Oliver Ibáñez

De Wiki Pseudociencias
(Redirigido desde «Óliver Ibáñez»)
O Ibanez.jpg
Oliver Ibáñez
Información Biográfica
País Spain.jpg
España
Lugar Barcelona
Información Personal
Ocupación Teórico de la conspiración
Afiliación
Acusación
Charlatán y promotor de pseudociencias
Oliver Ibáñez es un terraplanista español e "investigador" del mundo de las conspiraciones que cree que en los últimos años él solo ha destapado los planes de los siniestros agentes de la élite Illuminati publicando vídeos a través de la plataforma de Youtube, donde cuenta con miles de seguidores. Es un ferviente admirador de quienes defienden la falsa teoría de la Tierra plana, aunque no pertenece a la Flat Earth Society.

Antecedentes

Su pasión por "descubrir la verdad" y compartirla con quien quiera oírlo le ha llevado a escribir el libro Tierra Plana: La mayor conspiración de la historia, un libro tan lleno de anticiencia que parece haber sido escrito en broma. Tan lleno de idioteces que incluso el título así lo indica, pues es verdad que lo de la Tierra Plana es una conspiración.

Oliver es graduado en derecho por la Universidad de Barcelona lo cual apoya la teoría de que hasta las personas con título pueden tragarse vaciladas sin chistar, el problema es cuando quieren que los demás acepten sus "chorradas".

De acuerdo con lo que Ibáñez mismo escribió para publicitar su libelo anticientífico, existe una élite mundial que gobierna en la sombra y que es el culpable de haber sumido a la humanidad en la más profunda ignorancia acerca del mundo en el que vivimos.

Del mismo modo, afirma que en esta "conspiración global" juegan un papel preponderante la NASA, los sistemas educativos de todo el mundo y los medios de comunicación. Estos tres villanos de película cómica han hecho creer a la población que la Tierra es una esfera giratoria que viaja a enormes velocidades por el espacio exterior.

Ibáñez declara que tiene la certeza y las evidencias de que los científicos de todo el mundo se han unido en una gran maniobra para ocultar el hecho de que jamás se ha demostrado ni la esfericidad, ni el movimiento de la Tierra y, que de hecho, todos los experimentos científicos que se han realizado para detectar el movimiento y la curvatura de la Tierra en realidad han determinado que nuestro planeta es un plano totalmente inmóvil.

El buen Ibáñez afirma que todo lo que defiende está respaldado por la "observación" y la "experiencia", es la que aparece en las Sagradas Escrituras y la que han adoptado todas las civilizaciones a lo largo de la historia.

Es curioso saber que muchos cristianos tratan de defender inútilmente que los textos bíblicos confirman la redondez de Tierra, cuando en realidad la Biblia (igual que el Corán) describen una Tierra plana, no esférica. Sin embargo, Ibáñez defiende el literalismo bíblico y no se le ha visto debatir con otros cristianos acerca de este punto crítico.

Ibáñez está seguro de que los agentes del mal han sustituido nuestro mundo real por una especie de Matrix creada a partir de teorías engañosas y ficticias.

En más de una ocasión, Ibáñez se ha mostrado partidario del creacionismo, criticando la teoría de la evolución en algunas ocasiones. Aunque en esos casos ha sido más perezoso, ya que o ha sacado su información de libros anti-científicos como los de Harun Yahya[1] (con argumentos zombi y "pruebas" refutadas hasta el hartazgo)[2], o ha usado los mismos 4 argumentos que tienden a usar supuestos "defensores de la fe" (argumento cosmológico, teleológico, ontológico y el argumento moral), aunque no duda en llamarlas "pruebas científicas".[3]

Los problemas

Falsa inferencia.

Un verdadero problema es que Ibáñez solo infiere las cosas y escribe sobre ello, pero no hace ningún tipo de experimentación para demostrar lo que dice. Cree que la Biblia es una especie de texto científico (mismo error en el que caen los musulmanes).

La observación y la experiencia solo son partes, pequeñas, del mundo de la ciencia. El método científico es un proceso que, para ser llamado científico, debe basarse, no solo en lo empírico, sino también en la medición, además de estar sujeto a los principios específicos de las pruebas de razonamiento.

