas podrían estar rotas o algunos videos pueden haber sido eliminados.

  1. Christopher Haxel (2017). "God... makes no mistakes": Warned baby could die, couple rejected treatment, police say. Vía: Lansing State Journal.
  2. Chloe Castleberry (2017) "God makes no mistakes": Christian couple in Michigan are charged with manslaughter after they refused jaundice treatment for their newborn daughter. Vía: dailymail.co.uk.