Ni en su libro, ni en ninguno de sus videos, Ibáñez ha mostrado la más mínima evidencia de lo que afirma, solo conjeturas y frases pseudocientíficas lanzadas al aire, porque sabe que entre la audiencia habrá alguien que atrape una y se la crea.

Aunque en la ciencia si se permite la inferencia como parte del quehacer científico, los pseudoinvestigadores, como Ibáñez, caen en la falacia de la Falsa Inferencia.

Por ejemplo, un defensor de los fantasmas está en casa, ve caer un muñeco del escritorio. Dado que está solo, infiere que ha sido un ser del más allá, invisible e insonoro, el que ha derribado el muñeco. El problema es que el tipo se queda con su propia explicación acerca de lo que presenció, y no se ha puesto a pensar que existen varias explicaciones diferentes que no incluyen un proceso sobrenatural.

No nos equivoquemos, un científico puede inferir, eso está claro, pero lo hace fundamentándose en razonamientos educados gracias a su bagaje académico. Ibáñez, y otros youtubers deshonestos, no hacen esto. Prefieren quedarse sin hacer una verdadera investigación, ya sea experimentando ellos mismos o buscando información en verdaderas páginas web académicas.

El escándalo viral

El día 15 de noviembre de 2017, Pedro Duque, un astronauta español, colocó un mensaje desde su cuenta de twitter debido a su preocupación de que el movimiento terraplanista esté teniendo un auge sorprendente en pleno siglo XXI.

Pedro Duque Twitter.jpg

Casi de inmediato, Ibáñez contestó desde su cuenta (donde, como cualquier deshonesto hace, bloquea a todos sus críticos).

Ibanez Twitter.jpg

En esta respuesta, Ibáñez hace una falsa generalización al decir "la gente", como si el 100% de la población creyera en la broma de la Tierra plana. Posteriormente declara que es por que "así lo indica el método científico y la simple observación". Esto es indicativo de que el sujeto no conoce cómo funciona el método científico. Y no solo no lo conoce, sino que evita emplearlo a la hora de escupir especulaciones y conjeturas sin base científica. Inferir sólo por "observación" deja abierta la puerta para que entren las falacias de pensamiento ilusorio y del sesgo de confirmación

noframe

La frase "La Tierra bola, en cambio, está basada en teorías que jamás se han comprobado y en imágenes fraudulentas creadas por ordenador."

En ninguno de sus videos muestra a qué "teorías" se refiere, así como tampoco muestra una metodología para refutarlas.

Ibáñez olvida que el onus probandi recae en él. Tiene que demostrar que sus "teorías" son verdaderas, y debe hacerlo en la arena científica, no en el circo de las conspiraciones.

No existe ni un solo artículo, ni siquiera en revistas open access, donde haya puesto sus teorías a prueba para que sean revisadas por científicos que estudian las ciencias de la Tierra. Ya no digamos en Journals donde hay revisión por pares, aunque sería razonable dudar que haya científicos que revisen su artículo porque no lo considerarían un par, sino lo que en verdad es: un desquiciado paranoico conspiranoico.

Ibáñez y el agujero negro

Según Ibáñez, la fotografía del agujero negro tomada por el Telescopio del Horizonte de Eventos (Event Horizon Telescope) el 10 de abril de 2019, no es más que una imagen generada por computadora. De acuerdo con esta idiota declaración, el trabajo de conectar una red mundial de ocho telescopios desplegados en una variedad de sitios de gran altitud, que incluían volcanes en Hawai y México, montañas en Arizona y la Sierra Nevada española, el Desierto de Atacama de Chile y la Antártida, no fue más que para crear una imagen por computadora que cualquier muchacho aficionado al diseño hubiera creado con una computadora personal de escritorio en menos de cuatro horas.

Algunas creencias de Ibáñez

Muchas de las creencias de Ibáñez derivan de sus propias investigaciones en Internet (Efecto Jenny McCarthy), no de haberse dado un clavado en artículos de ciencia publicados por verdaderos científicos. La siguiente es una lista no exhaustiva de sus creencias:

  • Michelle Obama es hombre.
  • El Big Bang nunca ocurrió.
  • Todos los ataques terroristas en Europa fueron montajes del gobierno.
  • No hay tal cosa como proceso evolutivo por selección natural
  • La Luna es translúcida y está dentro de la atmósfera terrestre.
  • El alunizaje fue un montaje de Hollywood.
  • Los satélites de comunicación no existen.
  • La gravedad es una fuerza inexistente.
  • Las estrellas son pequeñas luminarias en la bóveda celeste, a pocos kilómetros de la Tierra, y están dentro de un fluido.
  • Los eclipses son causados por orbes oscuros sin luz que giran en el firmamento junto a las demás luminarias.
  • La NASA emplea gráficas por computadora para engañar a las personas con la teoría heliocéntrica.
  • Los Nefilims son gigantes que en verdad existieron.
  • La Tierra no gira, de otro modo, el agua saldría disparada al espacio.
  • El Sol y la Luna, por simple observación, se ven del mismo tamaño, por lo tanto son del mismo tamaño.
  • A diferencia de muchos cristianos creacionistas que afirman que los dinosaurios cohabitaron con el ser humano, Ibáñez afirma que estas criaturas jamás existieron.
  • Los meteoritos, asteroides y cometas no existen. Nunca han chocado cuerpos espaciales en la superficie de la Tierra.
  • La fotografía del agujero negro tomada por el Telescopio del Horizonte de Eventos (Event Horizon Telescope) el 10 de abril de 2019, no es más que una imagen generada por computadora.

Está de sobra afirmar que todo lo anterior son especulaciones y que Ibáñez no ha presentado ni una sola prueba o evidencia de lo que escupe. No aplica ningún método basado en verdadera ciencia para probar lo que dice.

El libro de Enoc e Ibáñez

noframe

Ibáñez es un defensor del texto llamado el Libro de Enoc, sobre todo en la parte en la que este mítico personaje habla de la Tierra como si de un rectángulo plano se tratara.

En el Libro de Enoc se habla de confines de la tierra y lugares donde nacen las estrellas del cielos y los portales de los que proceden. En el texto se habla que el Sol "asciende y se oculta y retorna a través del norte para regresar al oriente". Esto es congruente con el concepto que de la tierra plana tienen los conspiranoicos de siempre. En el capítulo 72, verso 37, Enoc afirma que el sol "brilla siete veces más que la de la luna, aunque al observarlos a ambos tengan igual tamaño"; una frase que también es congruente con las tonterías que defienden los terraplaneros. En el capítulo 18 declara que a Enoc le fue "mostrado un profundo abismo [...] y más allá de este abismo vi un sitio sobre el cual no se extendía el firmamento, bajo el cual no había tampoco cimientos de la tierra"; dando a entender que había llegado a los confines de la Tierra.

La diferencia es que Ibáñez apoya la noción enochiana de que la tierra no es un círculo, sino más bien un rectángulo. Ibáñez se atreve a decir, con sus mentiras de siempre que nunca sabremos cómo funcionan las luminarias al 100%, ya que Enoc fue el único que vio el cielo desde arriba.[4]

Es de notarse que los terraplanistas hablan de un muro de hielo que se yergue alrededor del planeta. Este muro de hielo no es mencionado en ninguna parte por Enoc.

El escándalo con Risto Mejide

El 4 de julio de 2019, Risto Mejide, el presentador del programa español de la cadena Cuatro Todo es mentira, permitió que Ibáñez participara vía telefónica para que contestara algunas preguntas defendiendo su posición terraplanista ante la audiencia.[5] En la primera pregunta, Mejide quiso saber si el terraplanismo deja ganancia y se interesó por la cantidad que factura gracias a sus seguidores, pero en lugar de responder, el youtuber comenzó atacando a la NASA llamándola "negocio espacial". Posteriormente, y sin tener razón para ello, metió en el tema a la esposa del presentador, la también youtuber Laura Escanes. "Su mujer tiene un canal de Youtube y creo que gana más que yo", escupió Ibáñez en el programa.

Momentos más tarde, Mejide se interesó por la cantidad de ejemplares que ha vendido de su libro en el que apoya el terraplanismo. "No lo sé porque Amazon no te da un número", afirmó su interlocutor mientras la escritora Lucía Etxebarría y el científico Álex Riveiro, presentes en escenario, desmentían sus palabras: "Es mentira, Amazon sí te da un número". Mejide contestó a manera de burla: "¿Me estás diciendo que un terraplanista me está mintiendo?".

Ibáñez, molesto replica: "Si la primera pregunta que me hacéis es que cuánto dinero gano, ¿qué queréis que conteste? Preguntadme por argumentos". Si no deseaba contestar, bien pudiera haber dicho que no tenía un cálculo preciso, pero haberse inventado una mentira ya habla de la deshonestidad que tienen este tipo de sectarios "terraplanitos", como los ha bautizado el youtuber Curve Planet.

Posteriormente, Ibáñez volvió con su argumento zombi de que el modelo oficial es falso debido a la "física de los fluidos". "La superficie de agua nunca se ha visto que se curve y que se adapte a una esfera", añadió Oliver, para luego criticar que las imágenes que muestran las agencias espaciales estén creadas por computadora.

Después de que Álex Riveiro refutara en unos segundos esta pseudoteoría, haciendo referencia a la ley de la gravedad, Ibáñez preguntó quién era el que osaba a desmontarle sus tonterías sin sentido, y cuando le dijeron quién era, pasó a la ofensiva comentando que a Riveiro lo tiene bloqueado en Twitter. Al interrumpir constantemente la intervención del científico, Risto le pidió respeto a Oliver pero este no le hizo caso: "No me interesa escucharle". Mejide, ya exaltado le dijo a Ibáñez "Entonces está en el programa equivocado, gracias por estar con nosotros y buenas tardes", dando por terminada la plática.[6]

Álex Riveiro comentó sobre la participación de Ibáñez: "Me hace gracia porque Oliver no está dando ningún argumento por el que defienden que la Tierra es plana. Está atacando a todo el mundo para no tener que justificar algo en lo que creo que ni ellos se creen de verdad."

Ibáñez subió un video hablando del desaguisado defendiéndose de manera patética.

Muchos seguidores del programa señalaron en redes sociales que los individuos entrevistados no son más que unos estafadores e, incluso, se lamentaron por el hecho de que el programa Todo es mentira les sirviera de tribuna para hablar de sus tonterías sin base, independientemente de que la intención fuera reírse de las mismas y desmentirlas.[7]

Para conocer más, véanse los siguientes artículos relacionados

Ibáñez forma parte de la Triada Infernal Conspiranoica Terraplanista (TICT)

noframe

Referencias y ligas externas

(Nota de la administración) Algunas ligas podrían estar rotas o algunos videos pueden haber sido eliminados.

Otros artículos relacionados con el terraplanismo

Referencias y ligas externas

(Nota de la administración) Algunas ligas podrían estar rotas o algunos videos pueden haber sido eliminados.

P
Conspiranoicos típicos
Alex JonesAlexander BackmanAndreas Faber-KaiserArt BellBen DavidsonClaudia LizaldiChristopher GreeneDavid IckeDavid MeadeDena ChurchillDonald TrumpEdwin TamaseseEleanor McBeanEric DubayGreg LockeGuillermo WoodGustavo SalleHal LindseyIgnacio Fornés OlmoIru LanducciJacob WohlJaime MaussanJenny McCarthyJose Luis CamachoLarry CookLyndon LaRoucheMumbi SerakiOliver IbáñezPaty NavidadSalfate Conspiranoicos en Medicina
Chinda BrandolinoColleen HuberEnric CostaGraciela VarelaJoseph MercolaJudy MikovitsLee MerrittLua CatalàStella ImmanuelSuzanne Humphries
Conspiranoicos históricos
Eleanor McBeanHugh Auchincloss BrownJames VicaryJoseph McCarthyWalter Siegmeister